Skip to content Skip to footer
Search

Internet de las Cosas: 5 Pilares

El mundo presenta un desarrollo exponencial en el ámbito tecnológico y los mercados no pueden darse el lujo de tomarle poca importancia. El Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) es un reflejo del crecimiento evolutivo de las tecnologías en un mundo exigente, interconectado y que genera cantidades exorbitantes de información cada minuto. Cinco pilares que se deben contemplar para aprovechar este tipo de tecnologías son:

1. Monitoreo: Permite tener un control de la información a un nivel tan detallado que puede ir desde el análisis global hasta el análisis individual. Permite visualizar el patrón de movimiento de un empleado o el patrón de movimiento de varios empleados para una hora determinada. Inclusive permite monitorear la presión de las llantas, temperatura, carga, ruta y velocidad de un camión que transporta mercadería en tiempo real.

2. Recolección de la información: Uno de los puntos clave del IoT es dotar a objetos del mundo real en dispositivos con conexión a Internet que permitan la transferencia de información. Esto se realiza mediante todo tipo de sensores como localización geográfica, temperatura, errores, energía, actividad, luminosidad, humedad, aceleración, presión y proximidad, entre otros. Estos dispositivos están en constante transferencia e interacción con los sistemas que se encargan de traducir y mostrar en tiempo real el status de cada uno.

3. Big Data y la toma de decisiones: El IoT está cambiando la forma en que se toman las decisiones en los negocios, ya que entre más información se maneje hay mayores posibilidades de obtener insights, y es aquí en donde entra en juego las bondades de Big Data. Es imprescindible habilitar el tráfico de información de las organizaciones a gran escala para realizar análisis hora a hora, minuto a minuto en donde surgen sinergias sin límites entre sistemas, dispositivos, sensores, maquinaria, instrumentos entre otros. El manejo de Big Data ha desbloqueado una serie de oportunidades disruptivas en la toma de decisiones orientadas a mejorar los productos y activos de las empresas, lo cual ofrecen beneficios en la generación de nuevos ingresos y reducción de costes.

4. Modelos de negocio basados en el IoT: Un potencial uso del IoT es la utilización masiva de información que genera para desarrollar modelos predictivos. De esta manera, se generan insumos para optimizar los modelos preventivos y evitar costos por la materialización de incidentes no deseados en las empresas. Las compañías de manufactura reducen el costo de mantenimiento, aumentan la disponibilidad de activos y mejoran la satisfacción del cliente cambiando a nuevos modelos de negocio basado en el IoT. 

5. Innovación y aceleración: Transforma y regenera la cadena de valor por medio de nuevos enlaces, interconectado y compartiendo información entre los diferentes dispositivos, que permita acelerar el proceso de toma de decisiones y la integración de la información con el objetivo de predecir cambios o mejoras que puedan suceder a través del tiempo. 

El IoT promete ser disruptivo en un mundo donde el Internet como medio de comunicación acapara cada vez más las grandes empresas e industrias del mundo y abre la puerta a una nueva revolución tecnológica que pretende interconectar grandes cantidades de dispositivos con centros de datos especializados para un mejor control de procesos y análisis especializados a través de Big Data. El respaldo y confianza de las empresas tienen como base la planificación, desarrollo y ejecución de estos 5 pilares que pretenden establecer expectativas cada vez más exigentes, en donde estar a la vanguardia en un mundo tecnológico es primordial para generar valor dentro y fuera de las organizaciones.

Por Roberto Trejos, Gerente de Consultoría en PwC  |  Junio 2021

Contáctanos

Ignacio Pérez Rubio

Ignacio Pérez Rubio

Socio Líder de Consultoría, PwC Interaméricas