Vamos mujeres

Ernesto Ríos

Mónica Reyes fundadora de Makers Liderazgo Femenino.

Durante la última década, los 8 de marzo han comenzado a ser celebrados por la mayoría de las empresas, servicios públicos y organizaciones que festejan a sus funcionarias en el marco del Día Internacional de la Mujer. Es muy común ver ese día saliendo de las oficinas a las mujeres con chocolates o una flor en la mano, pero ¿sabemos realmente qué es lo que estamos celebrando?

Varias son las historias que relatan el origen de esta celebración y una de ellas, ocurrida en 1908, cuenta de 146 mujeres trabajadoras que fallecieron, en Estados Unidos, mientras protestaban por los bajos salarios y paupérrimas condiciones laborales; en consecuencia, el lugar donde estaban, el cual no quisieron desalojar, fue incendiado. A partir de este terrible hecho y de otros ocurridos en Norteamérica y varios países de Europa, distintos países habrían comenzado a conmemorar este día año a año, llegando a establecerse oficialmente en 1975, por las Naciones Unidas, la celebración del Día Internacional de la Mujer cada 8 de marzo.

El objetivo de este día apunta a la igualdad de derechos de las mujeres frente a los del hombre, con el fin de desarrollarse integralmente en distintos ámbitos.Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Chile es el sexto país con menor participación laboral femenina, con una tasa inferior al 54,1%, mientras que las empresas IPSA afirman que solo el 5% de los cargos en directorios de empresas lo ocupan mujeres. Además, en Chile reciben un 30% menos de remuneraciones en el mismo puesto y con las mismas responsabilidades que un hombre.

De acuerdo a la realidad de las cifras, la mujer en Chile y en el mundo se encuentra subrepresentada en política, economía, directorios de empresas y en otros sectores y los avances son lentos, a la vez que las autoridades no han logrado políticas efectivas. Creo que una ley que obligue a tener el mismo número de mujeres y de hombres en ciertos cargos no significa que estemos avanzando, ya que sabemos que para estar en un puesto determinado lo que necesitamos son oportunidades, liderazgo, talento y trabajo. Hoy, nuevamente en esta fecha, no queda más que ser reiterativa hasta la majadería en lo que respecta a las mujeres y la necesidad del país de que se incorporen más y mejor a la fuerza laboral; por su propio bien, el de sus hijos y el grupo familiar en su conjunto. Más aún cuando consideramos que en Chile predominan los hogares uniparentales sostenidos por jefas de hogar, y que la madre es quien cría, educa y forma a los hijos durante la infancia. Por todo lo anterior, debería ser la integrante de la familia con mayores oportunidades, la más preparada e integrada.

En otros aspectos que no se miden con números ya es de conocimiento generalizado que, guiados por el más simple sentido común, podemos afirmar que al igual que un niño necesita de un modelo de padre y otro de madre para formarse bien, desarrollarse y crecer en forma adecuada; un país necesita de la correspondiente participación de sus hombres y sus mujeres en todas las esferas de la sociedad, para que esta funcione en armonía y equilibrio.

Fecha: 2016-03-08
Medio: El Líbero

Mónica Reyes fundadora de Makers Liderazgo Femenino.

Contact us

Síganos