Justicia laboral está al límite: trámite de causas casi se ha duplicado en últimos cuatro años

Fecha: 09-08-2021
Medio: Diario Financiero

Si en 2017 una demanda tomaba en promedio 87 días, en 2020 el plazo fue de 163 días. Abogados plantean la creación de nuevos juzgados especializados

La justicia laboral está al límite. Prueba de ello es el aumento que ha mostrado el tiempo de tramitación de las demandas en los diversos Juzgados de Letras del Trabajo a lo largo del país.

Si en 2017 el promedio era de 87 días, en 2020 el plazo fue de 163 días, de acuerdo a los datos del Poder Judicial. En el caso del Primer Juzgado de Letras del Trabajo, los números pasaron de 112 en 2019 a 160 días el año pasado. El Segundo Juzgado, en tanto, tuvo un incremento de 124 a 178 días promedio entre uno y otro ejercicio.

Conforme con los antecedentes, y a modo de ejemplo, en el caso de los archivos especiales -que son aquellos casos que dejan de tramitarse por ciertos periodos y luego retoman- la tramitación promedio es de 459 días. Las conciliaciones, en tanto, tienen una demora de 143 días.

Este fenómeno preocupa a los abogados, quienes plantean que antes una demanda podía tomar alrededor de ocho meses en ser resuelta, en circunstancias que ahora puede superar el año, y de escalar a la Corte de Apelaciones y a la Suprema, la podría tardar por encima de dos años.

O sea, como grafica Pablo Zenteno, abogado laboral del estudio Borlando Zenteno Abogados y Cia, un juicio que involucra a trabajadores hoy abarca en promedio un año en primera instancia, seis a siete meses en Corte de Apelaciones y otros seis a siete más en la Suprema. Se trata, desde su perspectiva, de una situación que es crítica, ya que 'una justicia que tarda excesivamente trasunta en injusticia'.

Los datos también muestran que entre 2015 y 2020 las causas laborales han aumentado 26,8%, pasando de 56.583 a 71.752. Y si bien hubo una disminución de 12,8% entre el año pasado y el ejercicio precedente, dicha caída no se tradujo en una mejora de los tiempos de tramitación, los que sólo han ido al alza.

Lo más preocupante, plantea el director del Departamento de Historia y Filosofía del Derecho de la Universidad de Concepción, Manuel Campos, es la demora que están tomando las causas relacionadas a la tutela laboral -derechos laborales-, demandas que desde su óptica deberían tener una tramitación urgente.

Zenteno coincide en este punto, ya que aquí los trabajadores involucrados requieren 'de urgente atención y reparación', dice.

Para Nancy Ibaceta, directora Tax & Legal de Deloitte, este atochamiento no es reciente y se trata de algo que se arrastra desde al menos unos cinco años. Para ella, una de las razones tras la lentitud detectada tendría relación con la sobrecarga de demandas y acciones entabladas por exfuncionarios públicos contra el Gobierno.

Más tribunales

'Falta duplicar los Tribunales del Trabajo para atender las necesidades de los trabajadores del sector público y FFAA y de Orden, y capacitar y especializar a los jueces laborales en estos últimos', opina la abogada de Deloitte, ya que estima que la relación laboral en esos sectores dista mucho de la forma, reglamentación, derechos y deberes del sector privado, lo que también podría incidir en el aumento del tiempo de tramitación. Ibaceta no es la única en exponer esta necesidad. En 2018, la Asociación Nacional de Magistrados (ANM), entonces liderada por el juez laboral Álvaro Flores, pidió impulsar la creación de un tercer juzgado laboral en Santiago, a raíz de la excesiva carga de los jueces.

De acuerdo con fuentes conocedoras, la idea iba por buen camino e, incluso, tenía el respaldo del Gobierno. Sin embargo, la llegada del Covid-19 cambió las prioridades. Actualmente, son varios los abogados que ven necesario que se retome este tema y algunos van más allá y aluden a que la creación de nuevos juzgados debería ir más allá de Santiago.

'Es fundamental implementar un tercer e, incluso un cuarto juzgado del trabajo en Santiago, y avanzar hacia una Corte del Trabajo, como ya conoce nuestra historia judicial', dice Zenteno.

Su punto es complementado por Gabriel Halpern, gerente de servicios laborales de PwC Chile, quien considera que una mayor dotación de jueces podría permitir que puedan tramitarse más causas 'sin sacrificar tiempo de análisis que se requiere para obtener sentencias justas y adecuadas'.

Campos, acorde con su tarea académica en la universidad penquista, destaca la importancia de establecer nuevos juzgados también en Concepción y, adicionalmente, en Valparaíso, ya que allí 'el problema es aún mayor'.

Contáctenos

Síganos en