EN MÁS DE 20% CRECERÍAN CAUSAS ARBITRALES EN 2020

Fecha: 14-07-2020
Medio: Diario Financiero

Incumplimientos de contratos derivados de promesas de compraventa, arrendamientos y prestaciones de servicios, a raíz de la pandemia, explicarían el incremento.

Hay coincidencia en el sector: la pandemia está trayendo un efecto directo en materia de cumplimiento contractual, situación que está generando múltiples conflictos en distintas operaciones comerciales, impulsando, a la vez, un mayor interés de las empresas en recurrir a instancias extrajudiciales como el arbitraje para resolverlos.

'El promedio anual de causas en los últimos años ha sido sobre los 400 arbitrajes', detalla Ximena Vial, directora jurídica del Centro de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio de Santiago (CAM Santiago). 'Generalmente esta cifra aumenta en un 10% cada año. Para 2020 estimamos que este incremento será mayor, cercano al 20% o más'.

La emergencia ha provocado un aumento de todo tipo de disputas comerciales, particularmente 'en materia de fusiones y adquisiciones, aportes financieros al desarrollo de proyectos y disputas de construcción, en especial aquellas relativas a suspensiones de obras, cancelaciones de proyectos o declaraciones de fuerza mayor', dice Cristian Conejero, socio en Cuatrecasas. A esto se suman suspensiones en contratos de suministro y energía, y disputas de inversión o con partes estatales.

Alberto Labbé, socio fundador en Labbé Abogados, añade que en prácticamente todos los rubros ven un posible aumento de alegaciones fundadas en la teoría de la imprevisión, es decir, 'alegaciones sobre variaciones en las circunstancias económicas imprevisibles al momento de contratar, como motivo para modificar contratos'.

Las disputas

Si es por rubro, hay industrias que se están viendo más afectadas por la emergencia, como el retail, dice Rosario Castro, directora ejecutiva de Strategy & Consulting de Accenture Chile, acotando que, desde el lado del negocio inmobiliario, 'su liquidez se ha visto fuertemente afectada' por el cierre de muchas tiendas a causa de la pandemia. Alberto Labbé agrega que los contratos de la construcción inmobiliaria también podrían verse perjudicados.

Astrid Schudeck, senior manager de Tax & Legal de PwC Chile, explica que algunas empresas han tenido problemas para cumplir con sus obligaciones contractuales, 'debiendo resolverse -atendidas las circunstancias específicas del caso-, si dicha imposibilidad o dificultad puede liberar de responsabilidad a la parte afectada, los efectos que ello tiene sobre las obligaciones de la contraparte, entre otras materias'.

Otras empresas estaban en fase de negociación de un contrato, agrega, y a raíz de la pandemia, ya sea por incertidumbre o por un reordenamiento de sus prioridades, prefieren no continuar con las negociaciones. Aquí debe resolverse sobre la razonabilidad de la justificación y los efectos que ello puede generar sobre la contraparte.

Frente a esto, el arbitraje ofrece algunas ventajas, como 'su celeridad, tramitación electrónica, las facilidades de poder realizarlo por videoconferencia y la posibilidad de no suspender los términos probatorios si ambas partes están de acuerdo, y seguir adelante con la tramitación de las causas', acota Ximena Vial, en cuyo centro se han desarrollado más de 350 audiencias por videoconferencia sólo durante la pandemia, y donde el 85% de las causas continúa tramitándose sin suspensiones.

Y la rapidez para solucionar un conflicto es de suma importancia pues reduce el tiempo de contingencias o provisiones contables, indica Labbé. 'Un juicio que en tribunales ordinarios pudiere demorar mucho y terminar siendo incluso más favorable para una parte, puede ser peor en lo inmediato para una administración. Y en los tiempos actuales, es mejor tener más certezas que incertidumbres', recalca.

A futuro, uno de los mayores desafíos que enfrentará no sólo el sector arbitral sino la justicia en general, dice Esteban García, socio fundador de García Nadal Abogados, será adaptarse a las restricciones de distanciamiento social y a la 'nueva realidad' que ha impuesto el coronavirus, reduciendo o eliminando trámites presenciales para priorizar 'los medios virtuales y telemáticos, asegurando la observancia de un debido proceso'. Algo especialmente relevante en gestiones de rendición de prueba, absolución de posiciones e inspecciones personales del Tribunal, entre otras.

El Mercurio

Contáctenos

Síganos en