Después de la pandemia: el e-commerce , el trabajo remoto y la digitalización serán una prioridad

Fecha: 23-04-2020
Medio: El Mercurio

Aún no se sabe cuándo terminará la crisis del coronavirus, pero lo que sí es seguro es que traerá transformaciones profundas en distintas áreas. Un grupo de ejecutivos, académicos y emprendedores de diferentes sectores entregaron sus proyecciones sobre cómo será el mundo después del covid-19. Según la mayoría, el mundo laboral cambiará con el trabajo a distancia, se gastará menos en arriendos de oficinas y las startups que simplifiquen labores diarias serán las ganadoras.

Ya ha pasado más de un mes desde los primeros casos de covid-19 en Chile. Un corto tiempo para el desarrollo de un virus, pero suficiente para causar efectos considerables en las vidas de todas las personas. Asuntos cotidianos como asistir a clases, ir al médico o llevar adelante un emprendimiento se han visto completamente transformados. En este contexto, las herramientas virtuales para conectarse han ganado fuerza, intentando acercarse lo más posible a las actividades que se realizan presencialmente.

¿Qué pasará después de esta pandemia? Nadie parece tenerlo muy claro. Según distintos ejecutivos, académicos y emprendedores, el mundo se verá alterado en variadas aristas, comenzando por el sector laboral. 'Muchas compañías se están dando cuenta del potencial del trabajo remoto. El problema con este tipo de trabajo era que muchas veces los colaboradores a distancia se sentían excluidos porque tenían menos contacto cara a cara. Ahora que todos estamos trabajando desde la casa, es más fácil ver los beneficios porque el estigma y la percepción negativa se han ido', explica Jonathan Calmus, CEO y cofundador de la plataforma Cosmicgo.co.

De hecho, una encuesta realizada por 'El Mercurio' junto a Global Metrics confirma lo anterior. En ella, un centenar de personas ligadas a la innovación y el emprendimiento calificaron al teletrabajo como un efecto del coronavirus que llegó para quedarse, con un resultado del 52% de los votos. Ante esto, algunos recalcan la importancia de tener buenos líderes. 'Este nuevo escenario tendrá consecuencias en el día a día y en labores rutinarias, y requerirá más que nunca líderes que puedan adecuarse y sacar el mayor provecho a estas situaciones. Este nuevo liderazgo deberá ser distante socialmente, pero cercano emocionalmente', señala Federico Morello, socio líder en consultoría de PwC Chile.

En cuanto a la evolución de los trabajos, desde Kyklos afirman que muchas labores van a desaparecer, al mismo tiempo que se irán creando nuevos puestos. 'Creo que lo más importante va a ser la flexibilidad. Dónde, cómo y cuándo trabajamos son preguntas que se van a redefinir', dice su director ejecutivo, Hernán Hochschild.

Para la mayoría de los expertos consultados, el gasto que se genera en costos de oficinas va a bajar, priorizando los arriendos solo para reuniones y no para tener un escritorio de trabajo.

La digitalización, en tanto, subirá de prioridad para las compañías. 'Empresas que digitalizan productos o servicios, que antes eran ‘nice to have', ahora son procesos clave para que las firmas sigan funcionando', asegura Nathan Lustig, managing partner de Magma Partners. Desde ChileGlobal Ventures, su managing director, Jamie Riggs, coincide y asegura que se va a acelerar el proceso que va de lo análogo hacia lo digital. 'El software se va a comer el mundo. Eso pone en ventaja a las empresas que ya estaban en este negocio como Amazon, AliExpress y Mercado Libre, por poner algunos ejemplos, y va a obligar a las empresas que aún no se habían subido a este carro a ponerse en marcha', asegura.

Los traslados por motivos laborales también son otro aspecto que se va a ver cuestionado. Para Verónica de la Cerda, CEO de TriCiclos, la tendencia va hacia volver a preguntarse cosas que antes parecían obvias. '¿Es realmente necesario trasladarse para todas las reuniones? ¿Es necesario hacer ese viaje a la oficina de otro país?', dice.

Pedro Pineda, CEO de Fintual, coincide con esta postura y plantea la interrogante de si esto transformará la calidad de vida. 'Me genera mucha curiosidad saber cómo las personas empezarán a cuestionarse el traslado diario a la oficina', señala el ejecutivo.

Un punto negativo de la transformación laboral podría ser la inclusión de la tercera edad. 'Las personas sobre 60 años podrían ser las más afectadas a la hora de querer volver a trabajar', dice Anil Sadarangani, director de Innovación de la Universidad de los Andes.

Un nuevo contexto para las startups

Para el ecosistema de startups, la pandemia traería nuevas oportunidades. Según los expertos, la capacidad de actuar rápido y adaptarse que tienen este tipo de empresas les entrega una ventaja en tiempos de crisis. A pesar de esto, aseguran que habrán ciertos ganadores. 'Hay sectores o industrias que seguramente vivirán un nuevo impulso: todo lo relacionado con el comercio electrónico, la ciberseguridad, la telemedicina, la educación, capacitación y reconversión del capital humano a distancia, los sistemas logísticos, especialmente los relacionados con la última milla, y la industria del entretenimiento online', señala Alejandra Pérez, presidenta de ChileGlobal Angels, la red de inversionistas ángeles de Fundación Chile.

En esta nueva realidad, los expertos concuerdan en que las startups que ayuden a simplificar la vida diaria serán las ganadoras, además de las que desarrollen el e-commerce. De todas formas, son enfáticos en advertir que ahora es cuando se demuestra el valor real de estas empresas, que deben responder a las necesidades del mercado. 'No solamente cambiará el tipo de startups que vaya surgiendo, sino que la mayoría de las que ya surgieron cambiará también, o morirá. Es simple: el mundo cambió, el mercado cambió y los modelos de negocio que fallen en reconocer esto no podrán sobrevivir', dice Juan Orlandi, gerente general de Magical Startups.

Pero no será un tema solo de oportunidades: algunos aseguran que también aumentarán los emprendedores por necesidad. Para Werner Kristjanpoller, director del Instituto 3iE, la inestabilidad económica traerá cesantía: 'Habrá muchas personas que, al no poder encontrar trabajo, optarán por transformarse en pequeños empresarios', comenta.

En cuanto al financiamiento, advierten que se avecina un panorama más complicado para levantar fondos. 'Se verá limitado para emprendimientos con alto riesgo, puesto que se priorizará el apoyo a las pequeñas y medianas empresas establecidas, que generan más del 80% del empleo a nivel país', dice Ángel Morales, director ejecutivo de UDD Ventures.

Transformación en todos los ámbitos

Según el grupo de profesionales consultados, otras áreas de la vida diaria también se verán transformadas. La educación es una, por ejemplo, que ha tenido que probar su arista virtual estas últimas semanas. 'Quedan pendientes desafíos para evaluar. Por ejemplo, el que los alumnos se copien y el hecho de que la interacción baja cuando estamos remotos. Los títulos universitarios van a perder otro poco más de peso y estatus, pero se va a estabilizar en un punto mejor', explica Pedro Pineda.

Además, algunos aseguran que esta pandemia nos ayudará a estar mejor preparados para eventos de este tipo. 'Debemos cambiar nuestra manera de pensar, entendida como ‘en el entorno de lo que yo sé o yo he estudiado, esto es válido'. Frente a estos nuevos escenarios tendremos que acostumbramos a adaptarnos más rápidamente a los cambios que existan y aprender a reaccionar de manera más flexible', señala el director de Innovación y Nuevos Negocios en Anastasia.ai, Andrés Valdivieso.

Otra industria que va a tener que modificar su modelo es la del ocio. Y es que el distanciamiento social complica el hecho de ir al cine, salir a comprar al mall o asistir a un partido de fútbol o concierto. Según Werner Kristjanpoller, esto llevará a que se innove en los formatos, porque es una necesidad que siempre va a existir en la sociedad, con o sin crisis sanitarias.

En salud, coinciden en que una pandemia como esta va a robustecer el sistema, ya que evidencia la necesidad urgente de tener un modelo de salud más preparado. La telemedicina, en tanto, llegó para quedarse.

Además, aseguran que los hábitos de higiene cambiarán, especialmente las muestras de cariño y saludos cercanos. 'Así como los atentados a las torres gemelas cambiaron para siempre los protocolos de seguridad en la industria del transporte, esta crisis probablemente cambie muchos hábitos y genere nuevas regulaciones en torno a la higiene en todos los niveles', explica Alejandra Pérez.

Para Juan Orlandi, ninguna crisis viene con un manual de supervivencia para sobrellevarla. Por eso, estará en manos de cada tomador de decisiones el cómo reaccionar. 'Innovar es lo que hemos hecho siempre, como especie, frente a las crisis, y es lo que debemos hacer ahora. Enfrentar una situación sin precedentes con una mentalidad sin restricciones', dice.

Verónica de la Cerda coincide y señala que 'espero que volvamos a una ‘nueva normalidad', habiendo aprendido que las soluciones para los problemas que amenazan nuestra especie requieren de acciones rápidas, y a veces radicales, y que todo parte de una acción individual'. 

Abogados valoran medidas de alivio tributario incluidas en el paquete de emergencia por coronavirus

Contáctenos

Síganos en