Innovación y oportunidades de crecer

Luis Enrique Álamos, socio principal de PwC Chile.

Como motor de desarrollo, la innovación permite mejoras en las prácticas productivas y contribuye a la diversificación productiva.

La innovación es, en la actualidad, una de las estrategias empresariales más efectivas para lograr un alto valor, aumentar capacidad de producción y garantizar la competitividad. Si bien la estabilidad económica y política de un país es terreno fértil para los avances sociales necesarios en este proceso, la innovación es clave en el logro de dicho propósito.

Desde el Ministerio de Economía, por ejemplo, aseguran que la evidencia nacional e internacional muestra que para alcanzar un crecimiento sostenido, es esencial la productividad. “Más del 50% del crecimiento de los países más exitosos se explica por esta variable. La productividad es la forma en que hacemos las cosas, la tecnología que usamos, la calidad de nuestros productos, y se traduce directamente en mejores niveles de vida”. Esta depende en forma determinante de la innovación y la investigación.

Es un hecho que en los últimos años la innovación ha logrado posicionarse en la agenda pública y hoy los líderes políticos, económicos y sociales, se refieren constantemente a la innovación y su importancia para el país. Dado el contexto actual deberíamos preguntarnos ¿de qué manera concreta puede aumentar el PIB Chile de la mano de la innovación? La experiencia muestra que esta incrementa la productividad y por ende el Producto Interno Bruto.

Como motor de desarrollo, la innovación permite mejoras en las prácticas productivas, y contribuye a la diversificación y sofisticación en la producción. Avanzar desde una matriz económica basada en materias primas, hacia una orientada a la diversidad y la creación de valor agregado en los productos y servicios, es primordial en este cometido.

Debemos entender la innovación como un proceso continuo que va acompañado de incentivos para fortalecer su real dimensión en la sociedad civil. En el mundo privado son varias las empresas que tienen incorporado en su ADN el espíritu innovador de manera transversal a la gestión empresarial de la organización. En este entorno globalizado donde la competencia cada vez es mayor, es necesario que las empresas innoven, desarrollen o mejoren sus productos y servicios, con la finalidad de mantener una competitividad acorde con los desafíos de los nuevos tiempos.

Hoy más que nunca, la productividad depende en forma determinante de la innovación. Chile requiere evolucionar para no perder oportunidades de crecimiento

Fecha: 2015-09-01
Medio: Pulso le

Contact us

Síganos