Proteger la innovación y emprendimiento para que Chile avance

Fecha: 26-04-2019
Medio: La Segunda

En los últimos años se han estimulado la innovación y el emprendimiento de base tecnológica, por lo que la propiedad industrial (PI) es especialmente importante para asegurar a los emprendedores que su negocio tendrá cierto grado de exclusividad.

Innovar no es tan simple. Requiere identificar una necesidad. posibles soluciones y cómo se comercializará, por lo que su protección es fundamental. "Lo ideal es iniciar el proceso de protección cuando se tiene certeza de que una innovación resuelve un problema técnico de una forma distinta a todas las soluciones que existen a nivel mundial", explica Esteban Figueroa, director nacional (s) del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi). Y previo al Día Internacional de la Propiedad Intelectual, que se conmemora mañana, Figueroa destaca que "la propiedad industrial (PI) es la herramienta que permite capturar el valor de la innovación y, en términos sencillos, evitar la copia, lo que evidentemente alienta la inversión en I+D, debido a que asigna titularidad al conocimiento, y facilita apropiarse de sus beneficios y recuperar la inversión realizada. Es, en esta lógica, que la propiedad industrial es vista como una herramienta para atraer inversionistas". 

Así, la propiedad industrial es una herramienta útil para conocer los avances y las tendencias tecnológicas en determinados sectores de la economía mundial, lo que permite anticiparse, evitar la duplicación innecesaria, mejorar los procesos de toma de decisiones, reducir la incertidumbre y ser más competitivos. De ahí la evidente importancia que tiene para Chile la propiedad industrial. Según datos de Inapi, en 2018 se presentaron 3.835 solicitudes de patente (invención, modelos de utilidad y diseños / dibujos), cifra que es 10% mayor a la de 2017. De estas solicitudes, 14,7% (564) corresponde a solicitudes de chilenos. Y los principales sectores tecnológicos en los que se solicitan patentes son Química (63,93%) e Ingeniería Mecánica (21,86%). 

"Es relevante destacar que, desde 2013, los chilenos presentamos más solicitudes de patentes en el extranjero que en Chile. Esto es una buena noticia, porque revela la intención de internacionalizar los inventos. Esperamos que esta tendencia se mantenga", señala Figueroa. Ximena Sepúlveda, abogada y directora de Propiedad Intelectual de la Universidad de Concepción (UdeC), destaca la capitalización de los esfuerzos creativos de los emprendedores, lo que les permite salir al mercado con sus productos o servicios con una gran ventaja competitiva: "la exclusividad que le otorgan los distintos derechos de propiedad intelectual, los cuales deben ser utilizados de forma conjunta para lograr una mayor protección (marcas comerciales, derecho de autor, patentes, secreto empresarial, etc.)". 

Sandra Benedetto, socia de PwC Chile, subraya que para la inversión privada en I+D es fundamental que las normas sobre PI sean efectivas y respetadas, ya que es "la forma de garantizar a los emprendedores que podrán explotar de forma exclusiva sus creaciones". 

Modificaciones 

El diagnóstico del director nacional (s) de Inapi indica que si bien se ha avanzado, aún existe en la población desconocimiento sobre la propiedad intelectual, la legislación, los instrumentos de protección, y la relevancia de gestionar su potencial impacto económico. En este sentido, recuerda que -a través del Ministerio de Economía- Inapi tramita en el Congreso una "ley corta" de propiedad industrial, que busca mejorar y hacer más eficiente el ecosistema de emprendimiento, innovación, productividad e inversión, a partir del fomento de la protección de los activos intangibles. En este punto, Luis Magne, presidente de Red de Gestores Tecnológicos de Chile y académico de la Universidad de Santiago, considera que aun cuando resta camino por recorrer, hoy la situación es mucho mejor que hace una década. "Hay sectores en que aún la piratería se considera normal, pero en otros ya se tiene conciencia de la importancia de la protección de la propiedad, y se respeta", afirma. 

Sin embargo, precisa, está pendiente la modificación total de la Ley de Propiedad Industrial, porque lo que se ha avanzado ("Ley Corta de PI") solo apunta a modificar algunos aspectos, pero se mantiene el resto. A juicio de Ximena Sepúlveda, esta "ley corta" introduce importantes reformas en materia de observancia. Por ejemplo, señala, "existirá una acción penal pública para la persecución de los delitos de falsificación de marcas, indicaciones geográficas y denominaciones de origen, y se aumentarán las penas relacionadas".

Tecnologías y PI 

Actualmente, la innovación tecnológica requiere protección. Gonzalo Sánchez, especialista en Inteligencia Artificial y propiedad intelectual y profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez, advierte que si Chile quiere liderar en el campo de la innovación tecnológica es necesario "hacerse cargo de conciliar armónicamente todos los derechos que entrarán en conflicto para que exista una regulación saludable que, sin asfixiar el talante creativo de los chilenos, resguarde los derechos de las personas".

Patricia Rojas, CEO & Founder de Lex Work y miembro del G100, plantea que -luego de que internet cambiara el mercado- ha sido difícil lograr el equilibrio necesario en materia de propiedad intelectual. Cualquier usuario puede acceder de forma masiva y gratuita a todo tipo de obras, y contenidos que pueden estar sujetos a propiedad intelectual. Así, para que Chile gane con la propiedad intelectual no basta con que aparezcan nuevas leyes, sino que cobran relevancia las licencias y otros mecanismos contractuales. Héctor Roldán, CEO de Simple Consulting, a su vez, apunta a la importancia de que los altos ejecutivos, los emprendedores y el gobierno sean capaces de "formular estrategias que capitalicen, y potencien el valor de los activos digitales de su empresa y del país, con una visión global que maximice el impacto social y económico que cualquiera de estos activos puede tener en el mundo hiperconectado en el que vivimos". 

En el mundo del software, señalan Aldo Marzolo, gerente general de Cognitiva, y Jorge Alzamora, director de Multiindustrias de la compañía, la herramienta principal que tienen para proteger el valor de estas creaciones es el derecho de autor, que es una forma de Pl. "Lo interesante del mundo de las tecnologías digitales es que son intensivas en capital humano y esto implica generación de conocimiento que es protegible con Pl. De esta manera, cualquier emprendedor digital que crea una plataforma o un software puede protegerlo con derecho de autor, el que va a representar el activo que creó y que va a poder comercializar".

Franz Ruz, socio responsable del EULatAm Working Group de ECIJA, estudio jurídico de origen español con oficinas en Chile y el extranjero, sostiene que "basta con revisar cualquier empresa de renombre internacional del sector de las tecnologías digitales: en todas, absolutamente todas, las activos intangibles de propiedad intelectual e industrial son estructurales".


Recuadro

Vías para proteger la PI

Inapi es la oficina del registro de marcas y patentes de Chile, promueve el emprendimiento, la innovación y la transferencia tecnológica, y además se encarga de potenciar sus servicios de capacitación, acceso a información técnica y asesorías descentralizadas a diversas industrias. En paralelo, muchas casas de estudios cuentan con una Oficina de Transferencia y Licenciamiento, lo que ha tenido un impacto directo en el aumento de solicitudes de patentes en los últimos años. En 2010, 6 de los 10 primeros lugares de solicitudes de patentes fueron ocupados por universidades. En 2018 los 4 primeros lugares correspondieron a dichas instituciones.

3.835 solicitudes de patentes se presentaron en 2018 y 14,7% (564) son de chilenos.

Proteger la innovación y emprendimiento para que Chile avance
Proteger la innovación y emprendimiento para que Chile avance

Contáctenos

Síganos en