Los próximos pasos frente a la de descarbonización la matriz

Fecha: 06-06-2021
Medio: Diario Financiero

Asegurar la disponibilidad de las capacidades del sistema de transmisión, impulsar el ingresos de tecnologías acordes a las energías renovables, mantener la estabilidad jurídica, incentivar nuevas inversiones y hacer cambios culturales y laborales son algunas de las consideraciones que plantean los especialistas.

EI plan es descarbonizar la matriz energética por completo para 2040 y, frente a eso, ya hay avances concretos. Entre los más emblemáticos está la salida de las centrales a carbón, y pese a que esta sigue siendo la principal fuente de la energía en el país, el impulso de las renovables aceleró su despedida y en los últimos seis años, Chile quintuplicó la capacidad generada con energía solar, eólica e hidráulica, subraya Karien Volker, directora del Programa de Eficiencia Energética de Fundación Chile.

No obstante, los expertos advierten que todavía quedan pasos importantes por dar para lograr la tan anhelada matriz verde.

"En primer lugar, es necesario asegurar que la disponibilidad de las capacidades del sistema de transmisión sea la adecuada para que las nuevas centrales ERNC puedan inyectar su generación y así reemplazar las centrales contaminantes", dice Carlos Finat, director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (ACERA).

Coincide Evelyn Stevens, gerente de Sostenibilidad y Cambio Climático de PwC, mientras explica que, frente al conjunto de medidas legales, reglamentarias y estratégicas diseñadas por el Estado para acelerar la descarbonización de la matriz, es "fundamental y prioritario" resolver los temas de infraestructura de transmisión para que el "gran crecimiento" en la capacidad de generación renovable que está llevando a cabo el país "pueda ser transportada oportunamente y no sigan sucediendo los vertimientos actuales de energía".

A juicio de Finat, es necesario que se incorporen las señales para que las tecnologías complementarias se conecten al sistema eléctrico y se pueda asegurar "un funcionamiento óptimo económicamente y seguro técnicamente".

En esto puede servir de ejemplo la experiencia de Israel, que a 2030 se propuso producir el 30% de la electricidad con recursos renovables y disminuir en 90% la contaminación del aire emitida por 20 plantas de energía. Además, ocupa el sexto lugar en el Índice Global de Innovación de Cleantech, entre los países con mayor potencial para producir empresas de tecnología limpia comercialmente y viables durante los próximos 10 años.

"Desde las innovaciones de vanguardia que han ayudado a reducir drásticamente el costo de la energía solar hasta las soluciones inteligentes para ayudar a las empresas a frenar su consumo de energía, Israel está aprovechando su conocimiento tecnológico para impulsar un futuro más sostenible", dice Marina Rosenberg, embajadora de ese país en Chile, refiriéndose al avance de tecnologías para disminuir los niveles de carbono y aumentar la resiliencia climática, optimización de energías renovables, mejorar la gestión de la demanda y la eficiencia energética, nuevos sistemas de almacenamiento, mejor operación y supervisión de sus redes, aumento en la adopción de energía solar, y digitalización y Big data para implementación de inteligencia de redes.

Para Fernando Del Sol, presidente de Highview Enlasa, lo principal es mantener, por un lado, una "estabilidad jurídica", además de incentivar las inversiones que permitan profundizar el uso de las energías renovables variables. Para lo primero, cree que cualquier cambio "debe considerar que las inversiones de infraestructura son de largo plazo y que toda modificación normativa, si es profunda, debe aplicarse en los proyectos antes de su materialización".Y para lo segundo, coincide en la importancia del ingreso de tecnologías. Además, sostiene que instaurar impuestos a las emisiones de CO2 "en niveles OECD", es decir, cinco veces superiores al actual, "parece ser un paso pendiente en nuestra regulación".

Volker dice que en miras de una "transición justa", todo esto debería verse complementado con la reconversión laboral y restauración ambiental. En esa línea, cree que los principales desafíos son la transformación de las industrias y empleos y la remediación ambiental de los territorios, junto a la restauración de los pasivos ambientales de la generación del carbón.

El cambio cultural también es clave y debe avanzar a la par con el desarrollo de las ERNC, dice Elier González, director país de Veolia Chile. Específicamente, se refiere a los hábitos de consumo. "No basta con cambiar las fuentes generadoras, también debemos ser capaces de hacer un uso más eficiente de los recursos, y en este caso en específico pasa por proyectos de eficiencia energética", concluye.

Contáctenos

Síganos en