Los esfuerzos del sector por apuntar hacia una última milla sostenible

Fecha: 24-02-2021
Medio: Diario Financiero

Procesos de distribución y retorno, que fomenten la economía circular, son los puntos claves para avanzar en materia medioambiental.

En su momento, el comercio electrónico fue casi la única vía para abastecerse en los momentos más álgidos de la pandemia, y se prevé que sea el método de compra principal en el corto plazo. Sin embargo, ¿es esto compatible con las metas de sostenibilidad que tiene el país y el mundo?

Es un tema que genera debate entre los expertos. Para Evelyn Stevens, gerente de Sostenibilidad y Cambio Climático en PwC Chile, el sector de última milla utiliza 'mayoritariamente vehículos diésel', por lo que una mayor demanda del servicio conlleva un uso masivo de este tipo de vehículos, contribuyendo a la emisión de gases de efecto invernadero, 'lo que en ciudades altamente concentradas, provoca un aumento de la contaminación local, del ruido y de congestión vehicular. En este escenario, hoy la última milla no es compatible con los esfuerzos de cuidar el medio ambiente', analiza.

Por su parte, Roberta Miyazaki, associate partner de Consultoría de Supply Chain de EY, considera que la logística y el cuidado del medio ambiente no son incompatibles, pero observa que se requieren ciertos incentivos para que ambos funcionen bien. Por ejemplo, el uso de vehículos eléctricos, materiales de empaque no contaminantes y bajos en emisión, y 'procesos de distribución y retorno que fomenten la economía circular'.

Por otro lado, añade, también debe haber una concientización de las empresas 'y de los gobiernos, con sus políticas e incentivos a la reducción de sus emisiones, principalmente, de nosotros como consumidores que exigen ese cuidado en las compras', observa Miyazaki.

Desafíos pospandemia

Los cambios de comportamiento en los clientes finales están generando grandes desafíos, sostiene Nicolás Justiniano, gerente comercial de Envíame, porque están exigiendo más responsabilidad a las empresas y mayor preocupación sobre el cuidado del medio ambiente.

'La logística tendrá que retomar las tendencias que se estaban desarrollando previamente a la emergencia sanitaria', dice Justiniano, añadiendo que debido al crecimiento del e-commerce, 'este objetivo se ha vuelto más difícil de alcanzar aunque, a la vez, adquiere más presión por lograrlo'.

En esa línea, Evelyn Stevens, de PwC, dice que para avanzar es fundamental reducir la huella de carbono y para ello, adoptar nuevas tecnologías 'ha sido la principal medida tomada en el último tiempo para resolver retos de operación, distribución y logística de la última milla, mejorando indicadores ambientales, congestión urbana y eficiencia logística'.

Sin embargo, a futuro aún queda el desafío de implementar más avances, integrados a ciudades inteligentes 'y lograr una colaboración efectiva entre los diferentes agentes y sectores de la actividad'.

78% de los trabajadores prefiere tener una jornada flexible que acatar horario

Contáctenos

Síganos en