Nuda Veritas

Start adding items to your reading lists:
or
Save this item to:
This item has been saved to your reading list.
Ernesto Ríos

Fecha: 11-05-2018
Medio: El Mercurio 

Francisco Selamé, socio líder de PwC Chile.

Con motivo de la conmemoración de los 100 años de la muerte del pintor secesionista Gustav Klimt, y con el fin de hacerlo más accesible al público, uno de sus cuadros más complejos “Nuda Veritas” ha sido trasladado temporalmente desde la Biblioteca Nacional de Viena hasta el Museo Kunst Historiches de la misma ciudad.


En el cuadro, de particulares proporciones, una joven mujer desnuda sostiene un espejo vuelto hacia el espectador, compeliéndonos a mirarnos en él. Completa la escena una serpiente vencida a sus pies y una cita del poeta Schiller que señala que nuestras acciones no sólo no pueden complacer a todos, sino que sería peligroso que así fuera.


El desafío más importante que enfrentan los autores y defensores de la Reforma Tributaria que ahora quiere modificar el nuevo gobierno, es mirar a través de ese espejo la verdad desnuda de un proyecto a tientas. 

Y aunque nadie duda que pretendía recaudar con buenos y nobles fines, ha quedado más que en evidencia que lo hizo sacrificando la técnica y el rigor, desechando la experiencia acumulada de profesionales y contribuyentes y descuidando el entendimiento meridiano que se requiere de las normas impositivas.

 

Cuando nuestro premio nacional de Arte Israel Roa retrató en su pintura "18 de septiembre" la celebración popular de esta fiesta, nos transmitió, como buen exponente del expresionismo, una sensación de desenfado, despreocupación y alegría.

Lo cierto es que sumado a todo el contenido que ya tiene esta celebración y del cual en parte se hace cargo nuestro pintor, debe sumársele su gran significación tributaria y su importante efecto recaudatorio.

Mayor tributación a la renta por los aguinaldos y los infaltables gastos rechazados, porque las celebraciones no generan renta sino para el erario. Mayor recaudación de IVA por el incremento del consumo desde los volantines, la ropa huasa, la carne y las empanadas, y del impuesto a las bebidas que grava al pisco, al pipeño, a la chicha y a la granadina.

Así las cosas, solo falta una cueca que celebre y engalane la fiesta del fisco.
Nuda Veritas

Contact us

Marketing y Comunicaciones
Chile, PwC Chile
Email

Contact us

Marketing y Comunicaciones
Chile
Email

Síganos