Combatiendo los riesgos globales con sustentabilidad

Ernesto Ríos

Rodrigo Goméz Gerente de Sustentabilidad y Cambio Climático de PwC Chile

Desde 2006, el Foro Económico Mundial trabaja con expertos de distintos países y sectores para publicar el Informe de Riesgos Globales (IRG), que identifica aquellos eventos que pueden tener efectos en varios países o sectores dentro de los próximos 10 años. Algo sorprendente del IRG del año 2016 fue el protagonismo de los temas ambientales, por ejemplo, el fracaso ante la mitigación y adaptación del cambio climático se posicionó como el riesgo de mayor impacto y el tercero con mayor probabilidad de ocurrencia. Por otro lado, los riesgos con mayor probabilidad de ocurrencia y aquellos con mayor impacto en el largo plazo son ambientales y sociales, destacándose la crisis del agua.

Existen prácticas y herramientas de sustentabilidad que ayudan a minimizar los efectos adversos de estos riesgos globales. Por ejemplo, para afrontar el “Fracaso ante la mitigación y adaptación del cambio climático” es imperativo que las empresas ofrezcan productos y procesos que cuenten con información confiable y actualizada de sus emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI), para crear programas de reducción de emisiones y promover el uso de productos con bajas emisiones de GEI y que ayuden a reducir las emisiones del proceso donde son utilizados. Para combatir la “Crisis de agua” es recomendable partir con un balance que ayude a entender dónde, cómo, en qué y para qué se usa el agua y de manera paralela, identificar áreas de mejora para definir sistemas y procedimientos de uso eficiente del agua y programas de eficiencia hídrica. Y por último, para abordar la “Crisis en el precio de la energía” se deben implementar criterios de eficiencia y gestión; los sistemas de gestión de la energía basados en la ISO 50001 son una excelente alternativa.

Específicamente en Chile, el IRG 2016 identifica 3 riesgos para hacer negocios que se pueden afrontar con prácticas de sustentabilidad: Crisis en el Precio de la Energía, Crisis de Agua y Catástrofes Naturales. Sabemos que la generación por hidroeléctricas ayuda a mantener bajos los precios de la electricidad; sin embargo, su operación depende de la disponibilidad de agua y esta a su vez es afectada por el cambio climático y catástrofes naturales. Con este ejemplo se aprecia claramente cómo los efectos de un impacto ambiental global tienen repercusiones a nivel local.

Las empresas chilenas deberían adoptar en el corto plazo criterios y modelos de sustentabilidad que vayan más allá del cumplimiento legal; con ello, asegurarán su permanencia y rentabilidad ante estos riesgos globales que exigen la transición hacia una manera más eficiente de operar.

Fecha: 2016-04-14
Medio: Diario Financiero

Contact us

Síganos