Chile está dentro de los 10 países que más cobra impuesto a la herencia en el mundo y en una década se han recaudado US$ 1.500 millones

Fecha: 09-02-2020
Medio: El Mercurio

Bastó con que un grupo de parlamentarios propusiera limitar a $4.000 millones el monto que un chileno puede heredar, para que expertos y futuros herederos salieran en masa a criticar la idea. Pero lo cierto es que Chile está en el grupo de países que más grava este ítem y, además, limitar el monto de la herencia no existe en ningún país del globo.

Heredar un máximo de $4.000 millones, unos US$ 5,3 millones o algo así como 13.289 sueldos mínimos. Ese fue el tope que propuso un grupo de parlamentarios del Frente Amplio y el Partido Comunista para las herencias en Chile, y el resto de ese dinero, dijeron, debe pasar al Fisco.

Y aunque saben que la idea tiene poca viabilidad legislativa —porque los cambios tributarios son de exclusiva iniciativa del Presidente—, aún así creen que instalar el tema en la agenda ya es un avance (ver entrevista a la diputada Natalia Castillo). Pero desde el sector privado, tanto expertos como futuros herederos salieron a rechazar con fuerza la idea. Incluso, en redes sociales se habló de legislar en el sentido inverso e instalar la libertad absoluta para testar, cosa que hoy no ocurre.

Pero, ¿existe en alguna parte del mundo el limitar la herencia a una cantidad determinada y que el resto pase a las arcas públicas? No, y es algo que la propia autora del proyecto asume. Lo que sí existe son los impuestos sobre lo heredado, y ahí, Chile aparece como uno de los países que más cobra, con un tope de 25%, siendo Japón quien lidera la lista con un 55% de tributo, pero hay otros 25 países que no cobran impuesto a lo heredado, bajo la lógica de que toda esa fortuna ya pagó impuestos durante la vida de su dueño (ver infografía).

En Chile hay dos formas de heredar, explica el experto tributario y socio líder de Tax & Legal de PwC Chile, Francisco Selamé. Una es con un testamento, y que permite legar el 50% de los bienes a sus familiares más cercanos o los herederos forzosos, otro cuarto de la herencia conocido como 'de mejora', y que se puede designar a todos o solo a uno de los herederos forzosos. Y solo queda un 25% del total de la herencia de libre disposición y que puede ser para cualquiera, de la familia o no, o incluso una fundación.

Cuando no hay un testamento, hay una línea sucesoria para recibir la herencia. Partiendo por el cónyuge e hijos, luego otros parientes en línea ascendente o descendente, y en último caso, si no hay nadie, puede pasar al Fisco.

Herencias sobre $718 millones pagan 25% de impuesto

El impuesto en tanto, es siempre sobre las 600 UTM ($29,8 millones con la UTM de febrero) y sobre ello es progresivo. Las primeras 960 UTM ($44,7 millones) pagan 1%, mientras que el tope superior llega a 25% si es que la herencia supera las 14.440 UTM ($718 millones). Además, siempre se cobra sobre lo que recibe cada heredero —quien además tiene dos años desde que falleció el dueño de los bienes para pagar su impuesto al Fisco— y mientras no se paga el impuesto, el heredero no puede disponer de los bienes.

Es más, entre 2009 y 2018 se han recaudado US$ 1.503 millones por este impuesto, según el Servicio de Impuestos Internos.

Sobre la idea de los parlamentarios, Selamé es tajante. 'En la antigüedad, cuando un pueblo invadía a otro, había saqueo y pillaje. Pero después, para que los invasores pudieran tener ingresos constantes sobre la población, se inventaron los tributos. Con este proyecto de ley lo que se está haciendo es volver al pillaje, al saqueo', dice.

Pero claro, aunque se ha insistido en lo fácil que es eludir el pago de impuesto a la herencia, Selamé cree que no es tal. 'En Chile existen formas de fiscalizar la elusión y evasión, hay un montón de tratados de doble tributación y los paraísos fiscales son cada vez más transparentes por normas internacionales. Si lo que se quiere es mejorar la recaudación, entonces mejoremos los mecanismos, pero no fijemos una confiscación de la herencia', apunta.

Y es que si bien existen figuras como los trust en el extranjero donde se pueden localizar los bienes de un multimillonario, al traspasar los activos desde Chile debe pagar impuestos por esa donación, bienes que además luego se descuentan de la masa hereditaria. Tampoco se puede, por ejemplo, donar en vida una casa a $1, porque el SII podría clasificarlo como evasión e incluso querellarse por delito tributario. Eso sí, han existido críticas cuando ha fallecido un multillonario, por los pocos bienes que dejó como herencia, comparativamente con el monto de su fortuna en vida.

En el plano teórico, explica Selamé, las legislaciones anglosajonas son proclives a la libertad de testar, mientras que las más cercanas a la francesa, como la chilena, fijan las formas de testar y gravan con impuestos. 'Desde el Código Civil de Andrés Bello que se estipula cómo heredar y cuánto pagar de impuesto. Lo que se hace es proteger ala familia, primero, y luego, evitar la acumulación excesiva de riqueza, por eso se grava', afirma el experto.

Otro punto que ha salido al debate cada vez que se habla de herencia, es el tope que la ley inherentemente le pone a la filantropía. Claro, porque como el dueño de los bienes solo puede disponer el 25% de su fortuna a un ajeno a la familia, ningún multimillonario puede donar gran parte de su fortuna a acciones de caridad, medioambiente, o ayuda a la comunidad. O a animales, incluso, como el caso de Choupette, el gato birmano de Karl Lagerfeld, que heredó varios millones de dólares, cuando el diseñador falleció.

En Chile, según datos del SII, entre 2009 y 2018, se recaudaron US$ 76,5 millones por impuesto a las donaciones.

Estudios: La tecnología, el medio para atraer clientes de crédito

Contáctenos

Alejandra Castillo

Coordinadora de Comunicaciones Externas, PwC Chile

Tel: (56) 9 5658 8000

Síganos en