20 lecciones de un 2020 en modo pandemia

Fecha: 27-12-2020
Medio: El Mercurio

La pandemia trastocó de manera inédita la vida y costumbres en Chile y a escala planetaria. Como el mundo de la empresa y la economía no fueron la excepción, 'El Mercurio' consultó a destacados economistas, empresarios, directores, gerentes y consultores sobre los aprendizajes que les dejó el año. Acelerar la automatización y replantear los modelos de negocios cuantas veces sea necesario, aparecen entre las respuestas. Pero también alertan de riesgos. Hacerse cargo de brechas como la laboral -por la informalidad-, la digital y la financiera, asoman como algunas de las más apremiantes necesidades. Y en materia fiscal y de políticas públicas, será clave abordar cómo seguir creciendo, de cara al 2022 cuando ya no haya 'efecto rebote', y cómo recomponer los ahorros fiscales, que se demostró esencial tenerlos, ante eventos de baja ocurrencia, pero de altísimo impacto.

Se acelera la automatización y en la minería empresas adelantan planes para sumar equipos autónomos o centros de operación remota en ciudades

La incorporación de nuevas tecnologías es un proceso en el que numerosas industrias estaban insertas para responder a desafíos como la pérdida de competitividad, el aumento de costos, o el impacto de los fenómenos asociados al cambio climático. Sin embargo, en el sector privado reconocen que la pandemia creó la necesidad y aceleró la digitalización, obligando a las industrias en general a adaptarse con mayor rapidez a esa transformación.

La agroindustria, por ejemplo, ha recurrido al denominado internet de las cosas, blockchain y plataformas de inteligencia artificial para recopilar datos que les ayuden a mejorar su toma de decisiones.

La automatización y el control a distancia de las operaciones es otra de las caras de este proceso y la minería es un ejemplo claro de esto último. 'La pandemia hizo que algo que venía llegando terminara por instalarse rápidamente. Esta crisis dejó en evidencia dónde había espacio para incluir tecnologías que significaran teletrabajo o dónde se podía elevar la automatización sin bajar los niveles de seguridad', dice el presidente ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino.

Al adelantar la adopción de tecnología, se busca elevar la eficiencia y la productividad, reduciendo también la densidad de trabajadores en los centros de trabajo. En esta línea, en abril pasado, Antofagasta Minerals creó la vicepresidencia de Estrategia e Innovación, que aglutina todos los proyectos vinculados con la transformación digital del brazo minero del grupo Luksic, que entre otros incluye la habilitación de Centros Integrados de Operaciones (CIO). El primero estará en Minera Centinela, y su apertura se espera para los próximos días, tres meses antes de lo propuesto inicialmente. Estos recintos están ubicados en las ciudades y permiten que los operarios dejar de concurrir a las faenas.

A inicios de diciembre y en su casa matriz en Santiago, Codelco inauguró uno de estos centros, el cual entrega servicios de soporte y optimización para las unidades de operación remota que la estatal ya posee en Los Andes, Calama y Rancagua, donde se ubican tres de sus más importantes divisiones.

Pese a la pandemia, las mineras mantuvieron sus cronogramas para incorporar equipos autónomos o telecomandados, como fue el caso de Amsa, mientras que otras firmas anticiparon estas compras. Carlos Valencia, gerente de Automatización de Epiroc Chile, comenta que durante el primer semestre de 2021 tienen programado implementar alrededor de 15 proyectos de automatización y digitalización. Esto se explica, dice, porque las empresas optaron por adelantar sus planes de inversión y en muchos casos renovar equipos a los que les quedaban uno o dos años de vida útil para reemplazarlos por unidades teleoperadas. 'Codelco ha adelantado muchas de sus licitaciones para las nuevas minas; hoy todas consideran equipos autónomos para perforación, carguío y transporte. Por ejemplo, hay una proyección de que en dos a tres años El Teniente pudiera estar operando completamente con equipos autónomos con tecnología', asegura el ejecutivo de la firma sueca.

Otro hito en esta carrera es que las firmas que en la actualidad tienen centros de operación remota en las minas, los trasladarán a los centros urbanos de las ciudades donde están sus faenas e incluso hasta sus sedes corporativas en Santiago, como ya sucede con algunos procesos de Codelco y de otras firmas. La minería mediana tampoco se queda atrás y firmas como Pucobre, dice Valencia, están en la senda de implementar procesos autónomos.

Buenas relaciones con trabajadores permitieron acordar medidas sanitarias y de turnos laborales

En 2020 la palabra clave al interior de las organizaciones y empresas fue 'colaboradores y personas'. Así lo sostiene Pablo Gómez, socio de PWC, quien explica que 'el área de personas tuvo este año un rol verdaderamente estratégico para las empresas, estuvo en el primer nivel corporativo, participando en comités de riesgo, tomando decisiones súper relevantes'. Para el ejecutivo, la pandemia demostró lo crucial que, por ejemplo, fue mantener buenas relaciones con los sindicatos, 'que permitieron negociar y reconvenir ciertos beneficios'.

Los consultados coinciden en que este espíritu más colaborativo con trabajadores y sindicatos se plasmó, por ejemplo, en facilidades a la hora de implementar medidas sanitarias, cambios de turnos, así como replantear beneficios, por la emergencia.

Trabajar a distancia desafía a jefaturas en cómo dirigir y dar sentido de equipo en forma remota

El trabajo remoto fue una de las modalidades más utilizadas en las empresas para enfrentar la pandemia. Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en septiembre el 27,1% de las empresas declaró haber adoptado medidas de trabajo remoto a distancia, alcanzando con estas al 25,5% de los trabajadores de las empresas formales en Chile. Es decir, uno de cada cuatro trabajadores trabajó de manera remota; en junio, las empresas que habían implementado esta medida llegaron al 36,8%.

A juicio de Pablo Gómez, socio de Personas y Organizaciones de PwC Chile, 'la pandemia ayudó a acelerar el trabajo flexible'. En Sudamericana de Vapores y Saam, empresas del grupo Luksic, resaltan el beneficio del trabajo a distancia. 'Hemos descubierto que el teletrabajo es beneficioso para muchas funciones dentro de la empresa, los propios colaboradores, así como para actividades fuera de la empresa, para reuniones con clientes, proveedores. Se demostró que puedes hacer a distancia muchas labores y eso va a permanecer', apunta Óscar Hasbún, gerente general de la Compañía Sudamericana de Vapores y presidente de Saam. En Agrosuper también están convencidos de que las nuevas modalidades de trabajo y las reuniones virtuales 'serán parte de nuestra forma de trabajar en el futuro', cree José Guzmán, vicepresidente de la compañía.

Pero las empresas y los líderes tienen desafíos en este ámbito. 'Todavía nuestros líderes tienen que aprender a trabajar, supervisar y dirigir equipos de manera remota para no perder la identidad con la organización. Los equipos requieren una presencia a distancia permanente, que no se dio naturalmente este año. Muchos colaboradores se han quejado de que sus jefaturas no los llamaban y se perdieron un poco respecto de los objetivos del trabajo', afirma Pablo Gómez, de PwC.

Óscar Hasbún añade: 'El desafío es cómo mantener el compromiso de largo plazo del trabajador con la empresa, porque la relación a través de una pantalla es muy fría, muy lejana. Cuando un trabajador va todos los días a la oficina tiene amigos, no solo colegas, se genera lealtad con el equipo humano, con el grupo de referencia. En eso tenemos tarea por delante', apunta.

En PwC también prevén que las dotaciones serán cada vez más híbridas, 'identificando los cargos críticos que se necesitan de manera presencial y los que no. La palabra clave será flexibilidad'.

El Mercurio
El Mercurio

Contáctenos

Alejandra Castillo

Coordinadora de Comunicaciones Externas, PwC Chile

Tel: (56) 9 5658 8000

Síganos en