Los otros temas donde poner ojo en la Operación Renta que comienza en apenas un mes

Fecha: 05-03-2021
Medio: Diario Financiero

Poco menos de un mes falta para que se dé inicio a la Operación Renta 2021, proceso marcado por la crisis económica provocada por la pandemia y la implementación plena del nuevo sistema tributario vigente desde 2020.

El martes, el Servicio de Impuestos Internos (SII) publicó el esperado suplemento para guiar el proceso de declaración. Seis firmas de auditoría y estudios de abogados identifican los nudos a resolver, en un trámite que -como cada año- tiene de cabeza a los contribuyentes y a sus contadores.

Explicar la razón de los cambios patrimoniales

La socia de Tax & Legal de Deloitte, Ximena Niño, considera como uno de los principales cambios en la Operación Renta la obligación de informar lo que se denomina 'la razonabilidad del capital propio tributario', que consiste en explicar todas las variaciones que hicieron que el capital propio al primero de enero de 2020 experimentara incrementos o disminuciones durante el año.

'Esto obliga a que las empresas tengan controladas todas sus variaciones patrimoniales y puedan explicar y documentar los eventos que hicieron que su patrimonio creciera y disminuyera', explica.

Asimismo, califica el ejercicio como 'complejo para las empresas', debido a que muchas presentaron pérdidas tributarias en 2020 producto de la crisis económica.

'Las empresas PYME tendrán una renta con más aliviada, gracias a la Ley de Reactivación Económica, con la rebaja de la tasa del Impuesto de Primera Categoría a un 10%. El resto de la empresas tendrá una Operación Renta más complicada y con mayores exigencias de información que deben proveer', agrega.

Se requerirá más Información

En este proceso, uno de los cambios que recalca la senior manager de Tax & Legal de PwC, Andrea Villalobos, es la mayor cantidad de información a llenar en los distintos recuadros del formulario 22. Explica que se incorpora nuevamente el recuadro de la base imponible del Impuesto de Primera Categoría, que en años anteriores se resolvía en declaraciones juradas. Además, se agrega un recuadro donde los contribuyentes deberán dar el detalle de la composición de la razonabilidad de los cambios en el patrimonio de su sociedad.

Además, deberán informar a través de este formulario el detalle del registro de rentas empresariales, el que permite descontar como gasto de la empresa la remuneración pagada al socio o dueño, siempre que se cumplan los requisitos y condiciones establecidos.

Por lo tanto, dice que la recomendación a los contribuyentes es que se 'anticipen' al proceso, ya que 'la cantidad de información que el SII está solicitando a través de este formulario es mayor en consideración de los periodos anteriores'.

Errores que podrían aumentar retenciones

El socio de Tax & Legal de HLB Surlatina, Alex Mansilla, señala que uno de los cambios relevantes del proceso es que algunas declaraciones juradas se eliminaron y otras se incorporaron al formulario 22, como la declaración 1939 donde se informan saldos que se incluyen en los registros empresariales. Esto, enfatiza, traerá como consecuencia que en caso de errores e inconsistencias en las declaraciones 'estas no podrán rectificarse tan fácilmente como una declaración jurada, no antes que el SII inicie los procesos de rectificación al formulario 22'.

'Esta Operación Renta puede resultar en un proceso muy complejo de abordar para los contribuyentes a nivel país, considerando que el servicio ha demorado la publicación de sus instrucciones sobre los regímenes tributarios; y también porque es tanta la información que deberá asimilar el contribuyente que, si este no es disciplinado y organizado en su estudio y preparación, de seguro los errores y las retenciones a las devoluciones aumentarán', enfatiza.

Mayores pagos 'de una sola vez' por medidas de alivio

Para Claudio Bustos, socio de Bustos Tax & Legal, un tema a mirar de cerca es el efecto que podrían provocar las medidas de apoyo implementadas durante la pandemia. 'Las empresas que durante el año se han acogido a las suspensiones de pago de PPM (pagos provisionales mensuales) decretadas por el Gobierno como medida de alivio tributario, pagarán en abril probablemente un monto de impuesto mayor al de otros años, precisamente por la ausencia de pagos de PPM durante el año comercial', dice.

Aquellas empresas acogidas al régimen ProPYME tributarán este año con tasa de impuesto de Primera Categoría de 10%, en vez de la normal del 25%, lo que se extenderá a 2021 y 2022. 'Ello implica que, probablemente, muchas empresas del régimen ProPYME que hayan pagado PPM a tasa normal durante el año tendrán devolución de impuesto en abril', explica.

Los cambios que reducen la base imponible a declarar

La socia de Cabello & Cía., Pilar Cabello, destaca como una innovación la forma que se estableció para determinar la base imponible para las PYME, donde, por ejemplo, los activos inmovilizados y las existencias o inventarios se considerarám gasto inmediato en la parte que esté pagada, implicando una base menor para el pago de impuestos.

Asimismo, para las grandes empresas con contabilidad completa hay modificaciones respecto a la adquisición de bienes físicos del activo inmovilizado (terrenos, maquinaria y mobiliario) nuevos o importados, entre el 1 de junio de 2020 y el 31 de diciembre de 2022, los cuales podrán depreciar en forma instantánea e íntegra en el mismo ejercicio comercial en que los adquieran.

La misma situación podrá ser aplicada a las inversiones por activos intangibles, como derechos de propiedad intelectual e industrial.

Los nuevos mecanismos de control tributario

La socia de Cumplimiento Tributario de EY, Analya Gutiérrez, señala que no habrá un formulario 22 único para todos los contribuyentes, sino que variará según el régimen tributario: habrá un formulario para personas naturales, otro para empresas acogidas al régimen general de tributación, otro para las del régimen Propyme, y otro para contribuyentes del régimen de transparencia tributaria.

Gutiérrez agrega que algunas políticas de alivio tributario deben ser declaradas en este proceso, algunas de las cuales 'implican mayores requisitos de control tributario', como el uso de los beneficios especiales de depreciación de bienes del activo inmovilizado y el segundo retiro excepcional de fondos de AFP, los que deberán declararse en el formulario 22.

'La administración deberá estar atenta a la utilización de los distintos beneficios tributarios contemplados para este proceso de renta y deberá tomar pronto una decisión sobre ella, ya que podría tener impacto en los impuestos diferidos que deba determinarse al cierre del ejercicio', cierra.

Contáctenos

Síganos en