Cosas de Velázquez

Francisco Selamé Socio líder Área Legal y Tributaria PwC Chile.

En el primer capítulo de “Las Palabras y las Cosas” el filósofo francés Michel Foucault,con el propósito de introducirnos en su genealogía de las ciencias humanas, hace un sorprendente análisis de las Meninas, la más famosa de las pinturas de Velásquez. 

Advierte que al retratarse el propio pintor al interior del cuadro, a un costado de la tela sobre la cual trabaja y de frente a los reyes, cuya presencia se advierte a su vez a través de un espejo colgado estratégicamente en el muro posterior del estudio en que se desarrolla toda la acción, es imposible imaginarse al artista fuera del mismo, realizándolo.

A través de este impresionante juego de imágenes y líneas de visión, en que su lugar aparece desde ya ocupado por los soberanos y por el espectador que contempla la obra, el pintor sevillano ha logrado un cuadro que es pura representación, anulando la intervención del autor, como si la pintura se hubiese gestado por sí misma. 

La genialidad del arte no es aplicable al ámbito social, que descansa precisamente en la responsabilidad tanto de aquellos que crean las normas, como de quienes las aplican o finalmente las infringen. La actitud actual y reiterada de pretender estar más allá del cuadro que se pinta, es sólo cosa de Velázquez.

Fecha: 2016-06-09
Medio: El Mercurio

Contact us

Síganos