Banca comercial, la favorita de las empresas familiares mexicanas

José Ignacio El-Mir Socio de Deals, PwC México 01/07/19

Un gobierno corporativo más sólido y una visión más estratégica, facilitarían a los negocios familiares en México el acceso al capital privado para financiarse

Nuestra reciente Encuesta de Empresas Familiares plantea desafíos importantes que enfrentan las organizaciones familiares, como la innovación y la acelerada evolución tecnológica (79%); el entorno económico (69%), y la profesionalización del negocio (60%).

Un dato interesante que destaca en este estudio es el interés de algunas empresas familiares internacionales por financiarse a través de capital privado (39%). Sin embargo, en México, todo indica que el fondeo más recurrente seguirá siendo la banca comercial y los amigos y familiares, ya que para acceder a otro tipo de financiamiento es necesario contar con un gobierno corporativo mejor estructurado y un enfoque más estratégico.

Y es que el capital privado busca inversiones significativas y las empresas mexicanas aún deben fortalecerse internamente para poder responder a los desafíos que estas demandas implican.

Afrontar el entorno económico

Tanto en México como en el mundo, las empresas familiares tienen desafíos estructurales que enfrentar, entre los que se encuentran la pobreza y la penetración bancaria.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el índice de pobreza en el país es de 43.6% y el Índice Gini alcanzó el 43.4% en 2016, según el Banco Mundial.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indica que sólo siete de cada 10 mexicanos tienen un producto financiero y poco más del 56% de la población trabaja en la informalidad.

El reto tecnológico

Además de los temas estructurales, las EF en México enfrentan desafíos complejos en material digital. Si bien cada vez están mejor organizadas, es necesario trabajar en la penetración digital y esto depende de los recursos que cada compañía pueda invertir. Se prevé, por lo menos, un periodo de cinco a 10 años para que la mayoría cuente con una estrategia de negocios digital adecuada.

El 30% de nuestros encuestados alrededor del mundo dijo sentirse vulnerable ante la disrupción digital (México 17%). Y Cabe destacar que 64% de las EF mexicanas planea tomar medidas importantes para incrementar sus capacidades digitales durante los próximos dos años, un dato superior al promedio global (57%).

De acuerdo con los resultados de la 22ª Global CEO Survey, las empresas mexicanas invertirán mayores recursos en el desarrollo de tecnologías como cómputo en la nube, dispositivos móviles e internet de las cosas (IoT).

Salir de la zona de confort

Una de las principales preocupaciones de las EF mexicanas en la actualidad es la búsqueda de oportunidades fuera del país, es decir, la internacionalización. Esto ayuda a incrementar su competitividad. 

No obstante, para alcanzar este objetivo es necesario cumplir con ciertos requisitos, como contar con una estrategia de negocios bien definida y delimitar las capacidades reales de la organización, con una mentalidad que se enfoque más en anticipar que en reaccionar a los acontecimientos.

Por lo tanto, para salir de la zona de confort es fundamental planear a más largo plazo, ver a la empresa como un ente sustentable en sí mismo, más allá de sus fundadores o familiares y conocer muy bien sus posibilidades reales.

Asimismo, para poder ser parte de un entorno más competitivo y promover el crecimiento, también es recomendable incluir a las nuevas generaciones en los grupos de liderazgo, ya que estas entienden bien la importancia de tener una cultura corporativa, así como sistemas y políticas adecuadas.

Originalmente publicado en LinkedIn

Contact us

José Ignacio El-Mir

Socio de Deals, PwC México

Teléfono +52 55 5263 5795

Síguenos: