Nueva modalidad para la utilización de créditos por impuestos pagados en el exterior

Ernesto Ríos

Carlos Vergara Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile.

Uno de los dilemas que enfrenta nuestra legislación tributaria es cómo aminorar la carga impositiva de aquellos contribuyentes que obtienen rentas que están sometidas a más de una jurisdicción tributaria.

Para disminuir los efectos de la doble tributación internacional, los países incorporan diversos mecanismos que permiten cumplir con este objetivo de equidad, aminorando el impacto económico que sufre una misma renta producto de la doble imposición. Entre los más recurrentes están el de exención para las rentas de fuente extranjera y el de créditos por rentas de fuentes extranjeras. Este último mecanismo es el que nuestra normativa local incorpora para disminuir la carga tributaria de los contribuyentes domiciliados o residentes en Chile.

Si bien las normas que permiten la utilización de los impuestos pagados en el exterior como créditos contra los impuestos de los contribuyentes locales tienen una larga data, de un tiempo a esta parte han existido diversas modificaciones que es necesario poner en relieve para no cometer errores y utilizar efectivamente este derecho. Los créditos por impuestos pagados en el exterior están contenidos en los artículos 41 A y 41 C de la Ley sobre Impuesto a la Renta, normas que producto de sus últimas modificaciones lo han convertido en una materia compleja, incluso para aquellos especialistas en materias tributarias. Cabe hacer presente al lector aquellos conceptos que han sido modificados, en un intento de hacer más justo nuestro sistema impositivo:

-Las tasas máximas por créditos por impuestos pagados en el exterior se aumentaron, pasando de un 30% a un 32% cuando la renta viene desde un país con el cual Chile no tiene convenio, para evitar la doble tributación, y a un 35% cuando sí lo tiene.

-Necesidad de separar las rentas percibidas de países con convenio para evitar la doble tributación de aquellos que no, a los efectos de calcular una base diferenciada para los topes de créditos señalados anteriormente.

-En ciertos casos se permite acumular e imputar en los años siguientes los excedentes de créditos por impuestos pagados en el exterior que no se utilicen en el año en curso.

-Se permite acreditar los impuestos pagados en una tercera jurisdicción, distinta de aquella donde se tiene la inversión directa.

-Se permite, una curiosidad, dar por créditos a las rentas de fuente chilena los impuestos retenidos en el exterior por estas mismas rentas.

-Incorporación de la tributación por rentas pasivas y sus correspondientes créditos. Esta materia será de la mayor importancia para el año comercial 2016.

Si bien esas modificaciones apuntan a reconocer tributariamente la existencia de una economía global, aceptando la incorporación de los impuestos pagados en el exterior contra los impuestos que deban pagarse en Chile, no es menos cierto que la compleja maraña normativa, más la propia confusión que se ha generado por las reiteradas modificaciones tributarias, sumados a ello los altos costos de fiscalización de un sistema como el acá esbozado, tornan absolutamente legítima la pregunta de si a la hora de la recaudación fiscal se justifica este mecanismo de créditos frente a un sistema de exención total.

Fecha: 2016-04-27
Medio: El Mercurio

CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
Síganos