Skip to content Skip to footer
Search

Loading Results

Desmitificando el metaverso

Lo que los líderes empresariales necesitan saber y hacer

Marzo 23 , 2022

Resumen

  • No creas en el despliegue publicitario: el metaverso es una evolución, no una revolución. Y es una que los líderes empresariales no deben ignorar.
  • El metaverso puede cambiar profundamente cómo las empresas y los consumidores interactúan con productos, servicios y entre sí.
  • Los conceptos clave del metaverso, incluidas las innovaciones de economía digital como las criptomonedas, son relevantes para el negocio hoy en día.
  • Los riesgos también son reales: nuevas tecnologías requieren nuevas estrategias y nuevos métodos para crear confianza.
  • Las acciones medidas pueden permitir a los líderes empresariales familiarizarse con los seis conceptos más importantes de metaverso y explorar casos de uso de menor riesgo.

"Los mayores representantes de la tecnología en el mundo han mencionado que en la última década la data se ha incrementado en las mismas magnitudes de los últimos 100 años gracias a la revolución 4.0 y todos los avances que esta trae consigo, el Metaverso traerá retos adicionales en ese mismo sentido de manera exponencial, por eso es necesario tener soluciones que nos ayuden a interpretar esta información y los auditores no somos ajenos a esto, la gran pregunta es "¿Como y con quien auditar?, lo que potencia la adecuada integración entre el liderazgo de las personas y habilitar soluciones que permitan administrar los datos.

Se esperaba una entrada gradual de la tecnología, no sólo en la auditoría sino en todos los negocios. Sin embargo, la pandemia nos aceleró este proceso y nos obligó a movernos entre 8 y 10 años en evolución digital, y la auditoría no podía quedarse atrás, la utilización de herramientas en espacios virtuales y en línea son un mandato, una obligación de integrarlos a las múltiples plataformas que nos trae el futuro.

Si queremos lograr el objetivo principal como auditores, debemos incluir tecnología en auditoría con la misma velocidad que lo hacen los negocios, esto para proteger y agregar valor a los dueños de los negocios y a quienes están interesados en la confianza que generamos a través de nuestros informes.

En este sentido, la simbiosis entre las personas, las nuevas tecnologías y la administración de los datos, juegan un papel fundamental debido a que deben trabajar de la mano para lograr el máximo provecho de estos avances.

Socio Rafael Parra PwC Colombia

Giovanni Molina

Socio Assurance Industria TMT

PwC Colombia

Linkedin Follow

Cuando se trata del “metaverso”, pocos líderes empresariales se consideran expertos. Algunos pueden preguntarse si incluso es importante para sus compañías. La respuesta es corta: sí, lo es.

De hecho, varios conceptos del metaverso ya se están volviendo concretos. Otros pronto. Muchas compañías están invirtiendo, con el fin de profundizar la fidelidad de los clientes, comprometiéndose en nuevas formas con sus comunidades y aumentar los ingresos.

Sin embargo, también hay motivos para la cautela. El metaverso está de moda, aunque las tendencias tecnológicas subyacentes han estado en marcha durante años. Al igual que en los primeros días de Internet, esta innovación probablemente contiene bolsas de especulación, sobrevaloración e inversión imprudente, especialmente porque un verdadero metaverso, como los visionarios de la tecnología lo imaginan, todavía está a años de distancia. No todas las compañías necesitan convertirse en un líder metaverso hoy en día.

La buena noticia es que es posible separar la realidad del despliegue publicitario: comprender de qué se trata realmente el metaverso y tomar medidas prácticas y asequibles para satisfacer las necesidades de la compañía.

Qué es el metaverso y qué significa para los negocios

El metaverso promete un mundo digital 3D increíblemente realista en el que se puede, por ejemplo, comprar y vender bienes y servicios, firmar y hacer cumplir contratos, contratar y entrenar talentos e interactuar con clientes y comunidades. Como algunos visionarios de la tecnología imaginan el metaverso, este mundo no se ejecutará principalmente en plataformas cuyos propietarios controlan los datos, el gobierno y las transacciones. En cambio, los clientes, y los negocios, podrán llevar sus identidades, divisas, experiencias y activos a cualquier lugar que deseen. También a diferencia de las experiencias web actuales, gran parte de este mundo digital persistirá incluso cuando nadie esté en él.

Con el metaverso podrías, por ejemplo, usar audífonos de realidad virtual (VR) y visitar una fábrica en el otro lado del mundo. Ver y tocar sus máquinas, sacudir las manos con el supervisor local e inspeccionar sus operaciones sin salir del escritorio. Podría incluso enviar una versión digital tuya a esa fábrica, mientras que otro se reúne con la junta de directores. Los consumidores podrían saltar de un concesionario de coches virtuales de la competencia a otro, sintiendo el viento en su cabello mientras toma una prueba de conducción. Y después de salir de esa recreación digital de una fábrica, seguirá produciendo en paralelo a su fábrica física. El coche virtual esperará a su siguiente conductor virtual. Hoy en día, muchos consumidores más jóvenes ya prueban ropa virtual en tiendas minoristas virtuales o compran productos virtuales para sus entornos de juegos virtuales.
 

Para los negocios, las implicaciones de un mundo digital inmersivo, persistente y descentralizado podrían ser enormes.

Ya las compañías están buscando el metaverso para:

  • Enriquecer la experiencia del consumidor

  • Presentar productos virtuales, sólo disponibles en el metaverso

  • Recopilar nuevos datos sobre los clientes

  • Comercializar productos y servicios físicos y digitales

  • Apoyar pagos y finanzas en el metaverso

  • Ofrecer hardware y aplicaciones que soportan actividades en el metaverso

Estas oportunidades existen, aunque un verdadero metaverso no existe todavía y puede que nunca exista.

El metaverso es una evolución, no una revolución, con oportunidades hoy en día

El metaverso fue descrito y nombrado por primera vez hace casi 30 años, pero todavía estamos en los primeros días. Eso es cierto aunque algunas plataformas digitales se llaman metaversos. La potencia informática, los audífonos, los protocolos de software y la capacidad de red no están preparados todavía para apoyar un metaverso realmente inmersivo y compartido.

Sin embargo, este futuro está llegando, como culminación de una tendencia de larga data: que las nuevas tecnologías innovadoras se mezclen en un todo mayor. En PwC, durante la última década hemos identificado las nuevas tecnologías más importantes para los negocios y cómo convergen, de maneras que están empezando a hacer posibles partes del metaverso.

Hoy en día, la tecnología en la nube está abordando la potencia de procesamiento y el almacenamiento para apoyar interfaces inmersivas y de realidad ampliada. Las redes hiperconectadas que aprovechan la tecnología 5G se están acercando a la madurez. La IA está ayudando a crear reflexiones digitales que combinan la visión de la computadora, el habla y el aprendizaje profundo para ofrecer a los usuarios experiencias que se sienten reales. La descentralización de las finanzas y de la economía, apoyada por el blockchain, está haciendo posible la automatización parcial de los sistemas financieros. 

Finalmente, los consumidores nativos digitales y el impacto de la pandemia en los hábitos de consumo están encendiendo la demanda de los productos y experiencias virtuales que ofrece el metaverso.

Todavía falta, en gran medida, la interoperabilidad prometida del metaverso: un mundo digital en el que los clientes pueden realizar una transición sin problemas entre varias experiencias ofrecidas por diversos proveedores. Esta conectividad requerirá una nueva arquitectura para internet, a menudo llamada web 3.0. Primero llegaron las páginas web estáticas (web 1.0). Luego llegó nuestro internet actual (web 2.0) con contenido dinámico, pero sólo dentro de las plataformas que las compañías poseen y gobiernan. La web 3.0, en la que actualmente trabajan innovadores e inversionistas de internet, se supone que es una estructura descentralizada con innumerables plataformas interoperables.

Ya sea que llegue o no esta visión, ya existen suficientes componentes del metaverso para ofrecer oportunidades, junto con riesgos, hoy en día.

Qué hace un metaverso: conceptos clave que hay que dominar

Una manera de pensar en el metaverso es cómo un conjunto de oportunidades de las cuales una compañía puede seleccionar algunas para enfocarse en ellas. Con base en nuestros años de trabajo con las tendencias tecnológicas que ahora convergen para formar el metaverso, hemos identificado seis conceptos que creemos serán su base. La mayoría todavía no están completamente maduros y el valor total de la convergencia verdadera todavía no ha sido realizado por la mayoría de las organizaciones. 


Sin embargo, algunos de estos conceptos ya son lo suficientemente concretos, que pueden hacer crecer las líneas de negocio existentes y crear otras nuevas. Las compañías de venta al por menor, bienes raíces y entretenimiento ya están invirtiendo y obteniendo ganancias. Para otros componentes menos maduros del metaverso, entrar al inicio ayudará a las compañías a estar preparadas para cualquier evolución del metaverso. De cualquier manera, estos componentes requieren una atención a la confianza y los valores; sin cuidado, este nuevo mundo digital podría exacerbar las disparidades socioeconómicas.

Cuando los activos, las transacciones y las identidades existen simultáneamente en los mundos físico y digital que comparten miles de millones de personas y organizaciones, las viejas formas de construir y sostener la confianza pueden dejar de aplicarse.

 

 

Los seis conceptos que conforman el marco del metaverso según PwC:

indicador lateral sección

Economía

Las criptomonedas, los tokens no fungibles (NFTs) y otras divisas, activos e intercambios digitales basados en blockchain probablemente respaldarán el intercambio de valor en todo el metaverso. Será necesaria una mayor innovación a medida que los gobiernos, las compañías y las nuevas organizaciones exclusivamente digitales trabajen para crear sistemas monetarios digitales confiables, ofrecer nuevas propuestas de monetización de datos y realizar préstamos, pagos, inversiones inmobiliarias y más en el metaverso. Es probable que las organizaciones autónomas descentralizadas (DAO), con reglas acordadas voluntariamente ejecutadas por un programa informático que se realiza en blockchain, desempeñen papeles importantes.

Interoperabilidad

Un verdadero metaverso requiere una interoperabilidad sin interrupciones entre los usuarios y las plataformas, basada en la web 3.0 y en normas aún por determinar. Si bien esta interoperabilidad ofrecerá nuevas posibilidades para llegar y comprender a los clientes, también planteará nuevos desafíos para la recopilación y protección de datos, así como para la seguridad cibernética y la privacidad. También puede socavar las estrategias empresariales creadas para mantener a los usuarios y sus datos en una plataforma determinada. La ventaja competitiva puede cambiar a aquellas compañías que ofrecen, a través de hardware o software, formas confiables para que los usuarios entren en el metaverso.

Gobierno

El metaverso necesitará reglas de compromiso para los usuarios, reglas sobre cómo el metaverso mismo puede cambiar con el tiempo y mecanismos de ejecución, incluyendo la recaudación de impuestos, el gobierno de datos y el cumplimiento regulatorio. Los primeros en moverse pueden ayudar a establecer estas reglas. La seguridad será primordial, ya que un mundo digital nuevo y descentralizado puede ofrecer a los actores malintencionados un nuevo mundo de puntos de entrada para los ataques. La autenticidad, y la confianza más ampliamente, también deben estar al frente y en el centro, para reducir la desinformación que a menudo ha plagado a internet.

Identidad

En internet, hoy en día, la identidad se vincula a menudo a plataformas. Puede ser verdadero, seudónimo o anónimo. El metaverso, descentralizado e interconectado, necesitará identidades digitales confiables, para personas, activos y organizaciones, que se transfieran entre plataformas. Las compañías activas en la identidad digital ahora pueden ayudar a establecer las normas del metaverso y ser capaces de ofrecer un servicio necesario. Las identidades digitales también pueden ser fundamentales para la recopilación de datos y el gobierno de datos permitidos en un entorno descentralizado.

Experiencia

Un mundo digital 3D compartido, persistente e inmersivo ofrecerá experiencias únicas, basadas en su propia estética: creencias, ideales y gustos, tal como se expresan en las opciones individuales. Algunas tendencias para la experiencia del usuario ya están siendo claras, en juegos y entornos VR / AR. Las compañías que crean experiencias de metaverso confiables y protegen los derechos de privacidad pueden ganar lealtad de los consumidores, mientras que las que se mantienen al día de las tendencias de metaverso pueden estar bien situadas para pronosticar las preferencias y el comportamiento de los consumidores.

Persistencia

Un verdadero metaverso debe reflejar en tiempo real los cambios hechos en él por los diferentes participantes, entrando y dejando en diferentes maneras, en diferentes lugares, en diferentes momentos. Cuando se quiten los audífonos del metaverso, el metaverso y otros participantes continuarán sus actividades sin interrupciones con, por ejemplo, contratos inteligentes que hacen cumplir acuerdos y activos comerciales. Esta persistencia probablemente requerirá un nuevo enfoque de los activos y las actividades digitales, incluidos los servicios y las aplicaciones que son portátiles, configurables y ampliables de forma dinámica.

6 maneras de comenzar a prepararse para la era del metaverso

Puesto que todavía no existe un metaverso verdadero, pero muchos de sus conceptos ya son relevantes para el negocio, muchas compañías se beneficiarían de tomar seis medidas. Los tres primeros se concentran en las oportunidades y los casos de uso disponibles hoy en día. Los tres próximos ayudarán a construir las capacidades que ayudarán a apoyar el éxito del metaverso mañana.

Medidas a corto plazo

1. Póngase al día
La mayoría de las compañías, incluso muchas compañías tecnológicas, carecen de familiaridad institucional con los conceptos del metaverso, que están evolucionando rápidamente. Muchos también pueden carecer de las habilidades y los procesos para entender y confiar realmente en sus transacciones e inversiones digitales. Asignar al menos un recurso o fuente de conocimiento (como un grupo) para comprender conceptos clave como las criptomonedas y las organizaciones autónomas descentralizadas y su relevancia para su compañía, y para seguir el metaverso a medida que evoluciona.

2. Desarrollar una estrategia
Identificar las brechas para cerrar y las oportunidades a largo plazo para construir a partir del metaverso y sus conceptos clave, y luego trabajar en medidas fundacionales. Muchas compañías, por ejemplo, probablemente se beneficiarán de la contratación de empleados nativos digitales que ya están en casa con los conceptos clave del metaverso, así como medidas técnicas como hacer extensibles los servicios, desarrollando planes de seguridad e identidad y publicando interfaces de programación de aplicaciones (API) en los sistemas principales para que otros puedan conectarse.

3. Probar las aguas
Seleccionar algunas oportunidades disponibles dentro de las tendencias subyacentes del metaverso hoy en día. Los casos de uso de menor riesgo incluyen la venta de versiones digitales de bienes físicos, la oferta de visitas virtuales de productos o instalaciones virtuales y el lanzamiento de NFTs para mejorar el conocimiento de la marca y las conexiones con los clientes. Las compañías también pueden considerar comprar o arrendar bienes raíces digitales para ventas, publicidad y soporte al cliente. Los bienes raíces digitales son probablemente una opción de mayor riesgo, ya que ningún mundo digital individual ha demostrado todavía que tendrá una relevancia duradera, pero puede ser una opción razonable para algunas compañías a considerar.

Bases a largo plazo

4. Céntrese en la confianza
El metaverso y sus componentes existentes actualmente ofrecen nuevos desafíos para la seguridad cibernética, los derechos de privacidad, el cumplimiento regulatorio, la reputación de la marca y los esfuerzos contra el fraude. Las compañías, por ejemplo, deben considerar la seguridad a nivel de servicios, de modo que no importa a dónde vaya su activo, la seguridad se mantiene. Para fomentar la confianza entre los consumidores, accionistas, reguladores y otras partes interesadas, comunique anticipadamente qué esperar de sus iniciativas de metaverso y cómo mitigará los riesgos potenciales. El blockchain y la IA, por ejemplo, pueden en algunos casos automatizar la autenticación de la identidad, los activos, las transacciones y los contratos.

5. Repensar las competencias básicas
Lo que ofrece una ventaja competitiva en un entorno digital compartido y descentralizado puede ser diferente de lo que se tiene hoy en día. Es posible que necesite mejorar las habilidades y contratar personal para cerrar las brechas de habilidades, así como nuevos enfoques de los datos y las relaciones empresariales. Si, por ejemplo, su estrategia digital se basa en la propiedad de una plataforma digital, es probable que necesite acelerar sus servicios e infraestructura de seguridad. Si está trabajando con una plataforma, evalúe lo preparado que está y asegúrese de que puede llevar sus datos consigo si cambia de proveedor.


6. Alinear física y digitalmente
Si ha agregado o planea agregar servicios y/o activos digitales a su portafolio, impulse una experiencia de marca coherente en las construcciones físicas y digitales. Al igual que su presencia en la web necesita coincidir con su experiencia de ubicación física, también debe hacerlo su experiencia de metaverso.
 

Tipos de casos de uso de metaverso

indicador lateral sección

Básico

Etapa 1

  • Aplicaciones básicas de nueva tecnología, enfocadas en la exploración y los POC.
  • Normalmente se utilizan casos desarrollados con socios.

Emergente

Etapa 2

  • Aplicaciones de experiencias digitales que complementan y se conectan con experiencias digitales físicas o ya existentes.
  • Aprovechar múltiples componentes de las tecnologías habilitantes del metaverso.

Avanzado

Etapa 3

  • Experiencias nativas digitales que aprovechan múltiples componentes de las tecnologías habilitantes del metaverso y crean experiencias multiusuario.
  • La transacción representa el principio de la experiencia del cliente que se basa en la fidelidad de por vida.
  • Crear efectos de red a través de las comunidades.

Diferenciado

Etapa 4

  • Múltiples líneas de negocio que están innovando en varios aspectos de las tecnologías habilitantes del metaverso y proporcionan economías de escala complementarias.
  • Conectados a través de múltiples ecosistemas del metaverso, mientras se mantiene una ventaja competitiva en la experiencia y la superioridad técnica.

Por qué no debería esperar

Estas seis medidas pueden ofrecer un gran beneficio: ayudarán a su compañía incluso si un metaverso basado en una arquitectura web 3.0 nunca se convierte en una realidad. Muchos de los conceptos clave que subyacen a un verdadero metaverso ya están madurando rápidamente. Actualmente, la innovación se está acelerando para transformar la economía digital, mejorar la interoperabilidad de los entornos digitales, crear identidades digitales que los consumidores y las organizaciones puedan poseer plenamente, establecer nuevas reglas de gobierno, crear experiencias digitales más inmersivas y hacer que estas experiencias sean más persistentes. Sin embargo, el metaverso evoluciona, estas tendencias son reales ahora mismo. Empezar temprano puede ayudar a asegurarse de que su compañía no se quede atrás.

Ya estamos viendo los comienzos de un nuevo mundo digital. Es hora de que usted y su compañía tracen su curso en él.