El mundo del mañana: Comienza una revolución

Un sistema de información fluido e inclusivo está tomando forma

Hoy en día las compañías están navegando en un mundo cada vez más complejo de decisiones, riesgos y oportunidades, en medio de avances tecnológicos que son sin precedentes, tanto por su velocidad como por su impacto.

Una proporción creciente de los datos que los equipos gerenciales están utilizando para administrar los negocios están siendo generados fuera de la compañía y por tanto, están fuera de su control. Y esa misma información también está disponible para personas ajenas a la compañía, incluyendo clientes, inversionistas, proveedores, propietarios y la sociedad en su conjunto. Estos agentes se basan en esa información para tomar decisiones, ya sea para la inversión, el empleo, la cadena de suministro o la compra. Esta gama de datos también proporciona la base para poner a los equipos gerenciales bajo un intenso escrutinio sobre temas que van desde la estrategia hasta la ética y los impactos medio ambientales.

Todos estos movimientos se combinan para crear una fuerza irresistible al cambio. En PwC podemos ver que del actual flujo de información emerge una red interdependiente de sistemas que es más amplia, más fluida y más inclusiva que nunca.

We see a new world of information and trust emerging – what will this mean for you?

loading-player

Playback of this video is not currently available

Duración 1:30

El sistema actual de reporte y aseguramiento están bajo tensión

Los negocios están respondiendo utilizando una gama de datos más amplia y compartiendo esta información. Este movimiento - combinado con la creciente disponibilidad de datos que provienen fuera de la compañía, están poniendo al sistema actual de reporte y aseguramiento bajo una tensión cada vez mayor, tirando hacia direcciones no pensadas cuando se desarrolló hace más de 100 años.

Todo esto sucede en un momento en el que los avances tecnológicos están permitiendo nuevos modelos de negocio que no eran factibles anteriormente - o incluso concebibles - cuando el sistema fue desarrollado.

A medida que estos cambios aumentan, es necesario un sistema que resuelva estos desafíos: uno que  proporcione a los equipos gerenciales información para administrar sus negocios con mayor eficacia y responsabilidad; y uno que permita a las personas acceder al tipo correcto de información creíble para tomar sus decisiones con confianza. El sistema necesita también adaptarse al ritmo de la innovación tecnológica y gestionar la información para la toma de decisiones... y que permita a las compañías rendir cuentas.

Hacia un nuevo ecosistema de información y de confianza

Una solución está empezando a tomar forma. Los cambios que la tecnología está impulsando en los datos e información son revolucionarios, y están provocando - y permitiendo - cambios radicales en la manera en cómo se manejan las organizaciones y cómo reportan sus actividades. Estos cambios incluyen las inversiones realizadas por un número creciente de organizaciones - empresas de tecnología, grupos de inversión, por nombrar algunos. Se caracteriza por flujos de información más libres que abarcan un espectro más amplio de tipos de datos e información y fuentes - que provienen de la compañía y fuera de la compañía, generadas por máquinas y por seres humanos, financieras y no financieras, incluyendo operacionales, de mercadeo y transaccionales.

El resultado será un nuevo ecosistema de información que es mucho más amplio y más inclusivo que antes, en el que los flujos de información entre compañías, personas y máquinas crearán nuevos roles en la generación, análisis y consumo de datos e información.

El nuevo ecosistema toma forma

Los datos que hoy son generados por la compañía serán complementados por datos que provendrán de múltiples fuentes

La confianza es fundamental para el funcionamiento efectivo de cualquier sistema

Un pilar clave de confianza - tanto hoy como en el futuro - es la confiabilidad de los datos y los sistemas, procesos y controles subyacentes. Las nuevas tecnologías, los flujos de información, las funciones y las relaciones en el ecosistema sólo aumentarán esta necesidad de confianza e introducirán riesgos adicionales. Todo lo cual requerirá nuevas formas de brindar confianza, junto con métodos establecidos tales como el aseguramiento independiente.

Nosotros creemos que la confianza se proporcionará a través de una mezcla de personas, tecnología y análisis de datos. Esto combinará la seguridad tal como la conocemos hoy con nuevos enfoques basados en tecnología, incluyendo el uso del procesamiento y el poder de la analítica incrementada para recopilar y analizar enormes volúmenes de datos que provengan de múltiples fuentes.

En comparación con el sistema actual, el ecosistema incluirá más fuentes de datos y un mayor flujo de información entre más usuarios, incluyendo intermediarios y analistas. Las funciones de las personas y las organizaciones en el ecosistema seguirán surgiendo, evolucionando, adaptándose y, en algunos casos, desaparecerán. Y no sólo las personas, también las máquinas desempeñarán un papel vital en la generación de datos, la administración del volumen y la complejidad de los mismos, y - a través de tecnologías como la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático - tomarán sus propias decisiones y ayudarán a los seres humanos a ser mejores.

El mundo del mañana

Los componentes interconectados del ecosistema incluirán elementos del actual sistema de informes y aseguramiento, algunos de ellos optimizados por la tecnología. Los datos financieros seguirán desempeñando un papel importante por las mismas razones que hoy en día es importante. Los datos, sistemas, procesos y controles que conforman los resultados financieros, y el rigor que se aplica a su desarrollo, sustentan otras fuentes de datos utilizadas para la toma de decisiones. Esto también funciona de otra manera: la historia del rendimiento financiero de hoy tendrá que ser ampliada utilizando datos generados por otros y la visión de la gente producto del análisis de los datos.

La conectividad a través de la red de diversos sistemas no sólo beneficiará a las compañías y sus partes interesadas, sino que permitirá la toma de decisiones que promueva los intereses del ecosistema en su conjunto y equilibre las necesidades de diferentes personas. No va a satisfacer todas las necesidades por igual, sino que permitirá que los impactos de las decisiones sean considerados y comprendidos de una manera más holística. Al mismo tiempo, el flujo de información abierto ayudará a identificar posibles riesgos sistémicos en todo el ecosistema, ayudando a aquellos con roles regulatorios, políticas y económicas a cumplir con sus responsabilidades.

El ecosistema de información y confianza

No hay tiempo que perder

PwC cree que el ecosistema que hemos descrito es el futuro de la información y la confianza. Mientras que el plazo para que se establezca no está claro, ya está empezando a surgir - y su desarrollo se va a acelerar por la continua inversión y avances tecnológicos.

Es hora de actuar. Todos los que forman parte del sistema actual y aquellos que quieren desempeñar un papel en el nuevo ecosistema deben comprender cómo el cambio rápido abrirá oportunidades. Deben actuar ahora para asegurar su futuro rol y apoyar el desarrollo del ecosistema.

Considere estos pasos como una cuestión de urgencia: los primeros en adoptar obtendrán una ventaja competitiva - mientras que los demás enfrentarán disrupciones y una batalla para ponerse al día.

1 - Utilice los datos que están disponibles para mejorar su toma de decisiones. Trabaje con los proveedores de datos para mejorar su calidad.

2 - Construya relaciones con aquellos que le ayudarán a crecer en el nuevo ecosistema.

3 - Establezca canales de comunicación claros con las partes interesadas para influir en su "historia" en el contexto de los datos que se utilizan en el mercado.

4 - Introduzca la gobernanza y controles sobre el uso de nuevos datos que fluyen dentro de su organización y a través del ecosistema.

Síguenos