Compliance y normas iso, claves en gestión de calidad

Fecha: 17-05-2019
Medio: Diario Financiero

Seguir procedimientos que fomentan la calidad y el control interno, ayuda a las empresas a evitar juicios laborales a futuro.

Tanto como dar una buena atención al cliente, cumplir las obligaciones laborales y de seguridad de los trabajadores, es una preocupación constante en las compañías pues establecer buenas prácticas en sus operaciones es un requerimiento que, en la práctica, les permiten diferenciarse y sobresalir frente a la competencia y en la forma en que se mueven en el mercado, dotándolas de una mayor sustentabilidad también en sus operaciones.

Una forma de materializar este objetivo es a través del cumplimiento de las normas de calidad internacionales, como la ISO 9001 (gestión de calidad), ISO 14001 (gestión ambiental) y OHSAS 18001 (seguridad y salud en el trabajo), las que atañen no sólo a las empresas productivas, sino también operativas y de control, como las Entidades de Verificación que certifican el cumplimiento de los pagos previsionales, de remuneración y salud de los trabajadores en virtud de la ley de Subcontratación.

'Las entidades privadas de verificación deben obtener una autorización del Instituto Nacional de Normalización, que es el mismo que supervisa la acreditación de las empresas en el cumplimiento de las Normas ISO 9001, ISO 14001 y OHSAS 18001. Por lo tanto, desde el punto de vista de las entidades de verificación y respecto de las empresas contratistas que son revisadas, estar acreditados por estas normas, se entiende que ayuda a que tengan mejores procedimientos de cumplimiento de las normas en general, junto con los ámbitos laboral, y de seguridad y prevención de riesgos en particular', explica Michel Laurie, senior manager Servicios Laborales PwC.

De hecho, Juan Pablo Garrido, gerente de Operaciones de IRC Verificadora, detalla que las empresas verificadoras deben renovar su acreditación cada tres o cuatro años y someterse a revisiones anuales. 'Hay que mantener un sistema de gestión de calidad que permita emitir certificados de cumplimiento con un alto nivel de calidad. Algunas realizan un verdadero proceso de auditoría para emitir sus certificados, y eso es una gran ventaja para mandantes, contratistas y trabajadores', indica.

No obstante, Laurie advierte que si bien estar certificadas por las normas ayuda, 'lo más importante es que las empresas cumplan efectivamente con todos los procedimientos que ellas especifican'.

Cumplimiento de las leyes

En esta dinámica, entra en juego un concepto clave y que cada día permea a más empresas: compliance, que hace referencia a un sistema de buenas prácticas para prevenir la ilegalidad, e identificar los riesgos operativos y legales. 'El compliance en materia laboral ha ido tomando cada vez más importancia y se ha sumado a otras materias clave en las empresas, como las legales y tributarias. Tener políticas de compliance laboral, permite prevenir problemas con los sindicatos y trabajadores y además evitar que a través de procesos de fiscalización, sean multados por las autoridades laborales. Pero si se hace un trabajo más profundo que el compliance laboral, posibilita tener, incluso, un ahorro de costos laborales', afirma Laurie.

Para Hernán Juri, docente de Unegocios de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, esto tiene una directa relación con la ley de Subcontratación. 'Una política correcta de compliance implica verificar que se estén cumpliendo los requisitos legales de la actividad que se ejerza. Debe ser un factor importante a la hora de analizar a las empresas contratistas y si están cumpliendo sus obligaciones legales para evitar futuros juicios, son indicadores válidos para analizar'.

Compliance y normas iso, claves en gestión de calidad

Contáctenos

Síganos en