Abogados explican razones y efectos tras decisión de cambio de domicilio de empresarios

Fecha: 15-06-2022
Medio: El Mercurio

Planes familiares, proyectos de negocios y certeza en el pago de impuestos serían algunos de los fundamentos de la decisión de emigrar o asentarse en otro país.

Este fin de semana, a través de un artículo publicado por DF MAS, se conoció que el vicepresidente de Quiñenco y director de Antofagasta PLC, el empresario Jean-Paul Luksic, decidió cambiar, a inicios de año, su residencia a Suiza. Asimismo, a fines del año 2015, el exministro de Hacienda y director de empresas, Hernán Büchi, declaró que había fijado su residencia en Zug, Suiza. 'Voy a pagar más impuestos de los que en teoría pago acá. ¿Pero con qué? Con certeza jurídica', dijo esa vez Büchi. Todos estos movimientos de jurisdicciones abrieron el debate entre abogados y expertos tributaristas sobre las razones y los efectos que podría haber detrás de los cambios de domicilio hacia el extranjero.

Francisco Selamé, socio líder de impuestos de PwC, explica que un cambio de residencia física no representa 'necesariamente' ventajas tributarias. 'La ausencia o falta de residencia en Chile, no hace perder el domicilio tributario a una persona si mantiene por sí o a través de sociedades sus principales negocios en Chile. Estas personas, aunque se muden de Chile, siguen siendo consideradas como domiciliadas en el país y por lo tanto, en principio siguen tributando en Chile por sus rentas chilenas y extranjeras y además tributan como residentes del nuevo país, de acuerdo a las reglas vigentes allá.

Si existen tratados entre ambos países, se establecen reglas para evitar la doble tributación', señala. Selamé también precisa que 'un cambio de residencia es una decisión vital que puede estar motivada por razones personales y familiares, así como por las condiciones de vida, seguridad y acceso a la salud que ofrecen los países, y que exceden ampliamente los temas tributarios. En muchos casos se toma la decisión de cambiar la residencia, aunque se terminen pagando más impuestos en el nuevo país'. Claudio Bustos, socio de Bustos Tax & Legal, señala que es difícil sostener, en lo inmediato, que el cambio de residencia, por ejemplo, de Jean-Paul Luksic hacia Suiza, esté motivado por razones tributarias.

'En primer lugar, en la actualidad Suiza no es precisamente un paraíso fiscal, tiene un sistema de impuestos bastante complejo, ya que contempla impuestos federales y cantonales. Si bien los impuestos federales pueden llegar a un máximo de un 11.5%, los impuestos cantonales pueden ser de hasta un 44.5%, dependiendo de la ciudad en la que se resida. Ciudades como Ginebra, Lucerna y Lausana, son las más caras tributariamente en Suiza', dice y añade que 'el solo hecho de perder residencia en Chile, no significa que se deje de tributar en Chile sobre rentas de fuente mundial'.

Rodrigo Benítez, socio líder de BLTA, explica que en relación al Impuesto Global Complementario, que afecta a las rentas de personas naturales residentes en Chile, 'como su naturaleza lo indica, solo grava a estos contribuyentes. Los no residentes quedarán afectos al Impuesto Adicional a la renta, cuya tributación disminuye o se elimina cuando existe un Convenio para evitar la doble tributación'. Sobre el proyecto de impuesto a la riqueza o patrimonio, precisa que 'el proyecto, como actualmente está redactado, afecta solo a las personas residentes en Chile'. Juan Pablo Cabello, socio de Cabello y Cia., dice que el cambio de residencia tributaria 'conlleva que la persona natural pasa a tener otro estatuto tributario en Chile' y agrega que 'en el caso de establecerse un impuesto al patrimonio, este debiera gravar a las personas naturales residentes tributariamente en Chile, por lo que aquellos chilenos que dejen de ser residentes quedarían liberados'.

Contáctenos

Mabel González

Coordinadora de Comunicaciones Externas, PwC Chile

Tel: (56) 9 5687 0743

Síganos en