Fracaso, ¿sinónimo de oportunidad o derrota?

Gabriela Bustamante Gerente Senior de Responsabilidad Corporativa, PwC México 11/02/20

Durante nuestra vida se nos inculca que debemos evitar el fracaso, en especial el profesional. Sin embargo, no podría existir el éxito sin algunos tropiezos.

Programar significa intentar sin importar cuantas veces falles, siguiendo el proceso hasta llegar a la línea de código adecuada. Tomemos como ejemplo a Katie Bouman, quien tardó más de tres años en desarrollar la mayor parte del algoritmo que hizo posible la primera fotografía de un agujero negro en 2019. Otro ejemplo de perseverancia es Thomas Alva Edison, quien realizó 10,000 prototipos de bombillas antes de encontrar un diseño que funcionara.

Si bien hay numerosos ejemplos que reafirman esa idea , ¿por qué seguimos sin asumir grandes retos? ¿De dónde nos viene este miedo al fracaso? ¿Será que poco a poco lo vamos aprendiendo? 

De acuerdo a Reshma Saujani, fundadora de Girls Who Code y autora del libro Brave, Not Perfect, cuando somos pequeños y estamos en el proceso de aprender algo nuevo, los padres de familia suelen motivar más y proveer guía a distancia a los niños, mientras que a las niñas se les brindar más ayuda directa e instrucciones de precaución. En ese afán de protegerlas, muchas veces tendemos a sumarlas en actividades que consideramos “seguras” y no retadoras, promoviendo una mentalidad de vulnerabilidad, repercutiendo en su vida personal y profesional adulta.  

Mientras lo reflexionamos, es importante involucrar a las niñas, desde pequeñas, en actividades que las reten de formas diversas y les enseñen a sentirse cómodas con el fracaso, de una forma constructiva. Desde clases de programación, pasando por proyectos de ciencia y robótica, hasta en los deportes, todo con el fin de que no vean a este como una derrota personal sino como una oportunidad de crecimiento y de intentar cosas nuevas, teniendo ya una experiencia previa.

Es por esta razón que, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia y como parte de nuestro programa Access Your Potential, llevamos a cabo un evento con estudiantes de secundaria para impulsar que más niñas se interesen por una carrera STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), creando un ecosistema más diverso e innovador. 

Durante el evento tuvieron la oportunidad de aprender de forma didáctica y divertida sobre temas que podrían parecer complejos como: programación, ciberseguridad, extracción de ADN y cometas, pero también sobre bienestar y autoconocimiento.

Agradecemos a todos los aliados que participaron y esperamos que este tipo de iniciativas ayuden a generar un mayor interés en los jóvenes por promover la innovación y el desarrollo de soluciones tecnológicas, permitiéndoles reconfigurar el futuro y resolver algunos de los problemas más importantes del mañana.

Conoce más sobre nuestras iniciativas de Responsabilidad Corporativa y sobre Access Your Potential en esta página.

Publicado originalmente en LinkedIn

 

Contact us

Gabriela Bustamante

Gerente Senior de Responsabilidad Corporativa, PwC México

Teléfono +52 55 5263 6010

Síguenos: