Opinión | ESG: una historia auténtica para contar

Fecha: 28-12-2021
Medio: Diario Financiero

Los temas ESG deben ser abordados al nivel más alto de las organizaciones a través de la redefinición de la estrategia, gestionando los riesgos y oportunidades que estos generan. En esta columna, Silvina Peluso, socia de PwC Chile, profundiza sobre su importancia en el contexto actual y el rol que tienen en el éxito de los negocios.

Si algo parece estar cada vez más claro es que el éxito en los negocios ya no depende solo de ser rentable. Obtener ganancias continúa siendo importante, pero las empresas no podrán sobrevivir si no afrontan desde el corazón de sus negocios los asuntos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por su sigla en inglés). Los asuntos ESG están en la agenda de consumidores, líderes empresariales, empleados e inversores.

Encuestas recientes revelan que 83% de los consumidores piensan que las empresas deberían trabajar activamente en mejores prácticas en asuntos ESG, 91% de los líderes empresariales creen que su empresa tiene la responsabilidad de actuar sobre asuntos ESG, 86% de los empleados prefieren trabajar para empresas que se preocupan por los mismos problemas que ellos, 79% de los inversores consideran que los riesgos y oportunidades ESG son un factor importante en la toma de decisiones de inversión y 75% de ellos creen que las empresas deben abordar los asuntos ESG, incluso si hacerlo reduce la rentabilidad a corto plazo, según el PwC 2021 Consumer Intelligence Series Survey on ESG y PwC 2021 Global Investor Survey. Es un hecho también que los asuntos ESG están en la agenda global y local de emisores de normas y reguladores.

Hace algo más de un mes, en el marco de la COP26, la Fundación IFRS anunciaba el establecimiento del International Sustainability Standards Board (ISSB) y la publicación de dos prototipos de normas de reporte. Días más tarde, la Comisión para el Mercado Financiero publicaba la NCG N°461 que modifica la estructura y contenido de la memoria anual, para incorporar requerimientos adicionales en materias ESG.

Un gran avance, si tenemos en cuenta que, para que las empresas progresen en esta materia, el segundo mayor obstáculo identificado por los ejecutivos es la falta de estándares de reporte y la complejidad regulatoria. Si bien contar con un reporte estandarizado contribuye a mejorar la forma de comunicar estos asuntos, incrementando la transparencia, confiabilidad y comparabilidad de la información, no debemos olvidar que abordar los temas ESG no es solo un asunto de cumplimiento y de completar datos en un informe.

El reporte es una herramienta de gestión y presentación de resultados, es la forma en que la organización cuenta su historia. Pero para ser auténtica, la historia debe nacer desde el corazón mismo, de la estrategia de la empresa. De ahí la necesidad de que los temas ESG sean abordados al nivel más alto de las organizaciones a través de la redefinición de la estrategia, gestionando los riesgos y oportunidades que estos generan.

Una vez que se haya instaurado a este nivel, es necesario que permee a toda la organización, transformando los procesos y la forma de hacer las cosas, es decir, incorporar los temas ESG en el corazón de la organización.

Solo entonces nos enfrentamos al desafío de contar la historia. Estamos ante un nuevo paradigma: el de las empresas orientadas a servir a todas las partes interesadas con el propósito de crear valor a largo plazo, desterrando el antiguo paradigma de las empresas orientadas a maximizar utilidades creando valor solo para los accionistas. Los reportes en materias ESG son una consecuencia más de dicho cambio de paradigma. Ahora es el momento de actuar, repensar la estrategia de la organización, transformar el modo en que hacemos las cosas y contar nuestra historia.

Contáctenos

Síganos en