Skip to content Skip to footer
Search

Loading Results

Alcanzando todo el potencial de la nube

Pocas empresas están aprovechando todo el poder de la nube para catalizar la innovación y la transformación digital. Los líderes empresariales pueden obtener grandes beneficios de la nube si prestan especial atención a estos siete factores críticos.

Aunque las empresas han estado adoptando silenciosamente la computación en la nube durante años, el 2020 demostró enfáticamente a las juntas directivas y C-suites lo importante que es la nube para la supervivencia y la búsqueda de nuevas oportunidades. Cuando la pandemia de COVID-19 cerró las economías, las empresas descubrieron rápidamente que necesitaban los servicios informáticos basados ​​en la web de la nube para permitir a los empleados trabajar de forma remota, tejer las cadenas de suministro fracturadas y proporcionar nuevos servicios digitales a los consumidores que no podían dejar sus hogares.

Contrario a lo que coloquialmente se menciona, la nube no es una tecnología única o una solución única para ahorrar dinero, sino más bien una colección de software informático y servicios de datos a los que se puede acceder a través de Internet en lugar de residir en un escritorio o servidores internos. Estos servicios incluyen aplicaciones tan simples como el correo electrónico o tan complejas como el software de gestión de relaciones con los clientes, y proporcionan a las empresas cantidades enormes de potencia informática necesaria para desarrollar y probar nuevas aplicaciones patentadas. Debido a que las plataformas de computación en la nube están “siempre activas”, son entornos de prueba ideales para experimentar e implementar nuevas soluciones tecnológicas, incorporando análisis avanzados, automatización, blockchain, computación cuántica, realidad virtual y aumentada e impresión 3D. Esto hace que la nube sea una poderosa herramienta estratégica, no solo una táctica.

Sin embargo, a pesar de la aceleración de la adopción de la nube en el panorama empresarial, la mayoría de las empresas apenas están divisando la superficie del vasto potencial de la nube. Según el CEO Survey de PwC 2021, el 53% de las empresas aún no obtienen un valor sustancial de sus inversiones en la nube.

El valor no obtenido en la nube es significativo, pero solo se comienza a hablar del potencial sin explotar de la nube cuando se quiere impulsar las estrategias digitales del negocio. Como el 2020 mostró, la nube no es un proyecto de TI único. Así como las operaciones y la estrategia deben ser ágiles y adaptables, también lo debe ser la migración a la nube. Replantear este camino requiere una estrategia bien definida y orientada al valor que vincule a los equipos de tecnología y negocios en una búsqueda común de resultados audaces.

Sin embargo, hacer el cambio táctico a estratégico no es fácil. A través de nuestro trabajo con empresas de todo el mundo, identificamos siete factores críticos para cerrar la brecha del potencial de la nube. A continuación, analizamos casos de empresas, algunas de las cuales tropiezan en sus primeros esfuerzos y otras que han ganado, o están comenzando a ganar, una base sólida en su camino para aprovechar el potencial de la nube.

 

 

icono cloud potential

Siete factores críticos para cerrar la brecha del potencial de la nube.

  • 1 Establece objetivos claros para la creación de valor
    icono flecha

    Evita la tentación de ver la nube solo como un proyecto de TI que ahorra costos, considéralo como un catalizador para la creación de valor empresarial.

  • 2 Vuelve a imaginar los desafíos con una mentalidad centrada en la nube.
    icono flecha

    Ver los desafíos del negocio a través de una lente "anterior a la nube" puede cegar a una empresa a las oportunidades potenciales de negocio en plataformas basadas en la nube.

  • 3 Deja que tu gente lidere el viaje hacia la nube.
    icono flecha

    En lugar de presionar a los empleados para que adopten lo que ofrece la nube, házlos parte de un cambio estratégico más amplio.

  • 4 Aprovecha la oportunidad de resolver tus desafíos de datos y TI.
    icono flecha

    Una de las claves del éxito radica en resolver los problemas de TI y de datos subyacentes antes de que la empresa invierta mucho en tecnologías en la nube.

  • 5 Prioriza las necesidades de ciberseguridad y cumplimiento.
    icono flecha

    A pesar de saber que la nube hace que la seguridad sea más compleja, el cumplimiento más caro y los datos más vulnerables, muchas empresas invierten poco en servicios de seguridad en la nube.

  • 6 Replantea los problemas como oportunidades para una innovación audaz.
    icono flecha

    Los operadores expertos en la nube alimentan la innovación experimentando, midiendo los resultados en tiempo real y pasando a otras áreas sin arrepentirse.

  • 7 Celebra los triunfos, pero no declares la victoria demasiado pronto.
    icono flecha

    La nube requiere una actualización y un perfeccionamiento continuo; y recompensa volver a visitar los caminos acordados para determinar si hay mejores opciones disponibles.

 

1. Establece objetivos claros para la creación de valor

Para muchas organizaciones, una transformación de la nube crea la necesidad de "levantar y cambiar" los datos y las aplicaciones de los sistemas de TI heredados a las plataformas en la nube simplemente por los beneficios de ahorro de costos. Pero este enfoque deja una enorme cantidad de valor sobre la mesa e incluso podría desviar una verdadera transformación en la nube.

Al migrar a la nube, una empresa de servicios de energía de tamaño medio buscó, inicialmente, simplificar su TI y hacer que los sistemas fueran más eficientes, pero pronto se centró en una modesta oportunidad: automatizar el proceso de entrada de datos para crear facturas de clientes. Antes de realizar una inversión en tecnología en la nube, las facturas de la empresa estaban plagadas de errores, lo que provocaba insatisfacción y abandono. El problema se debió a que los proveedores ingresaban datos manualmente. Por lo tanto, el equipo de TI automatizó el proceso de entrada con escáneres y utilizó el aprendizaje automático y la inteligencia artificial para marcar y corregir los valores atípicos. Con los errores muy reducidos, la empresa comenzó a pensar con más audacia. Un elemento importante del costo operativo de la empresa fue el costoso enrutamiento de los oleoductos y gasoductos, que implicó el despliegue de grupos considerables de topógrafos e ingenieros sobre el terreno. Los equipos de operaciones y de TI decidieron probar si los drones podrían usarse para recopilar datos en una extensión de territorio mucho más grande, y si los análisis y los datos históricos podrían aprovecharse para optimizar las opciones de ruta. El experimento funcionó y los ahorros fluyeron hacia los márgenes, mejorando la capacidad de la empresa para igualar los precios agresivos de sus rivales.

¿La lección? Evitar la tentación de ver la nube solo como un proyecto de TI operativo y que ahorra costos, y considerarlo como un catalizador para la creación de valor empresarial.

 

2. Vuelve a imaginar los desafíos con una mentalidad centrada en la nube.

Tomemos el caso de un banco. En Europa, los reguladores habían ordenado que los bancos abran sus interfaces de datos (interfaces de programación de aplicaciones o API) para una mayor transparencia sobre los riesgos del sistema y para permitir la interoperabilidad con los sistemas del banco central. El banco vio la nube menos como un proyecto de TI que ahorra costos que como un medio para garantizar el cumplimiento normativo. Pero el equipo de TI del banco se dio cuenta de que las nuevas interfaces en la nube ofrecían una plataforma para que las nuevas empresas de tecnología financiera vendieran los servicios digitales que estaban desarrollando: banca basada en aplicaciones, aprobación de hipotecas instantáneas, pagos móviles y herramientas de gestión de cartera. Gracias a la nube, el banco pudo aprovechar su gran base de clientes y su conocimiento del mercado con el ecosistema fintech en rápido crecimiento. 

Este fue un caso clásico de definir la oportunidad de la nube de una manera estrecha, donde un mejor cumplimiento normativo era el objetivo inicial de creación de valor. Afortunadamente, el banco dio un giro y, a través de una serie de movimientos audaces, demostró que si se sigue adelante con los ajustes culturales y estructurales, se puede alcanzar un éxito mucho mayor.

 

“Evitar la tentación de ver la nube solo como un proyecto de TI operativo que ahorra costos y, en cambio, considéralo como un catalizador para la creación de valor empresarial”.

 

3. Deja que tu gente lidere el viaje hacia la nube

Para que las inversiones en tecnología den sus frutos, los seres humanos y las máquinas deben trabajar juntos en armonía. En nuestro análisis de las migraciones a la nube, descubrimos que los esfuerzos a menudo se descarrilan cuando los líderes intentan presionar a los empleados para que adopten lo que ofrece la nube en lugar de incluirlos en parte del cambio estratégico.

La historia de un sistema hospitalario estadounidense es un buen ejemplo. El sistema para la prestación de atención se había ampliado más allá de los hospitales primarios a una red de hospitales, clínicas y centros médicos más pequeños. El equipo de TI había impulsado una gran inversión en la nube, con el razonamiento de que sería necesario administrar y usar datos de múltiples fuentes nuevas. Un año después de iniciado el programa, el director ejecutivo lo frenó. El costo fue un factor, pero lo más preocupante fue el rechazo de los equipos médicos y el escepticismo de los empleados sobre la necesidad de la nube en primer lugar. Los líderes de TI habían creído que la mera existencia de una nueva plataforma estimularía la demanda de nuevos servicios.

Sin embargo, nadie se había detenido a preguntar cómo la diversa base de empleados de la organización podría desplegar una gran cantidad de datos para administrar la atención de manera más efectiva, o incluso hacer su trabajo de manera diferente. Los trabajadores creían que sus antiguas herramientas digitales eran lo suficientemente buenas y no tenía mucho sentido alterar los patrones de trabajo diarios. La organización ahora está trabajando en un reinicio de la nube y ha extendido el cronograma para su finalización hasta 2030.

La situación exigía una acción rápida. El CEO reorganizó TI y, con la misma urgencia, ordenó la creación de un modelo operativo diferente para las interacciones de TI y de negocios. La solución requería una plataforma en la nube que permitiera a una organización de TI más centralizada y ágil acelerar y optimizar el proceso de producción de la empresa. En el nuevo plan, TI tenía la responsabilidad del diseño y la arquitectura de las aplicaciones, con derechos de decisión sobre qué microservicios basados ​​en la nube apoyarían mejor la creación de nuevas herramientas.

Los especialistas en datos y la nube de TI comenzaron a trabajar en conjunto con los gerentes del negocio para diseñar nuevas herramientas. La empresa comenzó, de forma pequeña, a avanzar rápidamente en prototipos de soluciones que podrían acumular algunas victorias impresionantes. Un miembro del equipo describió el nuevo proceso como "humanizador". Al final, obligó a las personas a interactuar, reformando lo que había sido una cultura empresarial  de TI desconectada y de toma de órdenes.

El resultado: la fábrica de TI ahora entrega productos en semanas o días en lugar de meses. Los puntajes de satisfacción del cliente han aumentado y la retención de empleados de TI ya no es un problema.

 

4. Aprovecha la oportunidad de resolver tus desafíos de datos y TI.

Los ejecutivos quieren que sus sistemas de TI se muevan a la velocidad del negocio, que sean flexibles, receptivos y adaptables a medida que cambia el negocio. Pero a menudo asumen erróneamente que la nube es una solución rápida para problemas prolongados con los datos y los sistemas de TI de la empresa.

Considera lo que hizo una empresa europea de productos de consumo, que había recogido y trasladado montones de datos pertenecientes a clientes, distribuidores, la cadena de suministro y empleados a un proveedor en la nube, solo para descubrir que muchos de los datos necesitaban una limpieza y una reutilización considerable. Según el CIO de la empresa, los datos no podían admitir ninguno de los casos de uso deseados que ofrece la plataforma en la nube, es decir, hacer que los datos estén disponibles para compartir en toda la empresa. Desafortunadamente, la empresa se vio obligada a mantener sus sistemas heredados mientras trabajaba en una nueva solución.

Otras empresas han logrado evitar esta mala experiencia. En otra empresa de productos de consumo, el departamento de finanzas decidió crear conjuntos de datos compartibles para mejorar las operaciones de contabilidad y financiación para varias otras funciones, incluidas las ventas. El sistema, aunque de diseño simple, demostró ser un modelo sorprendentemente bueno para reformar las prácticas de datos en toda la organización antes de que la empresa realizara una migración a la nube.

Como ilustran estas historias, una de las claves del éxito radica en conciliar los datos subyacentes y los problemas de TI antes de invertir fuertemente en tecnologías de nube.

 

5. Prioriza las necesidades de ciberseguridad y cumplimiento.

Garantizar el cumplimiento de las normas de seguridad y privacidad de los datos almacenados en la nube plantea innumerables desafíos para las empresas. Por ejemplo, el volumen de datos en juego es enorme.  Muchas empresas han cargado más datos de los que razonablemente pueden usar, lo que agrega complejidad a la seguridad y costos de cumplimiento. El acceso es otro problema. La nube permite y anima a más personas a acceder a los datos. Y luego está el número cada vez mayor de dispositivos compatibles con plataformas en la nube, que pueden convertirse en un riesgo para la seguridad.

A pesar de esto, hemos evidenciado que muchas empresas invierten insuficientemente en servicios de seguridad en la nube. Cuando se enfrentan a una brecha en la nube, las organizaciones tienden a reforzar la seguridad solo en esa área de debilidad. Pero esa táctica puede ser costosa y, en general, ofrece una protección de menor nivel que si se hubieran integrado niveles más altos de seguridad con la arquitectura del sistema en el momento del diseño.

Incluso cuando la seguridad y cumplimiento están en manos de un proveedor de confianza, existe un área importante de responsabilidad compartida que debe tenerse en cuenta. Los proveedores deben estar al tanto cuando se producen cambios diarios con respecto a quién tiene acceso a datos confidenciales, cuando la información fluye a los socios del negocio y cuando se seleccionan herramientas para canalizar nuevos datos a la empresa.



6. Replantea los problemas como oportunidades para una innovación audaz

Las empresas quieren ver un retorno significativo y medible de sus inversiones en tecnología. Como resultado, muchas tienden a enfocarse en obtener ganancias rápidas, cómo digitalizar un canal de ventas o hacer que un proceso interno sea más eficiente. Los operadores de nube más expertos experimentan y miden constantemente los resultados en tiempo real, avanzan y cambian a otras áreas sin arrepentirse, creando la agilidad que alimenta la innovación.

El compromiso del CEO también puede impulsar a los equipos internos a innovar. En un banco norteamericano, un nuevo modelo de negocio basado en la nube presentó una oportunidad inesperada para crear un bien social. El CEO había sido testigo de un problema fundamental para los ciudadanos sin hogar no bancarizados, es decir, se necesita una identificación, una dirección y activos para abrir una cuenta bancaria. Tenía una idea para ayudar: crear un sistema alojado en la nube que utiliza escaneos faciales para la identificación. Eso, junto con una aplicación de banca para dispositivos móviles que se vincula con las agencias de servicios sociales que ofrecen apoyo a los ingresos para las personas sin vivienda, podría ayudar a esta población vulnerable a acceder a servicios bancarios críticos.

En lugar de obtener fajos de dinero después de cobrar un cheque del gobierno, las personas sin hogar podrían depositar los ingresos en una cuenta bancaria digital, que podrían usar para comprar artículos de primera necesidad, incluidos transporte y vivienda.

Luego, el CEO tuvo otra idea: crear un banco totalmente centrado en la nube para atender a un grupo de clientes más joven. Eso fue importante porque los clientes existentes del banco eran mayores y era menos probable que se sintieran cómodos con la banca digital. El CEO decidió separar el banco digital de la institución existente, calculando que permitiría experimentar más con nuevos servicios y aprovechar al máximo el nuevo modelo operativo. Hasta ahora, la estrategia ha dado sus frutos ya que el equipo digital ha sido más ágil e innovador, más libre para experimentar y probar nuevos productos y servicios.

 

7. Celebra los triunfos, pero no declares la victoria demasiado pronto.

La mayoría de los ejecutivos comprenden el poder transformador de las tecnologías en la nube, pero muchos centran su atención y el gasto de capital en el primer año del lanzamiento, asumiendo que su trabajo está casi terminado. En realidad, la nube requiere una actualización continua, refinamiento y revisión de las rutas acordadas para determinar si hay mejores opciones disponibles.

Hemos visto casos en los que la junta directiva aprueba una inversión en la nube en el primer año con la suposición de que los líderes de TI no volverán con otra solicitud de financiamiento durante dos o tres años. Mientras tanto, la nube ha demostrado ser fundamental para el modelo operativo de las empresas, con demandas que surgen a lo largo de la cadena de valor.

Por ejemplo, en una empresa darse cuenta de que la victoria no estaba asegurada significó un llamado urgente para invertir en la contratación de especialistas en datos y arquitectura y gerentes de negocio con experiencia digital. Luego vino TI, que en el primer año obtuvo lo que necesitaba para el almacenamiento de datos, pero pronto se dio cuenta de que necesitaba capacidades de plataforma como servicio para acelerar la entrega de software empresarial. La expansión de los negocios en la nube de la empresa también requirió más fondos para la seguridad y el cumplimiento.

La clave aquí es que la nube no es un proyecto tecnológico único; requiere una evaluación continua de los requisitos de inversión adicionales, atención y reevaluación de estrategias y tácticas.



El punto de inflexión de la oportunidad

La mayoría de los líderes empresariales hablan con optimismo sobre la nube, y por una buena razón. La nube pone tecnologías como la inteligencia artificial y la analítica avanzada en manos de los innovadores de toda la empresa. La recompensa es un nuevo terreno de oportunidades de negocio. Pero, hemos evidenciado que al ayudar a las empresas a administrar sus migraciones a la nube pueden existir inconvenientes y evitar darse cuenta de todo el potencial que tiene. Con ese fin, identificamos los siguientes imperativos para las empresas que las ayudarán a crecer y a seguir siendo competitivas a lo largo de su viaje a la nube.

 

Compartir y ser abierto

La colaboración interfuncional en proyectos en la nube funciona mejor cuando los equipos están equipados con la tecnología y la experiencia para recopilar, entregar y analizar datos de manera que se obtengan los mejores conocimientos para innovar. Establece pautas claras sobre cómo los equipos de TI y de negocios deben trabajar juntos, y brindarles la libertad y las herramientas para colaborar entre sí.

 

Involucra a tu gente desde el principio

Antes de lanzar un esfuerzo de migración a la nube en toda la empresa, revisa el pulso con tu gente. ¿Cómo utilizarán las herramientas en la nube? ¿Con qué fines? ¿Cómo las tecnologías en la nube facilitarán o dificultarán el trabajo de los empleados? ¿Cómo utilizarán los equipos las tecnologías basadas en la nube para innovar y crear valor?

 

Piensa más allá de la mejora de habilidades

 El desarrollo del talento debe ir más allá de los módulos de formación digital estándar. Las empresas deben considerar programas de capacitación personalizados y utilizar inteligencia artificial, análisis y aprendizaje automático para adaptar la capacitación a los trabajos del mañana.

 

Reconsidera tu estrategia de datos

Un factor importante de valor en la nube son las asociaciones de ecosistemas. Si se cierran las plataformas en la nube, nunca crecerá una red de creadores de valor. Es por eso que tener una estrategia sobre cómo se recopilarán, valorarán, protegerán y compartirán los datos con los socios del ecosistema para crear valor e innovar es fundamental.

 

Sobre todo, es importante que el director ejecutivo y la junta encuentren formas de vincular la estrategia empresarial con la inversión en la nube. La nube no es solo una iniciativa de TI; es una plataforma para el crecimiento y la innovación.