Cambio en las normas de arriendo

Ernesto Ríos

Eduardo Vergara, socio auditoría de PwC Chile.

RECIENTEMENTE el IASB (entidad que emite las normas internacionales de contabilidad) modificó la forma de contabilizar los arrendamientos. Hasta ahora, se distinguía entre arriendos financieros (leasing) y operativos; a diferencia de los primeros, los operativos no quedaban reflejados en el balance del arrendatario. La aplicación de la NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera) 16 Revisada será obligatoria recién el ejercicio 2019, pero dado su impacto, hay que prepararse. En particular aquellas empresas que son arrendatarias intensivas de activos.

Según el criterio tradicional, el arriendo quedaba reflejado como un gasto lineal, con el pago de la renta mensual, La nueva norma establece que se debe registrar un activo representativo del derecho a uso y goce del bien (a depreciar como cualquier activo fijo) reflejando, en contrapartida, un pasivo por el valor descontado de los pagos comprometidos durante toda la vigencia del contrato. Si bien el pasivo disminuirá con los pagos mensuales, al inicio su saldo aumentará por el efecto financiero.

Las empresas no solo verán afectado su balance sino que reflejarán un mayor gasto durante la etapa temprana del contrato, incrementando sus costos financieros. Lo positivo es que aumentará el EBITDA, ya que el costo por arriendos no se reflejará como gasto corriente, sino que quedará distribuido entre depreciación y costo financiero. Esto repercutirá en los indicadores financieros y, potencialmente, más de alguna empresa podrá ver afectado el cumplimiento de sus covenants, por lo que deberían comenzar a negociarlos desde ya. Son varias las industrias que sufrirán el cambio. En particular el retail, cuando opera fundamentalmente sobre inmuebles arrendados; también será el caso de la minería o las empresas de ingeniería y construcción, que habitualmente arriendan equipos de alto valor.

Si bien los principales efectos deben preocupar fundamentalmente a los arrendatarios, los arrendadores también deben estar atentos, pues este cambio puede incidir en las tendencias de los mercados.

Fecha: 2016-02-26
Medio: Pulso

Contact us

Síganos