ESG: firmas centradas en sustentabilidad son más atractivas para invertir

De acuerdo con un estudio de Bank of America, incorporar métricas de ESG (medioambiente, social y gobierno corporativo) es crítico, dado que permite anticiparse a volatilidad futura, riesgo en las utilidades, fluctuaciones en los precios de las acciones, e incluso, quiebras. Pero no es el único estudio. Varios muestran que cada vez más los indicadores de sostenibilidad se relacionan directamente con la salud financiera de una empresa.

Hace mucho tiempo la sustentabilidad ha traspasado la barrera de las buenas intenciones. Y bien lo saben los inversionistas. De acuerdo con un estudio de Bank of America Merrill Lynch, incorporar métricas que apunten al ESG (sigla de medioambiente, social y gobierno corporativo, en inglés), es crítico, dado que estas son fuertes indicadores de volatilidad futura, fluctuaciones en precios y quiebras.

Según el estudio de BofA "ESG: good companies can make good stocks", haber contado con métricas de ESG podría haber ayudado a los inversionistas a evitar un 90% de las quiebras. Basado en el análisis de compañías con puntajes ESG que se declararon en quiebra, un inversionista que sólo haya tenido acciones con indicadores por encima del promedio tanto en el indicador medioambiental como social, habría evitado 15 de las 17 quiebras que se han registrado en Estados Unidos desde 2008. Por otra parte, las grandes compañías con los mejores puntajes en ESG tendieron de manera consistente a tener menor volatilidad en los precios en el futuro en comparación con empresas con desempeño más débil.

Las acciones con caídas de precios extremas (sobre 90%), tuvieron un promedio inicial que se ubicó en el percentil 40 o inferior. Por otra parte, mientras mejor le va a una empresa en el ranking de ESG, menos cae el precio de su acción. En tanto, los peores puntajes han estado fuertemente correlacionados con la volatilidad futura de las ganancias de las empresas, tanto a nivel de mercado como en cada sector, destaca BofA. Más aun, las empresas con dos o más recortes en los rankings de acciones comunes de S&P (una medida de estabilidad de ganancias/dividendos) tuvieron promedios menores que el percentil 40 (débiles), mientras las que vieron alzas se ubicaron en el percentil 70 o mejor (fuerte). Este estudio da cuenta de la importancia de los factores de ESG a la hora de invertir, pero no es el único.

El pionero fue el académico Robert Eccles, de la Universidad de Harvard, que siguió a 180 empresas, 90 que se preocupaban de temas de ESG y 90 que no. Tras registrarlas desde 1993 a 2009, descubrió que el precio de la acción fue 46,4% mayor en las empresas que se hicieron cargo de estos temas en comparación con las que no. "Lo que empieza a pasar es que, dado que invertir en ESG es rentable, las compañías más importantes del mundo comienzan a trabajar estos temas. Además, empiezan a aparecer fondos que sólo in- vierten en este tipo de compañías, porque el valor futuro de la empresa será mayor.

Ya hay 500 fondos de inversión que sólo invierten en empresas ESG en EEUU", asegura Rodrigo Castro, managing director de ESG Compass para América del Sur. De acuerdo con Miguel Chavarría, vicepresidente de MSCI para Sudamérica, la oferta de fondos con criterios ESG predomina en EEUU y en los países nórdicos (Noruega, Suecia, Dinamarca). De hecho, sostiene que alrededor del 50% de los fondos está en esas zonas geográficas. Mientras, en Latinoamérica todavía no hay mucha oferta, a excepción de Brasil, donde hay cinco fondos ESG, siendo el único país que tiene esta oferta en la región, recalca Chavarría.

La mayor rentabilidad del ESG también ha sido percibida en índices de MSCI. "Por cada US$1 millón invertidos en el índice MSCI Latam ESG, fueron generados US$29.722 provenientes de productos y servicios de impacto social", explica Miguel Chavarría, de MSCI. Por otra parte, las empresas del MSCI Latin America ESG tuvieron un rendimiento superior que las del MSCI Latin America. "Muchas investigaciones muestran que para mercados desarrollados, incluir estos criterios en la selección de variables de activos puede disminuir el riesgo sin tener impacto negativo en el desempeño", asegura Chavarría.

"Para mercados emergentes se ha visto que los portafolios que consideran criterios ESG no sólo redujeron riesgos, sino que aumentaron su rendimiento considerablemente", plantea Chavarría, agregando que el año pasado, el 50% de sus clientes del segmento asset management recibieron mandatos institucionales relacionados con ESG. "No se trata de una inversión responsable para cambiar el mundo, sino que entender que el mundo cambió y ver cómo el portafolio se verá impactado por estos criterios", añade.

Mayores medidas

De acuerdo con Fernanda Cornejo, directora ejecutiva de Accenture Chile, los inversionistas buscan cada vez más gobiernos corporativos saludables antes de invertir, es decir, que su estrategia de negocio tenga como eje estos temas. "Además, ante una sociedad cada vez más empoderada, las compañías deben evaluar el impacto social que tendrán sus proyectos y trabajar en conjunto con las comunidades en las que los desarrollan.

En todo el mundo hemos observado una serie de proyectos que han sido suspendidos e incluso cancelados por no desarrollar de forma correcta la relación comunidad-empresa", plantea Fernanda Cornejo. En eso coincide Fernando Córdova, senior manager del área de sustentabilidad y cambio climático de PwC Chile.

"Finalmente el inversionista y el mercado en general ponderan el desempeño de una empresa en función de los resultados actuales pero también de la sustentabilidad del negocio a largo plazo, donde los temas sociales por ejemplo como conflictos con la comunidad o de reputación, sin duda pueden afectar los resultados de una empresa, o por otro lado un incidente ambiental puede significar el cierre de una instalación y la consecuente pérdida de valor", apunta el experto.

A su juicio, las empresas chilenas han avanzado en esta materia por varias vías: la primera, herramientas como la norma 385 de la SVS, que ha permitido conocer las prácticas de gobierno corporativo. En segundo lugar, iniciativas como el Dow Jones Sustainability Index también han dado cuenta del desempeño de las organizaciones en esta materia, yen tercer lugar, los reportes de sustentabilidad también han sido un aporte.

Pero para algunos el autorreporte de las empresas no es suficiente. Rodrigo Castro, de ESG Compass, asegura que los informes que entregan las propias empresas son parciales: la empresa decide qué va y qué no va, y además hay información que la firma desconoce. Por esto, para él la clave está en reunir las dos dimensiones: autorreporte y validación de terceros. Esto, con el objetivo de generar mayor valor futuro.

Recuadro :
Las claves

1 ¿De qué se trata ESG?

El concepto de ESG es la sigla en inglés que alude a medioambiente, sociedad y gobierno corporativo. Según diversos estudios, los inversionistas optan cada vez más por alternativas de este tipo por ser menos riesgosas e incluso, muchas veces más rentables.

2 ¿Qué dicen los estudios sobre ESG e inversión?

Un informe reciente de BofA, dice que incorporar métricas que apunten a ESG es crítico, dado que estas son fuertes indicadores de volatilidad, e incluso quiebras. Un estudio de Harvard que evaluó a empresas por 18 años, mostró que estas son más rentables.

3 ¿Cómo es el desarrollo de fondos enfocados en ESG?

La oferta de fondos con criterios ESG predomina en EEUU, seguido por los países nórdicos. Por el contrario, en Latinoamérica todavía no hay mucha oferta: en Brasil existen cinco fondos con este foco, mientras en otros países se está recién explorando.

DATOS CLAVE

46,4% Superior fue el precio de la acción de las empresas que se hicieron cargo de los temas ESG versus empresas que no, según un estudio de Harvard.

US$29.722 Por cada millón de dólares invertidos en el índice MSCI Latam ESG, esa cantidad se generó proveniente de productos y servicios de impacto social.

15 De las 17 mayores quiebras que han ocurrido en Estados Unidos desde 2008 se hubieran evitado si los inversionistas hubieran tenido sólo acciones con indicadores por sobre el promedio en ESG.

Algunos elementos en los que se ha avanzado son la normativa de la SVS, reportes de sustentabilidad e iniciativas como el Dow Jones Sustainability Index.

Si se considera

2007 como base 100, el índice ESG terminó el año pasado con 114,9 puntos, mientras el MSCI Latin America cerró con 75,3 puntos.


"Una simplificación interesante hubiera sido dejar un único sistema general de impuestos, en que se pudiera siempre utilizar el 100% del impuesto de primera categoría como crédito", señalan.
Economistas, empresarios y el sector político se reunieron el pasado martes 3 de noviembre en el Hotel Hyatt para celebrar el 4° Aniversario de PULSO en un seminario titulado “El camino que sigue Chile. Confianza, crecimiento, empleo, reformas y rol de los empresarios”.

En esta instancia, los asistentes escucharon un detallado análisis macroeconómico a cargo del presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, y del ex timonel de la misma instancia e investigador senior del CEP, Vittorio Corbo, que analizaron los principales variables económicas del país, las amenazas externas y las proyecciones 2016. 

El segundo panel estuvo liderado por el empresario y ex presidente de la CPC, José Antonio Guzmán, junto a Patricio Parodi, empresario y gerente general de Consorcio Financiero, quienes analizaron el clima político, económico y empresarial, los recientes casos de corrupción y cuáles, a su juicio, son las claves para recuperar las confianzas.
Economistas, empresarios y el sector político se reunieron el pasado martes 3 de noviembre en el Hotel Hyatt para celebrar el 4° Aniversario de PULSO en un seminario titulado “El camino que sigue Chile. Confianza, crecimiento, empleo, reformas y rol de los empresarios”.

En esta instancia, los asistentes escucharon un detallado análisis macroeconómico a cargo del presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, y del ex timonel de la misma instancia e investigador senior del CEP, Vittorio Corbo, que analizaron los principales variables económicas del país, las amenazas externas y las proyecciones 2016. 

El segundo panel estuvo liderado por el empresario y ex presidente de la CPC, José Antonio Guzmán, junto a Patricio Parodi, empresario y gerente general de Consorcio Financiero, quienes analizaron el clima político, económico y empresarial, los recientes casos de corrupción y cuáles, a su juicio, son las claves para recuperar las confianzas.
Economistas, empresarios y el sector político se reunieron el pasado martes 3 de noviembre en el Hotel Hyatt para celebrar el 4° Aniversario de PULSO en un seminario titulado “El camino que sigue Chile. Confianza, crecimiento, empleo, reformas y rol de los empresarios”.

En esta instancia, los asistentes escucharon un detallado análisis macroeconómico a cargo del presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, y del ex timonel de la misma instancia e investigador senior del CEP, Vittorio Corbo, que analizaron los principales variables económicas del país, las amenazas externas y las proyecciones 2016. 

El segundo panel estuvo liderado por el empresario y ex presidente de la CPC, José Antonio Guzmán, junto a Patricio Parodi, empresario y gerente general de Consorcio Financiero, quienes analizaron el clima político, económico y empresarial, los recientes casos de corrupción y cuáles, a su juicio, son las claves para recuperar las confianzas.
PwC y sus socios de la Oficina Puerto Montt, Carlos Cuevas y Marco Antonio Muñoz, en su constante preocupación y compromiso con sus clientes, en esta ocasión organizaron una mesa de conversación sobre la Ley N° 20.780 "Reforma Tributaria" y del Proyecto de Ley "Reforma Laboral", al cual asistieron ejecutivos de variadas y destacadas empresas de la zona. Los participantes junto a los expositores y moderadores tuvieron la posibilidad de debatir sobre los impactos que la actual implementación de la Ley N° 20.780 y su eventual modificación (en estudio), tendrán para el sector productivo y de servicios de la zona sur del país. Adicionalmente, se contó con la destacada presencia del Ministerio de Hacienda, a través de Ricardo Guerrero, quien es asesor legal y de política tributaria de dicha cartera, que junto a los expositores especialistas tributarios y laborales de PwC (Luis Avello, Miguel Rencoret, Marco Antonio Muñoz y Michel Laude), fueron los encargados de moderar y responder las preguntas e inquietudes que surgieron en el desarrollo de esta actividad.
PwC y sus socios de la Oficina Puerto Montt, Carlos Cuevas y Marco Antonio Muñoz, en su constante preocupación y compromiso con sus clientes, en esta ocasión organizaron una mesa de conversación sobre la Ley N° 20.780 "Reforma Tributaria" y del Proyecto de Ley "Reforma Laboral", al cual asistieron ejecutivos de variadas y destacadas empresas de la zona. Los participantes junto a los expositores y moderadores tuvieron la posibilidad de debatir sobre los impactos que la actual implementación de la Ley N° 20.780 y su eventual modificación (en estudio), tendrán para el sector productivo y de servicios de la zona sur del país. Adicionalmente, se contó con la destacada presencia del Ministerio de Hacienda, a través de Ricardo Guerrero, quien es asesor legal y de política tributaria de dicha cartera, que junto a los expositores especialistas tributarios y laborales de PwC (Luis Avello, Miguel Rencoret, Marco Antonio Muñoz y Michel Laude), fueron los encargados de moderar y responder las preguntas e inquietudes que surgieron en el desarrollo de esta actividad.
Capacitación laboral, beneficios asociados a la productividad y análisis estratégico de dirigentes sindicales, son algunas ideas que rondan en las gerencias.
Tras una primera aproximación a las indicaciones, en el mundo de los expertos en materia laboral no hay una sola lectura. Lo más gráfico es el disenso sobre si el gobierno dejó espacio al reemplazo interno en la huelga o no. Todo sugiere que crecerá el debate
El mundo académico se encuentra actualizando programas de pregrado y postgrado, además de seminarios, que faciliten la comprensión de la nueva normativa.
El mundo académico se encuentra actualizando programas de pregrado y postgrado, además de seminarios, que faciliten la comprensión de la nueva normativa.
El mundo académico se encuentra actualizando programas de pregrado y postgrado, además de seminarios, que faciliten la comprensión de la nueva normativa.
“Las entidades tienden a ser un poco reactivas en relación a la gestión de los cambios regulatorios”, señala el director de regulación de PwC, Ernesto Ríos, a la hora de referirse a la forma en que las empresas enfrentan lo que él denomina “el tsunami regulatorio” que se ha producido tras la crisis subprime.

A juicio del experto, quien trabajó durante 25 años en la Superintendencia de Valores a cargo del desarrollo regulatorio del área seguros, “cuando se ponen normas en consulta, las entidades no hacen un análisis adecuado del impacto de los cambios , y no participan en el proceso de análisis e interacción con la autoridad, muchas veces la participación no es tan fuerte como debiera ser. Entonces, cuando la norma se emite, ahí hay una reacción muchas veces tardía”, señala. 

¿Dónde están las debilidades de las empresas chilenas?

Primero la regulación acá a nivel local se ve como una carga, un tema que es necesario cumplir, pero que no aporta al core business de la entidad. Esa visión ha cambiado afuera, e internamente creo que es algo que debiera cambir. Porque la regulación hay que verla como parte del negocio, y lo que se gasta en adaptarse a ella hay que verlo como una inversión que va a generar un fortalecimiento interno de la entidad, y que también puede generar ventajas competitivas. La entidad que se adapte mejor va a tener ventajas sobre su competencia. Por ejemplo, ahora viene ORSA, que es una gestión de capital a futuro, un uso prospectivo del capital para compañías de seguro. Ese modelo, que ya está aplicado en Europa, no es algo que uno pueda importar y traerlo directamente, necesitas adaptarlo a los riesgos locales. 

Ejemplo de cómo las empresas miran la regulación también son las quejas sobre la norma N°385.

Eso da la señal de que no todos ven el rol clave que tiene un gobierno corporativo fuerte. Para el regulador, que una entidad se gestione bien con una supervisión fuerte del directorio sobre temas de control es clave en su proceso de supervisión, eso en muchas entidades no se ha entendido totalmente. Si el cuestionario es adecuado o no, creo que el principio es el correcto y las entidades podrían ver la aplicación del cuestionario como una oportunidad de fortalecimiento interno.

La norma obliga a las entidades a preocuparse. Había una circular antes, que de alguna manera la sensación que quedó en la SVS es que no se había tomado con la suficiente dedicación. Esta nueva circular va en el sentido de que las entidades se preocupen. Si la norma logra el objetivo debiera producir mejoras en los gobiernos corporativos de las entidades.

¿En qué aspectos está atrasada la regulación financiera chilena?

En Chile, la regulación financiera se ha ido quedando atrás con el tiempo, porque no hemos tenido el nivel de crisis financieras de otras partes.

¿Cómo en regulación de los shadow banking?

Se han generado instancias de coordinación entre los superintendentes y gestión de riesgos sistémicos, donde se está mirando esta situación de riesgos que están fuera de la industria bancaria y que tienen un regulación distinta, pero que puedan estar incubando una situación de riesgo. En ese sentido a la infraestructura todavía le falta avanzar, porque en este consejo sigue habiendo una separación de responsabilidades que en cierto modo limita la supervisión a nivel sistémico. Uno de los grandes temas pendientes es avanzar hacia un marco regulatorio de grupos económicos y de riesgos sistémicos.

Los grupos económicos como tienen banco están regulados,¿ pero qué pasa con cajas y entidades similares?

Efectivamente hay entidades que dan créditos que no están sometidas a una regulación equivalente a la de un banco, y esa asimetría genera un riesgo en el sistema. Creo que al menos en la actividad de créditos esas entidades podrían estar bajo la tutela de la SBIF o tener un régimen de supervisión equivalente, y creo que es algo que en el tiempo se va a dando, como lo que pasó con las tarjetas de crédito. Se ha visto esta búsqueda de una mayor consistencia en el marco regulatorio para actividades que son equivalentes.

El arbitraje regulatorio pasa cuando a los bancos les ponen más regulación, ahí crecen firmas financieras no bancarias, ¿Cómo lograr que las regulaciones conversen sin generar incentivos a crear entidades que operen fuera de toda supervisión?

Eso es una tarea que está pendiente, es un tema que tiene muchas aristas. El principio es que en una actividad que está siendo regulada, si hay dos entidades distintas que tienen la misma actividad, tenga un nivel de regulación simétrico, por servicio. Pero es un tema en el que hay que seguir avanzando.
“Las entidades tienden a ser un poco reactivas en relación a la gestión de los cambios regulatorios”, señala el director de regulación de PwC, Ernesto Ríos, a la hora de referirse a la forma en que las empresas enfrentan lo que él denomina “el tsunami regulatorio” que se ha producido tras la crisis subprime.

A juicio del experto, quien trabajó durante 25 años en la Superintendencia de Valores a cargo del desarrollo regulatorio del área seguros, “cuando se ponen normas en consulta, las entidades no hacen un análisis adecuado del impacto de los cambios , y no participan en el proceso de análisis e interacción con la autoridad, muchas veces la participación no es tan fuerte como debiera ser. Entonces, cuando la norma se emite, ahí hay una reacción muchas veces tardía”, señala. 

¿Dónde están las debilidades de las empresas chilenas?

Primero la regulación acá a nivel local se ve como una carga, un tema que es necesario cumplir, pero que no aporta al core business de la entidad. Esa visión ha cambiado afuera, e internamente creo que es algo que debiera cambir. Porque la regulación hay que verla como parte del negocio, y lo que se gasta en adaptarse a ella hay que verlo como una inversión que va a generar un fortalecimiento interno de la entidad, y que también puede generar ventajas competitivas. La entidad que se adapte mejor va a tener ventajas sobre su competencia. Por ejemplo, ahora viene ORSA, que es una gestión de capital a futuro, un uso prospectivo del capital para compañías de seguro. Ese modelo, que ya está aplicado en Europa, no es algo que uno pueda importar y traerlo directamente, necesitas adaptarlo a los riesgos locales. 

Ejemplo de cómo las empresas miran la regulación también son las quejas sobre la norma N°385.

Eso da la señal de que no todos ven el rol clave que tiene un gobierno corporativo fuerte. Para el regulador, que una entidad se gestione bien con una supervisión fuerte del directorio sobre temas de control es clave en su proceso de supervisión, eso en muchas entidades no se ha entendido totalmente. Si el cuestionario es adecuado o no, creo que el principio es el correcto y las entidades podrían ver la aplicación del cuestionario como una oportunidad de fortalecimiento interno.

La norma obliga a las entidades a preocuparse. Había una circular antes, que de alguna manera la sensación que quedó en la SVS es que no se había tomado con la suficiente dedicación. Esta nueva circular va en el sentido de que las entidades se preocupen. Si la norma logra el objetivo debiera producir mejoras en los gobiernos corporativos de las entidades.

¿En qué aspectos está atrasada la regulación financiera chilena?

En Chile, la regulación financiera se ha ido quedando atrás con el tiempo, porque no hemos tenido el nivel de crisis financieras de otras partes.

¿Cómo en regulación de los shadow banking?

Se han generado instancias de coordinación entre los superintendentes y gestión de riesgos sistémicos, donde se está mirando esta situación de riesgos que están fuera de la industria bancaria y que tienen un regulación distinta, pero que puedan estar incubando una situación de riesgo. En ese sentido a la infraestructura todavía le falta avanzar, porque en este consejo sigue habiendo una separación de responsabilidades que en cierto modo limita la supervisión a nivel sistémico. Uno de los grandes temas pendientes es avanzar hacia un marco regulatorio de grupos económicos y de riesgos sistémicos.

Los grupos económicos como tienen banco están regulados,¿ pero qué pasa con cajas y entidades similares?

Efectivamente hay entidades que dan créditos que no están sometidas a una regulación equivalente a la de un banco, y esa asimetría genera un riesgo en el sistema. Creo que al menos en la actividad de créditos esas entidades podrían estar bajo la tutela de la SBIF o tener un régimen de supervisión equivalente, y creo que es algo que en el tiempo se va a dando, como lo que pasó con las tarjetas de crédito. Se ha visto esta búsqueda de una mayor consistencia en el marco regulatorio para actividades que son equivalentes.

El arbitraje regulatorio pasa cuando a los bancos les ponen más regulación, ahí crecen firmas financieras no bancarias, ¿Cómo lograr que las regulaciones conversen sin generar incentivos a crear entidades que operen fuera de toda supervisión?

Eso es una tarea que está pendiente, es un tema que tiene muchas aristas. El principio es que en una actividad que está siendo regulada, si hay dos entidades distintas que tienen la misma actividad, tenga un nivel de regulación simétrico, por servicio. Pero es un tema en el que hay que seguir avanzando.
“Las entidades tienden a ser un poco reactivas en relación a la gestión de los cambios regulatorios”, señala el director de regulación de PwC, Ernesto Ríos, a la hora de referirse a la forma en que las empresas enfrentan lo que él denomina “el tsunami regulatorio” que se ha producido tras la crisis subprime.

A juicio del experto, quien trabajó durante 25 años en la Superintendencia de Valores a cargo del desarrollo regulatorio del área seguros, “cuando se ponen normas en consulta, las entidades no hacen un análisis adecuado del impacto de los cambios , y no participan en el proceso de análisis e interacción con la autoridad, muchas veces la participación no es tan fuerte como debiera ser. Entonces, cuando la norma se emite, ahí hay una reacción muchas veces tardía”, señala. 

¿Dónde están las debilidades de las empresas chilenas?

Primero la regulación acá a nivel local se ve como una carga, un tema que es necesario cumplir, pero que no aporta al core business de la entidad. Esa visión ha cambiado afuera, e internamente creo que es algo que debiera cambir. Porque la regulación hay que verla como parte del negocio, y lo que se gasta en adaptarse a ella hay que verlo como una inversión que va a generar un fortalecimiento interno de la entidad, y que también puede generar ventajas competitivas. La entidad que se adapte mejor va a tener ventajas sobre su competencia. Por ejemplo, ahora viene ORSA, que es una gestión de capital a futuro, un uso prospectivo del capital para compañías de seguro. Ese modelo, que ya está aplicado en Europa, no es algo que uno pueda importar y traerlo directamente, necesitas adaptarlo a los riesgos locales. 

Ejemplo de cómo las empresas miran la regulación también son las quejas sobre la norma N°385.

Eso da la señal de que no todos ven el rol clave que tiene un gobierno corporativo fuerte. Para el regulador, que una entidad se gestione bien con una supervisión fuerte del directorio sobre temas de control es clave en su proceso de supervisión, eso en muchas entidades no se ha entendido totalmente. Si el cuestionario es adecuado o no, creo que el principio es el correcto y las entidades podrían ver la aplicación del cuestionario como una oportunidad de fortalecimiento interno.

La norma obliga a las entidades a preocuparse. Había una circular antes, que de alguna manera la sensación que quedó en la SVS es que no se había tomado con la suficiente dedicación. Esta nueva circular va en el sentido de que las entidades se preocupen. Si la norma logra el objetivo debiera producir mejoras en los gobiernos corporativos de las entidades.

¿En qué aspectos está atrasada la regulación financiera chilena?

En Chile, la regulación financiera se ha ido quedando atrás con el tiempo, porque no hemos tenido el nivel de crisis financieras de otras partes.

¿Cómo en regulación de los shadow banking?

Se han generado instancias de coordinación entre los superintendentes y gestión de riesgos sistémicos, donde se está mirando esta situación de riesgos que están fuera de la industria bancaria y que tienen un regulación distinta, pero que puedan estar incubando una situación de riesgo. En ese sentido a la infraestructura todavía le falta avanzar, porque en este consejo sigue habiendo una separación de responsabilidades que en cierto modo limita la supervisión a nivel sistémico. Uno de los grandes temas pendientes es avanzar hacia un marco regulatorio de grupos económicos y de riesgos sistémicos.

Los grupos económicos como tienen banco están regulados,¿ pero qué pasa con cajas y entidades similares?

Efectivamente hay entidades que dan créditos que no están sometidas a una regulación equivalente a la de un banco, y esa asimetría genera un riesgo en el sistema. Creo que al menos en la actividad de créditos esas entidades podrían estar bajo la tutela de la SBIF o tener un régimen de supervisión equivalente, y creo que es algo que en el tiempo se va a dando, como lo que pasó con las tarjetas de crédito. Se ha visto esta búsqueda de una mayor consistencia en el marco regulatorio para actividades que son equivalentes.

El arbitraje regulatorio pasa cuando a los bancos les ponen más regulación, ahí crecen firmas financieras no bancarias, ¿Cómo lograr que las regulaciones conversen sin generar incentivos a crear entidades que operen fuera de toda supervisión?

Eso es una tarea que está pendiente, es un tema que tiene muchas aristas. El principio es que en una actividad que está siendo regulada, si hay dos entidades distintas que tienen la misma actividad, tenga un nivel de regulación simétrico, por servicio. Pero es un tema en el que hay que seguir avanzando.
“Las entidades tienden a ser un poco reactivas en relación a la gestión de los cambios regulatorios”, señala el director de regulación de PwC, Ernesto Ríos, a la hora de referirse a la forma en que las empresas enfrentan lo que él denomina “el tsunami regulatorio” que se ha producido tras la crisis subprime.

A juicio del experto, quien trabajó durante 25 años en la Superintendencia de Valores a cargo del desarrollo regulatorio del área seguros, “cuando se ponen normas en consulta, las entidades no hacen un análisis adecuado del impacto de los cambios , y no participan en el proceso de análisis e interacción con la autoridad, muchas veces la participación no es tan fuerte como debiera ser. Entonces, cuando la norma se emite, ahí hay una reacción muchas veces tardía”, señala. 

¿Dónde están las debilidades de las empresas chilenas?

Primero la regulación acá a nivel local se ve como una carga, un tema que es necesario cumplir, pero que no aporta al core business de la entidad. Esa visión ha cambiado afuera, e internamente creo que es algo que debiera cambir. Porque la regulación hay que verla como parte del negocio, y lo que se gasta en adaptarse a ella hay que verlo como una inversión que va a generar un fortalecimiento interno de la entidad, y que también puede generar ventajas competitivas. La entidad que se adapte mejor va a tener ventajas sobre su competencia. Por ejemplo, ahora viene ORSA, que es una gestión de capital a futuro, un uso prospectivo del capital para compañías de seguro. Ese modelo, que ya está aplicado en Europa, no es algo que uno pueda importar y traerlo directamente, necesitas adaptarlo a los riesgos locales. 

Ejemplo de cómo las empresas miran la regulación también son las quejas sobre la norma N°385.

Eso da la señal de que no todos ven el rol clave que tiene un gobierno corporativo fuerte. Para el regulador, que una entidad se gestione bien con una supervisión fuerte del directorio sobre temas de control es clave en su proceso de supervisión, eso en muchas entidades no se ha entendido totalmente. Si el cuestionario es adecuado o no, creo que el principio es el correcto y las entidades podrían ver la aplicación del cuestionario como una oportunidad de fortalecimiento interno.

La norma obliga a las entidades a preocuparse. Había una circular antes, que de alguna manera la sensación que quedó en la SVS es que no se había tomado con la suficiente dedicación. Esta nueva circular va en el sentido de que las entidades se preocupen. Si la norma logra el objetivo debiera producir mejoras en los gobiernos corporativos de las entidades.

¿En qué aspectos está atrasada la regulación financiera chilena?

En Chile, la regulación financiera se ha ido quedando atrás con el tiempo, porque no hemos tenido el nivel de crisis financieras de otras partes.

¿Cómo en regulación de los shadow banking?

Se han generado instancias de coordinación entre los superintendentes y gestión de riesgos sistémicos, donde se está mirando esta situación de riesgos que están fuera de la industria bancaria y que tienen un regulación distinta, pero que puedan estar incubando una situación de riesgo. En ese sentido a la infraestructura todavía le falta avanzar, porque en este consejo sigue habiendo una separación de responsabilidades que en cierto modo limita la supervisión a nivel sistémico. Uno de los grandes temas pendientes es avanzar hacia un marco regulatorio de grupos económicos y de riesgos sistémicos.

Los grupos económicos como tienen banco están regulados,¿ pero qué pasa con cajas y entidades similares?

Efectivamente hay entidades que dan créditos que no están sometidas a una regulación equivalente a la de un banco, y esa asimetría genera un riesgo en el sistema. Creo que al menos en la actividad de créditos esas entidades podrían estar bajo la tutela de la SBIF o tener un régimen de supervisión equivalente, y creo que es algo que en el tiempo se va a dando, como lo que pasó con las tarjetas de crédito. Se ha visto esta búsqueda de una mayor consistencia en el marco regulatorio para actividades que son equivalentes.

El arbitraje regulatorio pasa cuando a los bancos les ponen más regulación, ahí crecen firmas financieras no bancarias, ¿Cómo lograr que las regulaciones conversen sin generar incentivos a crear entidades que operen fuera de toda supervisión?

Eso es una tarea que está pendiente, es un tema que tiene muchas aristas. El principio es que en una actividad que está siendo regulada, si hay dos entidades distintas que tienen la misma actividad, tenga un nivel de regulación simétrico, por servicio. Pero es un tema en el que hay que seguir avanzando.
“Las entidades tienden a ser un poco reactivas en relación a la gestión de los cambios regulatorios”, señala el director de regulación de PwC, Ernesto Ríos, a la hora de referirse a la forma en que las empresas enfrentan lo que él denomina “el tsunami regulatorio” que se ha producido tras la crisis subprime.

A juicio del experto, quien trabajó durante 25 años en la Superintendencia de Valores a cargo del desarrollo regulatorio del área seguros, “cuando se ponen normas en consulta, las entidades no hacen un análisis adecuado del impacto de los cambios , y no participan en el proceso de análisis e interacción con la autoridad, muchas veces la participación no es tan fuerte como debiera ser. Entonces, cuando la norma se emite, ahí hay una reacción muchas veces tardía”, señala. 

¿Dónde están las debilidades de las empresas chilenas?

Primero la regulación acá a nivel local se ve como una carga, un tema que es necesario cumplir, pero que no aporta al core business de la entidad. Esa visión ha cambiado afuera, e internamente creo que es algo que debiera cambir. Porque la regulación hay que verla como parte del negocio, y lo que se gasta en adaptarse a ella hay que verlo como una inversión que va a generar un fortalecimiento interno de la entidad, y que también puede generar ventajas competitivas. La entidad que se adapte mejor va a tener ventajas sobre su competencia. Por ejemplo, ahora viene ORSA, que es una gestión de capital a futuro, un uso prospectivo del capital para compañías de seguro. Ese modelo, que ya está aplicado en Europa, no es algo que uno pueda importar y traerlo directamente, necesitas adaptarlo a los riesgos locales. 

Ejemplo de cómo las empresas miran la regulación también son las quejas sobre la norma N°385.

Eso da la señal de que no todos ven el rol clave que tiene un gobierno corporativo fuerte. Para el regulador, que una entidad se gestione bien con una supervisión fuerte del directorio sobre temas de control es clave en su proceso de supervisión, eso en muchas entidades no se ha entendido totalmente. Si el cuestionario es adecuado o no, creo que el principio es el correcto y las entidades podrían ver la aplicación del cuestionario como una oportunidad de fortalecimiento interno.

La norma obliga a las entidades a preocuparse. Había una circular antes, que de alguna manera la sensación que quedó en la SVS es que no se había tomado con la suficiente dedicación. Esta nueva circular va en el sentido de que las entidades se preocupen. Si la norma logra el objetivo debiera producir mejoras en los gobiernos corporativos de las entidades.

¿En qué aspectos está atrasada la regulación financiera chilena?

En Chile, la regulación financiera se ha ido quedando atrás con el tiempo, porque no hemos tenido el nivel de crisis financieras de otras partes.

¿Cómo en regulación de los shadow banking?

Se han generado instancias de coordinación entre los superintendentes y gestión de riesgos sistémicos, donde se está mirando esta situación de riesgos que están fuera de la industria bancaria y que tienen un regulación distinta, pero que puedan estar incubando una situación de riesgo. En ese sentido a la infraestructura todavía le falta avanzar, porque en este consejo sigue habiendo una separación de responsabilidades que en cierto modo limita la supervisión a nivel sistémico. Uno de los grandes temas pendientes es avanzar hacia un marco regulatorio de grupos económicos y de riesgos sistémicos.

Los grupos económicos como tienen banco están regulados,¿ pero qué pasa con cajas y entidades similares?

Efectivamente hay entidades que dan créditos que no están sometidas a una regulación equivalente a la de un banco, y esa asimetría genera un riesgo en el sistema. Creo que al menos en la actividad de créditos esas entidades podrían estar bajo la tutela de la SBIF o tener un régimen de supervisión equivalente, y creo que es algo que en el tiempo se va a dando, como lo que pasó con las tarjetas de crédito. Se ha visto esta búsqueda de una mayor consistencia en el marco regulatorio para actividades que son equivalentes.

El arbitraje regulatorio pasa cuando a los bancos les ponen más regulación, ahí crecen firmas financieras no bancarias, ¿Cómo lograr que las regulaciones conversen sin generar incentivos a crear entidades que operen fuera de toda supervisión?

Eso es una tarea que está pendiente, es un tema que tiene muchas aristas. El principio es que en una actividad que está siendo regulada, si hay dos entidades distintas que tienen la misma actividad, tenga un nivel de regulación simétrico, por servicio. Pero es un tema en el que hay que seguir avanzando.
Una de las publicaciones más prestigiosas en el ámbito legal a nivel mundial dio a conocer ayer su guía global. Se trata del ranking de Chambers and Partners, el que cubre 190 países o zonas geográficas, entre ellas Chile y otros países de la región. En esta oportunidad 60 estudios del país enviaron información, para las siete categorías principales. En el segmento de Corporativos / M&A destacaron Claro & Cia., Carey, Barros & Errázuriz y Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría en la banda 1.

A nivel de abogados, en la categoría “Star Individuals”, una de las más altas que se contempla, figura José María Eyzaguirre B., de Claro & Cia. en Corporativo / M&A; Jorge Bofill, de Bofill Escobar Abogados en resolución de disputas enfocada en los delitos de “cuello blanco” (white-collar crime), y Pedro Pablo Gutiérrez, de Gutiérrez, Waugh, Jimeno & Asenjo en resolución de disputas.

Una de las novedades fue la incorporación de la categoría Mercado de Capitales, donde destacaron bufetes como Morales & Besa, Claro & Cia., Carey, entre otros.

Banca & Finanzas

Banda 1

Carey / Claro & Cia. / Morales & Besa / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 2
Barros & Errázuriz Abogados / Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Guerrero Olivos

Banda 3

Baker & McKenzie / Bofill Mir & Alvarez Jana Abogados / Larraín, Rencoret & Urzúa / Larraín y Asociados / Palma Abogados / Prieto y Cía

Mercado de Capitales

Banda 1

Barros & Errázuriz Abogados / Carey / Claro & Cia. / Morales & Besa / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 2

Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Guerrero Olivos / Prieto y Cía

Banda 3

Alcaíno Abogados / Alessandri / Aninat Schwencke & Cía / Carey & Allende / Noguera Larraín & Dulanto
Corporativos / M&A

Banda 1

Barros & Errázuriz Abogados
Carey
Claro & Cia.
Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 2

Bofill Mir & Alvarez Jana Abogados / Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Guerrero Olivos / Morales & Besa / Prieto y Cía

Banda 3

Baker & McKenzie / Carey & Allende / Noguera Larraín & Dulanto

Banda 4

Alcaíno Abogados / Aninat Schwencke & Cía / Arteaga Gorziglia & Cía. Abogados / Avendaño Merino Abogados / Barros Letelier y González / Grasty Quintana Majlis & Cía / Larraín y Asociados / Urenda, Rencoret, Orrego y Dörr

Banda 5

Alessandri / Bahamondez, Álvarez & Zegers / Vial y Cia

Resolución de conflictos

Banda 1

Claro & Cia.
Gutiérrez, Waugh, Jimeno & Asenjo

Banda 2

Bofill Mir & Alvarez Abogados / Carey / Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Harasic & López / Rodríguez Vergara & Compañía / Vergara, Labarca & Cía

Banda 3
Albagli Zaliasnik Attorneys / Baker & McKenzie / Barros & Errázuriz Abogados / Bofill Escobar Abogados / Bulnes, Urrutia & Bustamante / CorreaGubbins / FerradaNehme / Grupo Vial Serrano Abogados / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 4

Alcaíno Abogados / Barros Letelier y González / Carey & Allende / D y P Abogados, Estudio Juan Agustín Figueroa / Ortúzar, Vergara & Boetsch Abogados / Pellegrini & Cía.

Banda 5

Gandarillas, Montt, Del Río & Krause / Guerrero Olivos / Morales & Besa / Prieto y Cía / Puga Ortiz / Reymond & Fleischmann

Energía & Recursos Naturales

Banda 1
Carey
Larraín y Asociados

Banda 2

Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Claro & Cia. / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría / Prieto y Cía / Vergara y Cía

Banda 3

Arteaga Gorziglia & Cía. Abogados / Baker & McKenzie / Barros & Errázuriz Abogados / Bofill Mir & Alvarez Jana Abogados / Cubillos Evans Abogados / Guerrero Olivos / Morales & Besa

Banda 4

Avendaño Merino Abogados / Carcelén, Desmadryl, Guzmán & Tapia / Carey & Allende / Jara del Favero Abogados / Nuñez, Muñoz & Cía Abogados / Quinzio & Cía. Abogados / Urenda, Rencoret, Orrego y Dörr

Propiedad Intelectual

Banda 1

Carey
Sargent & Krahn

Banda 2

Alessandri / Beuchat, Barros & Pfenniger, Abogados / Johansson & Langlois / Porzio, Ríos & Asociados / Silva & Cía / Estudio Villaseca

Banda 3

Albagli Zaliasnik Attorneys / Claro & Cía / Covarrubias & Cía

Banda 4

Baker & McKenzie / Garay Guerrero / García Magliona y Cía Abogados

Impuestos

Banda 1

Baraona Abogados
Barros & Errázuriz Abogados
Carey
Ernst & Young (Santiago)

Banda 2

KPMG Chile / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría / PricewaterhouseCoopers Consultores, Auditores y Compañía Limitada

Banda 3

Baker & McKenzie / Cabello Letonja y Cía / Claro & Cia. / Prieto y Cía
Una de las publicaciones más prestigiosas en el ámbito legal a nivel mundial dio a conocer ayer su guía global. Se trata del ranking de Chambers and Partners, el que cubre 190 países o zonas geográficas, entre ellas Chile y otros países de la región. En esta oportunidad 60 estudios del país enviaron información, para las siete categorías principales. En el segmento de Corporativos / M&A destacaron Claro & Cia., Carey, Barros & Errázuriz y Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría en la banda 1.

A nivel de abogados, en la categoría “Star Individuals”, una de las más altas que se contempla, figura José María Eyzaguirre B., de Claro & Cia. en Corporativo / M&A; Jorge Bofill, de Bofill Escobar Abogados en resolución de disputas enfocada en los delitos de “cuello blanco” (white-collar crime), y Pedro Pablo Gutiérrez, de Gutiérrez, Waugh, Jimeno & Asenjo en resolución de disputas.

Una de las novedades fue la incorporación de la categoría Mercado de Capitales, donde destacaron bufetes como Morales & Besa, Claro & Cia., Carey, entre otros.

Banca & Finanzas

Banda 1

Carey / Claro & Cia. / Morales & Besa / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 2
Barros & Errázuriz Abogados / Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Guerrero Olivos

Banda 3

Baker & McKenzie / Bofill Mir & Alvarez Jana Abogados / Larraín, Rencoret & Urzúa / Larraín y Asociados / Palma Abogados / Prieto y Cía

Mercado de Capitales

Banda 1

Barros & Errázuriz Abogados / Carey / Claro & Cia. / Morales & Besa / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 2

Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Guerrero Olivos / Prieto y Cía

Banda 3

Alcaíno Abogados / Alessandri / Aninat Schwencke & Cía / Carey & Allende / Noguera Larraín & Dulanto
Corporativos / M&A

Banda 1

Barros & Errázuriz Abogados
Carey
Claro & Cia.
Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 2

Bofill Mir & Alvarez Jana Abogados / Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Guerrero Olivos / Morales & Besa / Prieto y Cía

Banda 3

Baker & McKenzie / Carey & Allende / Noguera Larraín & Dulanto

Banda 4

Alcaíno Abogados / Aninat Schwencke & Cía / Arteaga Gorziglia & Cía. Abogados / Avendaño Merino Abogados / Barros Letelier y González / Grasty Quintana Majlis & Cía / Larraín y Asociados / Urenda, Rencoret, Orrego y Dörr

Banda 5

Alessandri / Bahamondez, Álvarez & Zegers / Vial y Cia

Resolución de conflictos

Banda 1

Claro & Cia.
Gutiérrez, Waugh, Jimeno & Asenjo

Banda 2

Bofill Mir & Alvarez Abogados / Carey / Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Harasic & López / Rodríguez Vergara & Compañía / Vergara, Labarca & Cía

Banda 3
Albagli Zaliasnik Attorneys / Baker & McKenzie / Barros & Errázuriz Abogados / Bofill Escobar Abogados / Bulnes, Urrutia & Bustamante / CorreaGubbins / FerradaNehme / Grupo Vial Serrano Abogados / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 4

Alcaíno Abogados / Barros Letelier y González / Carey & Allende / D y P Abogados, Estudio Juan Agustín Figueroa / Ortúzar, Vergara & Boetsch Abogados / Pellegrini & Cía.

Banda 5

Gandarillas, Montt, Del Río & Krause / Guerrero Olivos / Morales & Besa / Prieto y Cía / Puga Ortiz / Reymond & Fleischmann

Energía & Recursos Naturales

Banda 1
Carey
Larraín y Asociados

Banda 2

Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Claro & Cia. / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría / Prieto y Cía / Vergara y Cía

Banda 3

Arteaga Gorziglia & Cía. Abogados / Baker & McKenzie / Barros & Errázuriz Abogados / Bofill Mir & Alvarez Jana Abogados / Cubillos Evans Abogados / Guerrero Olivos / Morales & Besa

Banda 4

Avendaño Merino Abogados / Carcelén, Desmadryl, Guzmán & Tapia / Carey & Allende / Jara del Favero Abogados / Nuñez, Muñoz & Cía Abogados / Quinzio & Cía. Abogados / Urenda, Rencoret, Orrego y Dörr

Propiedad Intelectual

Banda 1

Carey
Sargent & Krahn

Banda 2

Alessandri / Beuchat, Barros & Pfenniger, Abogados / Johansson & Langlois / Porzio, Ríos & Asociados / Silva & Cía / Estudio Villaseca

Banda 3

Albagli Zaliasnik Attorneys / Claro & Cía / Covarrubias & Cía

Banda 4

Baker & McKenzie / Garay Guerrero / García Magliona y Cía Abogados

Impuestos

Banda 1

Baraona Abogados
Barros & Errázuriz Abogados
Carey
Ernst & Young (Santiago)

Banda 2

KPMG Chile / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría / PricewaterhouseCoopers Consultores, Auditores y Compañía Limitada

Banda 3

Baker & McKenzie / Cabello Letonja y Cía / Claro & Cia. / Prieto y Cía
Una de las publicaciones más prestigiosas en el ámbito legal a nivel mundial dio a conocer ayer su guía global. Se trata del ranking de Chambers and Partners, el que cubre 190 países o zonas geográficas, entre ellas Chile y otros países de la región. En esta oportunidad 60 estudios del país enviaron información, para las siete categorías principales. En el segmento de Corporativos / M&A destacaron Claro & Cia., Carey, Barros & Errázuriz y Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría en la banda 1.

A nivel de abogados, en la categoría “Star Individuals”, una de las más altas que se contempla, figura José María Eyzaguirre B., de Claro & Cia. en Corporativo / M&A; Jorge Bofill, de Bofill Escobar Abogados en resolución de disputas enfocada en los delitos de “cuello blanco” (white-collar crime), y Pedro Pablo Gutiérrez, de Gutiérrez, Waugh, Jimeno & Asenjo en resolución de disputas.

Una de las novedades fue la incorporación de la categoría Mercado de Capitales, donde destacaron bufetes como Morales & Besa, Claro & Cia., Carey, entre otros.

Banca & Finanzas

Banda 1

Carey / Claro & Cia. / Morales & Besa / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 2
Barros & Errázuriz Abogados / Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Guerrero Olivos

Banda 3

Baker & McKenzie / Bofill Mir & Alvarez Jana Abogados / Larraín, Rencoret & Urzúa / Larraín y Asociados / Palma Abogados / Prieto y Cía

Mercado de Capitales

Banda 1

Barros & Errázuriz Abogados / Carey / Claro & Cia. / Morales & Besa / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 2

Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Guerrero Olivos / Prieto y Cía

Banda 3

Alcaíno Abogados / Alessandri / Aninat Schwencke & Cía / Carey & Allende / Noguera Larraín & Dulanto
Corporativos / M&A

Banda 1

Barros & Errázuriz Abogados
Carey
Claro & Cia.
Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 2

Bofill Mir & Alvarez Jana Abogados / Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Guerrero Olivos / Morales & Besa / Prieto y Cía

Banda 3

Baker & McKenzie / Carey & Allende / Noguera Larraín & Dulanto

Banda 4

Alcaíno Abogados / Aninat Schwencke & Cía / Arteaga Gorziglia & Cía. Abogados / Avendaño Merino Abogados / Barros Letelier y González / Grasty Quintana Majlis & Cía / Larraín y Asociados / Urenda, Rencoret, Orrego y Dörr

Banda 5

Alessandri / Bahamondez, Álvarez & Zegers / Vial y Cia

Resolución de conflictos

Banda 1

Claro & Cia.
Gutiérrez, Waugh, Jimeno & Asenjo

Banda 2

Bofill Mir & Alvarez Abogados / Carey / Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Harasic & López / Rodríguez Vergara & Compañía / Vergara, Labarca & Cía

Banda 3
Albagli Zaliasnik Attorneys / Baker & McKenzie / Barros & Errázuriz Abogados / Bofill Escobar Abogados / Bulnes, Urrutia & Bustamante / CorreaGubbins / FerradaNehme / Grupo Vial Serrano Abogados / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría

Banda 4

Alcaíno Abogados / Barros Letelier y González / Carey & Allende / D y P Abogados, Estudio Juan Agustín Figueroa / Ortúzar, Vergara & Boetsch Abogados / Pellegrini & Cía.

Banda 5

Gandarillas, Montt, Del Río & Krause / Guerrero Olivos / Morales & Besa / Prieto y Cía / Puga Ortiz / Reymond & Fleischmann

Energía & Recursos Naturales

Banda 1
Carey
Larraín y Asociados

Banda 2

Cariola Díez Pérez-Cotapos & Cía / Claro & Cia. / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría / Prieto y Cía / Vergara y Cía

Banda 3

Arteaga Gorziglia & Cía. Abogados / Baker & McKenzie / Barros & Errázuriz Abogados / Bofill Mir & Alvarez Jana Abogados / Cubillos Evans Abogados / Guerrero Olivos / Morales & Besa

Banda 4

Avendaño Merino Abogados / Carcelén, Desmadryl, Guzmán & Tapia / Carey & Allende / Jara del Favero Abogados / Nuñez, Muñoz & Cía Abogados / Quinzio & Cía. Abogados / Urenda, Rencoret, Orrego y Dörr

Propiedad Intelectual

Banda 1

Carey
Sargent & Krahn

Banda 2

Alessandri / Beuchat, Barros & Pfenniger, Abogados / Johansson & Langlois / Porzio, Ríos & Asociados / Silva & Cía / Estudio Villaseca

Banda 3

Albagli Zaliasnik Attorneys / Claro & Cía / Covarrubias & Cía

Banda 4

Baker & McKenzie / Garay Guerrero / García Magliona y Cía Abogados

Impuestos

Banda 1

Baraona Abogados
Barros & Errázuriz Abogados
Carey
Ernst & Young (Santiago)

Banda 2

KPMG Chile / Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uría / PricewaterhouseCoopers Consultores, Auditores y Compañía Limitada

Banda 3

Baker & McKenzie / Cabello Letonja y Cía / Claro & Cia. / Prieto y Cía
En nuestro país son pocas las empresas que, voluntariamente y de forma anual, realizan la medición de gases de efecto invernadero (GEI). La falta de obligatoriedad para medir este indicador sería la razón principal de este bajo porcentaje.
En nuestro país son pocas las empresas que, voluntariamente y de forma anual, realizan la medición de gases de efecto invernadero (GEI). La falta de obligatoriedad para medir este indicador sería la razón principal de este bajo porcentaje.
La iniciativa en trámite eleva la dotación de 127 a 139 funcionarios a nivel país, cifra que -a juicio de los abogados- es insuficiente, y respecto de la cual hasta la Corte Suprema ha hecho observaciones. 
La iniciativa en trámite eleva la dotación de 127 a 139 funcionarios a nivel país, cifra que -a juicio de los abogados- es insuficiente, y respecto de la cual hasta la Corte Suprema ha hecho observaciones. 
La iniciativa en trámite eleva la dotación de 127 a 139 funcionarios a nivel país, cifra que -a juicio de los abogados- es insuficiente, y respecto de la cual hasta la Corte Suprema ha hecho observaciones. 
Mientras el 11% de estos empleados son "críticos" de su empresa, el 9% es "detractor". Sus principales problemas tienen que ver con sus jefaturas.
Con gran éxito se realizó el cierre del Oub I FRS 2016. el pasado 14 de diciembre de 2016 en Hotel DoubleTree by Hilton. de Las Condes. 

Esta iniciativa de PwC Chile y Formación Ejecutiva de Diario Financiero, a 6 años de su lanzamiento, cuenta con más de 150 miembros, ejecutivos y representantes de importantes empresas del país. quienes mes a mes se reúnen a compartir las mejores prácticas. a través de charlas técnicas exclusivas lideradas por los socios expertos de PwC Chile, 

Sergio Tubío, Héctor Cabrera y Silvina Peluso. PwC Chile y Formación qecutiva DF le invitan a sumarse al Oub I FRS 2017. Más información en www.formacionejecutiva.cl
Iron Mountain Chile realizó una 2da Clínica de Golf para un grupo de clientes a cargo del coach Patrick Hol mes en el Club de Golf Valle Escondido. Durante el encuentro algunos participantes perfeccionaron sus golpes mientras ot ros se iniciaron en este deporte. Al finalizar la jornada compartieron un coctel con los ej ecutivos de la multinacional, donde se destacaron a algunos participantes.
HACE mucho tiempo la sustentabilidad ha traspasado la barrera de las buenas intenciones. Y bien lo saben los inversionistas. De acuerdo con un estudio de Bank of America Merrill Lynch, incorporar métricas que apunten al ESG (sigla de medioambiente, social y gobierno corporativo, en inglés), es crítico, dado que estas son fuertes indicadores de volatilidad futura, fluctuaciones en precios y quiebras. 

Según el estudio de BofA "ESG: good companies can make good stocks", haber contado con métricas de ESG podría haber ayudado a los inversionistas a evitar un 90% de las quiebras. Basado en el análisis de compañías con puntajes ESG que se declararon en quiebra, un inversionista que sólo haya tenido acciones con indicadores por encima del promedio tanto en el indicador medioambiental como social, habría evitado 15 de las 17 quiebras que se han registrado en Estados Unidos desde 2008. Por otra parte, las grandes compañías con los mejores puntajes en ESG tendieron de manera consistente a tener menor volatilidad en los precios en el futuro en comparación con empresas con desempeño más débil. 

Las acciones con caídas de precios extremas (sobre 90%), tuvieron un promedio inicial que se ubicó en el percentil 40 o inferior. Por otra parte, mientras mejor le va a una empresa en el ranking de ESG, menos cae el precio de su acción. En tanto, los peores puntajes han estado fuertemente correlacionados con la volatilidad futura de las ganancias de las empresas, tanto a nivel de mercado como en cada sector, destaca BofA. Más aun, las empresas con dos o más recortes en los rankings de acciones comunes de S&P (una medida de estabilidad de ganancias/dividendos) tuvieron promedios menores que el percentil 40 (débiles), mientras las que vieron alzas se ubicaron en el percentil 70 o mejor (fuerte). Este estudio da cuenta de la importancia de los factores de ESG a la hora de invertir, pero no es el único. 

El pionero fue el académico Robert Eccles, de la Universidad de Harvard, que siguió a 180 empresas, 90 que se preocupaban de temas de ESG y 90 que no. Tras registrarlas desde 1993 a 2009, descubrió que el precio de la acción fue 46,4% mayor en las empresas que se hicieron cargo de estos temas en comparación con las que no. "Lo que empieza a pasar es que, dado que invertir en ESG es rentable, las compañías más importantes del mundo comienzan a trabajar estos temas. Además, empiezan a aparecer fondos que sólo in- vierten en este tipo de compañías, porque el valor futuro de la empresa será mayor. 

Ya hay 500 fondos de inversión que sólo invierten en empresas ESG en EEUU", asegura Rodrigo Castro, managing director de ESG Compass para América del Sur. De acuerdo con Miguel Chavarría, vicepresidente de MSCI para Sudamérica, la oferta de fondos con criterios ESG predomina en EEUU y en los países nórdicos (Noruega, Suecia, Dinamarca). De hecho, sostiene que alrededor del 50% de los fondos está en esas zonas geográficas. Mientras, en Latinoamérica todavía no hay mucha oferta, a excepción de Brasil, donde hay cinco fondos ESG, siendo el único país que tiene esta oferta en la región, recalca Chavarría. 

La mayor rentabilidad del ESG también ha sido percibida en índices de MSCI. "Por cada US$1 millón invertidos en el índice MSCI Latam ESG, fueron generados US$29.722 provenientes de productos y servicios de impacto social", explica Miguel Chavarría, de MSCI. Por otra parte, las empresas del MSCI Latin America ESG tuvieron un rendimiento superior que las del MSCI Latin America. "Muchas investigaciones muestran que para mercados desarrollados, incluir estos criterios en la selección de variables de activos puede disminuir el riesgo sin tener impacto negativo en el desempeño", asegura Chavarría. 

"Para mercados emergentes se ha visto que los portafolios que consideran criterios ESG no sólo redujeron riesgos, sino que aumentaron su rendimiento considerablemente", plantea Chavarría, agregando que el año pasado, el 50% de sus clientes del segmento asset management recibieron mandatos institucionales relacionados con ESG. "No se trata de una inversión responsable para cambiar el mundo, sino que entender que el mundo cambió y ver cómo el portafolio se verá impactado por estos criterios", añade.

Mayores medidas

De acuerdo con Fernanda Cornejo, directora ejecutiva de Accenture Chile, los inversionistas buscan cada vez más gobiernos corporativos saludables antes de invertir, es decir, que su estrategia de negocio tenga como eje estos temas. "Además, ante una sociedad cada vez más empoderada, las compañías deben evaluar el impacto social que tendrán sus proyectos y trabajar en conjunto con las comunidades en las que los desarrollan. 

En todo el mundo hemos observado una serie de proyectos que han sido suspendidos e incluso cancelados por no desarrollar de forma correcta la relación comunidad-empresa", plantea Fernanda Cornejo. En eso coincide Fernando Córdova, senior manager del área de sustentabilidad y cambio climático de PwC Chile. 

"Finalmente el inversionista y el mercado en general ponderan el desempeño de una empresa en función de los resultados actuales pero también de la sustentabilidad del negocio a largo plazo, donde los temas sociales por ejemplo como conflictos con la comunidad o de reputación, sin duda pueden afectar los resultados de una empresa, o por otro lado un incidente ambiental puede significar el cierre de una instalación y la consecuente pérdida de valor", apunta el experto. 

A su juicio, las empresas chilenas han avanzado en esta materia por varias vías: la primera, herramientas como la norma 385 de la SVS, que ha permitido conocer las prácticas de gobierno corporativo. En segundo lugar, iniciativas como el Dow Jones Sustainability Index también han dado cuenta del desempeño de las organizaciones en esta materia, yen tercer lugar, los reportes de sustentabilidad también han sido un aporte. 

Pero para algunos el autorreporte de las empresas no es suficiente. Rodrigo Castro, de ESG Compass, asegura que los informes que entregan las propias empresas son parciales: la empresa decide qué va y qué no va, y además hay información que la firma desconoce. Por esto, para él la clave está en reunir las dos dimensiones: autorreporte y validación de terceros. Esto, con el objetivo de generar mayor valor futuro.

Fecha: 08-02-2017
Medio: Pulso