México, un buen destino para las manufactureras estadounidenses

Carlos Zegarra Socio Líder de Management Consulting, PwC México 09/09/20

La pandemia del COVID-19 ha venido a cambiar los planes y desafíos de las empresas para 2020. El sector manufacturero, no ha sido una excepción, aunque se ha visto afectado de forma distinta, dependiendo del giro de la compañía en cuestión: desde pronósticos obsoletos de demanda -por la distorsión del consumo-, a rupturas en las líneas de suministro -que generaron escasez de insumos-, e, incluso, por la reducción de la oferta -debido a la baja disponibilidad de trabajadores o por el cierre de los centros de trabajo-, así como en la capacidad logística.

Una de las lecciones importantes que nos dejó la pandemia, fue que la alta dependencia de algunas regiones o países del mundo -China, en concreto-, puede jugar en contra. Así, el 38% y el 25% de los directores financieros de México y EUA, respectivamente, planeaban “desarrollar opciones alternativas de abastecimiento y/o cambiar los términos contractuales” de la cadena de suministro, para reconstruir o mejorar sus fuentes de ingresos. Por tanto, diversificar la cadena de suministro es vital, por lo que es necesario repensar el footprint de las cadenas de nuestras compañías y buscar acciones que nos permitan ser más flexibles, ágiles y resilientes.

 

Balance entre costo y resiliencia

La alta dependencia de algunas naciones, como China, no siempre será considerada tan conveniente para las manufactureras, en general, y las estadounidenses, en particular. No obstante, no existe una fórmula universal para evitar disrupciones importantes, la cual pueda ser utilizada para cualquier empresa, en cualquier lugar y situación, por lo que se debe tener en cuenta a qué retos se enfrenta la organización, dónde se encuentran sus clientes en la actualidad y en el futuro, así como cuáles son sus necesidades prioritarias.

Una de las estrategias que podría resultar útil, si tenemos en cuenta la alta volatilidad de la economía o eventos críticos como una pandemia, es el desarrollo de una fuente doble de abastecimiento: previo a la crisis del COVID-19, el 16% de las empresas norteamericanas que operan en el gigante asiático ya tenían planes para reajustar su producción o sus fuentes de abastecimiento, tal y como apunta la encuesta de PwC Más allá de China: Hacia una mayor diversificación y eficiencia de costos en las cadenas de suministro. Asimismo, el reporte también destaca que, de optar por una estrategia de este tipo, la producción podría abaratarse entre el 5 y el 20%, en comparación de optar sólo por China.

 

China+1, una oportunidad para México

Si bien China continuará siendo una opción atractiva para la industria, debido al ecosistema y la infraestructura ya instalada en ese país a través de los años, México es, junto a países asiáticos de bajo costo (LCC, por sus siglas en inglés) como Vietnam o Tailandia, entre otras naciones, un destino que podría ya estar en la mente de algunas compañías manufactureras del vecino del Norte. En promedio, mover la producción a nuestro país podría reducir el costo operativo un 23% -24% en el caso de optar por aquellos países asiáticos considerados de bajo costo-.

México cuenta con otras varias ventajas competitivas adicionales, como son: el bajo costo de la mano de obra, la proximidad geográfica con los Estados Unidos y el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Este último acuerdo, vigente desde del 1 de julio, dota de gran estabilidad a las relaciones comerciales entre ambos países, además de gravar con tasas arancelarias preferenciales a los productos y servicios con origen y destino en alguna de ambas naciones.

Teniendo en cuenta esta visión optimista, debemos ser cautos: no podemos prever un éxodo masivo y repentino de China a México, pero sí podemos afirmar que nuestro país cuenta con las condiciones necesarias para competir por su rol de hub de manufactura global

Originalmente publicado en LinkedIn

 

Ponte en contacto

Carlos Zegarra

Carlos Zegarra

Socio Líder de Management Consulting, PwC México

Teléfono +52 55 5263 5822

Síguenos: