Innovación y liderazgo femenino

Mauricio Hurtado Managing Partner, PwC México 02/03/20

Actualmente, todavía existe en el mundo una brecha importante de género en el liderazgo de las organizaciones y en otros ámbitos. Sin embargo, las estrategias de diversidad, así como los programas de inclusión, han demostrado ser cada vez más efectivos para promover la participación de las mujeres. Esto muestra un avance significativo para la equidad de género, pero también abre la posibilidad a nuevos retos y, desde luego, oportunidades.


Uno de esos retos, es el del nuevo liderazgo femenino. En una investigación publicada en 2019 en el Journal of Gender Studies, titulada Comparison within gender between female and male leaders, se describe cómo es que las mujeres tienden a replicar comportamientos de sus pares masculinos cuando se sitúan bajo un rol de liderazgo en un espacio principalmente dominado por hombres. Este fenómeno, en muchas ocasiones, se traduce en una carga emocional importante y se relaciona con una pérdida de la identidad en el trabajo y estrés, entre otros muchos aspectos, debido a la presión por cumplir con el “ideal de un líder”.

Pero, ¿qué hace en realidad a “un líder”? Existe una imagen preconcebida al pensar en una persona que se encuentra al frente de un equipo. Es común, entonces, que si se trata de describir a un líder se usen palabras como “fuerza”, “determinación” o “poder” y no hay nada inherentemente negativo en estas características. No obstante, según un estudio del MIT publicado en 2017, The secret to smart groups: It’s Women, estos atributos son consecuencia de relacionar los rasgos que social y culturalmente se impulsan en los hombres, pues son ellos quienes ocupan en su mayoría posiciones ejecutivas altas.

Por otra parte, el mismo estudio afirma que no son únicamente estas características lo que promueve buenos líderes y, por extensión, buenos equipos. Después de conducir experimentos de correlación con varios grupos, descubrieron que el atributo más importante es la “sensibilidad social”, es decir, los equipos sobresalientes eran aquellos cuyos líderes mostraban una gran percepción sobre las emociones e intenciones de sus integrantes. En este sentido, el mismo estudio menciona que las mujeres suelen puntuar más alto en inteligencia emocional y que los equipos con más liderazgo femenino logran mejores resultados.

En este sentido, el reporte realizado por PwC, Time to Talk: What has to change for Women at Work, hace énfasis en la importancia del talento y el liderazgo en los equipos; así como en las habilidades y experiencias que traen estos al mercado. Se ha demostrado que dichas capacidades son nutritivas en la toma de decisiones estratégicas y en la construcción de negocios sostenibles y éticos. Este reporte menciona también que de más de 4,200 compañías analizadas, la ganancia en equidad (es decir, los indicadores de inclusión de las organizaciones) fue 2.7% más alta en aquellas compañías con una preponderante dirección femenina.

Es por esta razón que, comprometidos con liberar el potencial de nuestra gente y comunidades, hemos apoyado desde hace cinco años la iniciativa HeForShe de la ONU, buscando impulsar a las mujeres y sumar a más aliados que busquen la equidad de género. Para lograrlo, desarrollamos cinco  acciones que nos ayudaron a sentar las bases del cambio, y que las organizaciones pueden implementar con sus colaboradores como parte de las estrategias para fortalecer el liderazgo femenino:

  1. Desafiar los dobles estándares: mantener los mismos requerimientos para todas las personas en un equipo

  2. Expandir tu red: no conformarte con lo que es cómodo y con las personas que conoces, abrazar la diversidad trayendo más voces a la mesa 

  3. Reconocer tus puntos ciegos: todas las personas los tienen; aprender a reconocerlos y a actuar para que no afecten en los equipos es clave

  4. Llamar a más voces: comunicar estas acciones y sumar a más personas

  5. Llevar la igualdad a casa: es un valor que va más allá del ámbito profesional; practicar tu diversidad y tu pensamiento inclusivo todos los días

Si bien estas recomendaciones pueden ayudarnos a empezar nuestro camino, reconfigurar la concepción tradicional de lo que implica ser un líder nos permitirá aprovechar el enorme potencial de nuestro talento, especialmente el femenino, traduciéndose esto en mejores equipos y resultados.

 

Contact us

Mauricio Hurtado

Managing Partner, PwC México

Teléfono +52 55 5263 6045

Síguenos: