Los desafíos detrás de la inclusión laboral para jóvenes vulnerables

Fecha: 23-09-2019
Medio: El Mercurio

Con el objetivo de eliminar barreras de entrada a las empresas, fundaciones trabajan por insertar a este grupo.

'Mi plan es conseguir mi título, ya que en marzo empiezo a estudiar de nuevo. Voy a entrar a Auditoría, por eso quiero seguir trabajando acá', relata Dayana Romero, analista en la consultora PwC. La joven es egresada de Contabilidad del Centro Politécnico Particular de Ñuñoa e ingresó al programa de Fundación Forge en la primera generación que hubo en el país, el 2015. Además de Forge, Emplea, de la red Hogar de Cristo, y Chile Dual son algunas de las instituciones orientadas en la inclusión laboral para jóvenes vulnerables en el país. Las tres coinciden en que uno de los retos más grandes es eliminar barreras de entrada a las empresas.

'El desafío principal es la generación de oportunidades concretas de empleo a jóvenes vulnerables, permitiéndoles un buen inicio en la trayectoria laboral', afirman desde Forge. En cuanto a sus resultados, en Forge destacan que, en cuatro años, han capacitado a cerca de 3.000 jóvenes, con una tasa de éxito de un 87%, ya sea estudiando o trabajando.

La organización posee redes de trabajo con la cadena hotelera Accor y el operador de restaurantes Grupo Alsea, entre otros. Por su parte, Chile Dual, a través de su directora ejecutiva, Andrea Garrido, manifiesta que el 80% de sus estudiantes se encuentran trabajando o cursando estudios superiores. Este año, 490 jóvenes están haciendo su formación dual. Sus programas buscan conectar a empresas con liceos vulnerables, logrando que los estudiantes puedan formarse dentro de ellas, y adquieran las habilidades más demandadas por el mundo laboral. Entre las compañías que se encuentran asociadas están CGE, SKBergé, Nestlé, Adecco, Banco de Chile y Kaufmann. 'El principal desafío de los procesos de formación es que sean pertinentes a las necesidades que la industria está requiriendo.

Para ello es necesario que las empresas asuman un rol de formadores, pues estas siempre irán a la vanguardia de las nuevas tecnologías y procesos', asegura Garrido. Emplea, con foco en el acompañamiento y la intermediación laboral, tiene como meta para este año la inserción de 1.500 personas, de todas las edades y de todos los grupos excluidos. Actualmente llevan 309 personas menores de 30 años. 'La renta promedio —$400 mil brutos— va acorde a lo que son ‘cargos de entrada’: apoyo logístico, picking, reposición, entre otros', cuenta Ricardo Délano, director ejecutivo de Emplea. El costo para la fundación de un programa como ‘Empléate’, detalla Délano, alcanza los $218.000, incluyendo toda la metodología de preparación, acompañamiento e inserción laboral.

Los desafíos detrás de la inclusión laboral para jóvenes vulnerables

Contáctenos

Síganos en