Mine 2021: Las 40 principales empresas mineras se encuentran en excelente estado financiero

Fecha: 15-07-2021
Medio: Guía Minera de Chile

Mine 2021: Las 40 principales empresas mineras se encuentran en excelente estado financiero

  • La presentación del tradicional estudio de PwC contó con Edgar Blanco, subsecretario de Minería; Diego Hernández, presidente de SONAMI; y Gustavo Lagos, profesor del departamento de Ingeniería de Minería de la Pontificia Universidad Católica de Chile. 

“La minería es una de las pocas industrias que emergió de lo peor de la crisis económica producto de la pandemia de Covid 19, en excelente forma financiera y operativa”. Esa es la principal conclusión del estudio “Mine 2021” de la prestigiosa consultora PwC que analiza los resultados de las 40 principales compañías mineras que operan en bolsa. “Las 40 principales empresas mineras se encuentran en excelente estado financiero”, destaca el analista de la consultora, German Millán, al dar a conocer los resultados de la undécima octava versión del “Mine 2021”.

La presentación del tradicional estudio se realizó vía streaming junto a un panel de conversación que tuvo como invitados a Edgar Blanco, subsecretario de Minería; Diego Hernández, presidente de SONAMI; y Gustavo Lagos, profesor del departamento de Ingeniería de Minería de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En la ocasión, Germán Millán junto con otro de los analistas de consultora PwC, Colin Becker destacaron el buen pie en que quedó la industria. “Las 40 mayores empresas mineras jamás han estado en una posición financiera tan sólida para dar un giro amplio y audaz hacia el futuro”, sentenciaron los dos ejecutivos.

En entrevista con Boletín Minero de SONAMI, los socios de PwC delinearon los desafíos que se plantean a la industria para enfrentar el periodo post pandemia: Hacer que las cuestiones ambientales, sociales y de gobierno (ESG) sean el núcleo de la estrategia organizacional que les brinda a las grandes mineras un camino convincente para generar confianza, crecer y producir resultados sostenidos.

– ¿Cuáles son los principales resultados del Informe Mine 2021?

Germán Millán: Desde el punto de vista financiero, este año hubo un crecimiento muy relevante tanto en capitalización como en márgenes a nivel histórico. 2020 fue un año emblemático para el sector minero. En comparación con el año 2019, la utilidad neta aumentó un 15%, el efectivo disponible aumentó un 40% y la capitalización de mercado aumentó casi dos tercios. La conclusión es que, no obstante, la pandemia, las mineras han sido capaces de sortear de manera exitosas estos desafíos que ha implicado esta crisis sanitaria, y han llevado a la industria a un nivel sin precedentes, que va a llevar a pago de dividendos, por ejemplo, a niveles no vistos desde que elaboramos esta publicación. La inversión, sin embargo, se mantiene relativamente estable. Tuvo un crecimiento respecto al año 2019, pero una parte puede explicarse por la postergación de inversiones desde el año 2020 al 2021 como resultado de las restricciones sanitarias. Las actividades de fusión y adquisiciones se mantienen muy bajas también. Entonces, por un lado, hay muy buenos resultados, pero por otro lado se advierte un cierto conservadurismo en términos de las decisiones de inversiones grandes o relevantes como las que veíamos en el superciclo pasado.  La pregunta es qué hacer con ese efectivo que está disponible, junto con la disponibilidad de deuda barata. Nosotros pensamos que estos recursos se deben aprovechar para alinear la estrategia hacia una agenda progresiva, de futuro, ligada a la economía verde y descarbonizada.

Colin Becker: Efectivamente las grandes mineras han navegado muy bien esta pandemia para mantener un balance bien saludable, pero dando prioridad a las operaciones y no tanto al mantenimiento y crecimiento. Por lo mismo, hemos visto en general un bajo nivel de Capex o inversión en desarrollo en 2020. Todos los esfuerzos han estado dirigidos a la parte operacional a fin de mantener la producción y aprovechar el alza en los precios de commodities. Además, vemos buenos fundamentos para que se mantengan estos buenos precios en el corto/mediano plazo. Entonces, con una sólida situación financiera y con una buena proyección para este año, vemos que el sector tiene una oportunidad única para hacer un cambio en su estrategia, involucrando más y haciendo partícipes a los grupos de interés y potenciar su modelo de ESG.

   – ¿Cómo ha sido posible que pese a la pandemia la industria minera haya enfrentado de buena forma esta crisis sanitaria?

Germán Millán: Se explica por la disciplina que ha tenido la industria en términos de protocolos sanitarios. Reaccionar correctamente a la crisis en términos logísticos, operativos, manejo de la cadena de valor, etc. Y, por otro lado, está el comportamiento de los commodities, es decir la minería ha sido capaz de mantener una operación en marcha mientras otras industrias estaban paralizadas, por ejemplo, el transporte aéreo, y el turismo. Asimismo, durante los últimos meses, mejoraron los precios de los commodities, tal como ha pasado con el hierro por la reactivación de China y la India; hay temas estructurales en el alza del precio del cobre; y se observa una migración desde el carbón hacia otros minerales. Ha habido una combinación de factores que le han permitido a la industria minera salir fortalecida.

Colin Becker: Durante el segundo semestre del año 2020 hemos visto este fortalecimiento del precio del cobre, pero en los primeros seis meses del año pasado se mantuvieron bastante bajos. Este salto en el precio sí ha sido importante para la minería, porque manteniendo la producción les ha permitido aprovechar los buenos precios.

Si bien este estudio no considera a las medianas y pequeñas empresas mineras, como tampoco a Codelco por no tener presencia bursátil, claramente el alza en los precios también los ha favorecido. Sin embargo, para varias de las empresas medianas y pequeñas en Chile, hasta junio del año pasado muchas de ellas estaban produciendo a un cash cost similar al precio de los commodities y algunas por debajo de éste, generando pérdidas. Hay que hacer un reconocimiento porque muchas de ellas hasta mediados del año pasado no estaban en una situación financiera buena, sin embargo, mantuvieron su producción, y resguardando el empleo y su aporte al país. Sólo fue en ese último trimestre del año pasado donde estas empresas comenzaron a obtener utilidades.

DESAFÍOS EN ESG

 – ¿Qué tan urgente es este desafío para la minería?

Colin Becker: Puede ser que este concepto de ESG sea nuevo en el mundo, pero en el ADN de la minería este concepto ha formado parte de los valores fundamentales de la industria, de su forma de operar. A modo de ejemplo, si estamos hablando de medio ambiente, Chile es el país líder en traer agua de mar y en eso están hace 15 años, mientras que en materia de electricidad el desarrollo de la energía solar en Chile se debe en gran parte al sector minero. Es cierto que en materia de medio ambiente aún hay oportunidad de avanzar y mejorar, pero yo creo que el sector minero de Chile es líder en esa materia.

En materia de gobernabilidad, las empresas mineras se manejan como cualquier corporación con directorios y estructuras formales. Sin embargo, es urgente en materia de gobernabilidad gestionar mejor la participación de los stakeholders. Mientras nadie puede negar las enormes inversiones en las comunidades realizadas por la minería en el norte del país, creo que aún existe una oportunidad para que las comunidades participen más en el desarrollo y la gestión del sector.

Germán Millán: la minería ha sido el motor en nuestra economía, de los valores y la cultura de seguridad, es decir ha habido un avance en medio ambiente, seguridad, en las relaciones comunitarias y en temas de gobernanza y transparencia. Lo que nosotros planteamos es que las mineras por largo tiempo han tenido una cultura de seguridad y han tenido un comportamiento cada vez más respetuoso en materia ambiental, pero han tenido relaciones comunitarias más bien defensivas que inclusivas. Se necesitan mecanismos para abrazar a la comunidad, hacerlas parte del negocio, pero ello requiere un cambio de visión estratégica y no solo una visión defensiva, poniendo a la comunidad al centro de su estrategia. Esa es la invitación, pasar de una estrategia defensiva a una positiva. Los Top 40 hacen una contribución significativa a la sociedad a través de impuestos generales y royalties. Pero tienen que acortar la brecha para ser transparentes sobre estos pagos. Las empresas mineras pueden estar orgullosas de informar los impuestos que pagan y los beneficios sociales producto de estos desembolsos, como la financiación de hospitales, mejoras de infraestructura y escuelas, y deben unirse a los gobiernos locales para ayudar a crear políticas fiscales.

ROYALTY MINERO

– ¿Cómo se inserta en este debate el tema del aumento de impuestos a la industria?

Colin Becker: Lo más importante, desde mi punto de vista, es que esta discusión no se lleva a cabo en base a la ignorancia acerca del sector minero. Es decir, la discusión debe considerar estudios y participación de expertos en la materia para asegurar una discusión debidamente informada y ver cuál sería un aporte razonable del sector a las comunidades o el Estado, pero siempre asegurando la sostenibilidad de la minería en Chile.

Creo que más allá de la tasa que se aplique, finalmente, es importante avalar la permanencia y seriedad de las instituciones y evitar “cambios en las reglas”. En segundo lugar, la minería es una industria que no se puede mover con facilidad, cuando se hace la inversión se queda acá, por eso también es un blanco perfecto para la discusión del royalty. La discusión del royalty en Chile no se debe ver contagiada por eventos o agendas puntuales. Chile es uno de los grandes actores mineros a nivel global, con lo cual, me parece sano que estudiamos los esquemas de royalty vigentes en otros países mineros y, luego, busquemos una receta que se adapta a la realidad chilena.

– ¿En el caso del royalty crees que ha faltado una discusión seria?

Colin Becker: A veces, lamentablemente sí. Hay ciertas personas que hacen comentarios sin fundamentos y sin entender los posibles impactos sobre el sector. La minería siempre ha sido el motor del desarrollo de Chile y asimismo tendrá un rol fundamental para el futuro desarrollo del país. No hay que perder de vista eso.

– ¿En la presentación del estudio, el subsecretario habló del estancamiento de la producción minera de Chile, qué opinión le merece esa afirmación?

Colin Becker: No creo que la industria esté estancada. A pesar de que los volúmenes de producción totales del país se han mantenido en los últimos cinco a diez años, el tipo de producción es completamente distinto. Quince años atrás había más producción de óxidos en Chile a rajo abierto, con distintos estándares de seguridad y de medio ambiente, mucha de la producción estaba usando agua de la napa, pero luego esto ha cambiado drásticamente. Por ejemplo, Chuquicamata pasó de rajo a subterránea. Las nuevas minas cuestan tres veces más que las faenas anteriores y el costo de operarlas es el doble por la caída en el contenido de materiales, la profundidad y la dureza de la roca. Es un nuevo contexto minero. Entonces, para mí, mantener la producción ha sido un tremendo logro de la minería; y las inversiones han sido enormes, muy superiores a las inversiones históricas. Y la minería ha hecho esas tremendas inversiones pensando en el largo plazo confiando en un sistema de reglas claras a largo plazo. Mantener la producción minera para los próximos diez, veinte o treinta años va a requerir una inversión aún más cuantiosa y para incentivar esa inversión debemos tener un sistema de royalty con reglas claras y que tiene sentido, un buen equilibrio entre las demandas del país y los objetivos de la minería.  (Boletín Minero julio, para www.guiaminera.cl)

Contáctenos

Síganos en