¿Qué, cómo y cuándo?

Luis Avello

Fecha: 21-12-2017
Medio: El Mercurio - Especial Cumplimiento Tributario

Luis Avello, socio de PwC Chile.

Por sí solo, el proceso anual de operación renta representa un periodo importante de estrés en relación a la obtención de la información que posteriormente debe declarar en abril de cada año. No obstante, si a lo anterior sumamos las nuevas disposiciones que surgen producto de la reforma tributaria, sin duda esta sensación de presión hacia los contribuyentes se vuelve mayor.

Cabe recordar que desde 2016, cada contribuyente debió (en los casos que la ley lo permite) ejercer su opción sobre cuál sistema de tributación le será aplicable por los siguientes cinco años, ya sea tributación sobre base de renta atribuida o bien en base al sistema de tributación sobre régimen parcial de créditos.

De acuerdo a lo anterior, las obligaciones tributarias en relación a la información complementaria a presentar al Servicio de Impuestos Internos (SII), ya no serán iguales que en años anteriores, sino que cada contribuyente deberá confeccionar declaraciones juradas específicas y en algunos casos, diferentes dependiendo del sistema tributario al que esté afecto.

Sin duda el primer desafío será, entonces, que cada contribuyente sea capaz de identificar cuáles son las declaraciones juradas e información complementaria al proceso de operación renta que obligatoriamente deberán informar al SII.

Una vez superado lo anterior, viene el segundo escollo; aún más importante. Cada contribuyente afecto al impuesto de primera categoría deberá tener la capacidad de entender y aplicar correctamente las nuevas disposiciones legales, las cuales han sido interpretadas hasta ahora por el SII, a través de distintas circulares y resoluciones sobre la materia. Desafío no menor para el inicio de ambos sistemas tributarios en consideración a la mayor reforma tributaria que hayamos tenido en los últimos 30 años.

Por lo tanto, parece fundamental responder a la brevedad estas tres preguntas: ¿Cuál es la información que se debe presentar a la autoridad fiscal?, ¿cómo debe confeccionarse correctamente dicha información?, y finalmente ¿cuándo vence el plazo para informar dichas obligaciones?

Cuando nuestro premio nacional de Arte Israel Roa retrató en su pintura "18 de septiembre" la celebración popular de esta fiesta, nos transmitió, como buen exponente del expresionismo, una sensación de desenfado, despreocupación y alegría.

Lo cierto es que sumado a todo el contenido que ya tiene esta celebración y del cual en parte se hace cargo nuestro pintor, debe sumársele su gran significación tributaria y su importante efecto recaudatorio.

Mayor tributación a la renta por los aguinaldos y los infaltables gastos rechazados, porque las celebraciones no generan renta sino para el erario. Mayor recaudación de IVA por el incremento del consumo desde los volantines, la ropa huasa, la carne y las empanadas, y del impuesto a las bebidas que grava al pisco, al pipeño, a la chicha y a la granadina.

Así las cosas, solo falta una cueca que celebre y engalane la fiesta del fisco.
¿Qué, cómo y cuándo?

Contact us

Marketing y Comunicaciones

Chile, PwC Chile

Síganos