Año nuevo, nuevos requisitos para renta afectas a régimen renta presunta

uis_avello_th.jpg

Luis Avello Socio Área Legal y Tributaria PwC en Chile.

En virtud de la aplicación de las nuevas normas de Rentas Presuntas establecidas por la Reforma Tributaria, las cuales entraran en vigencia a partir del 1 de enero de 2016, es necesario recordar ciertos efectos que pueden provocarse en empresas medianas y pequeñas en el corto plazo. Cabe señalar que existen nuevos requisitos para acceder a dicha tributación simplificada. En este sentido, sólo podrán acceder a este tipo de tributación las sociedades de personas, comunidades, cooperativas o sociedades por acciones, conformadas en todo momento sólo por socios personas naturales.

De igual forma, se incrementaron los límites de ventas o ingresos netos respecto de los cuales un contribuyente puede optar a mantenerse en este régimen de tributación. Los nuevos límites son 9.000 UF para la actividad agrícola, para el transporte terrestre de carga ajena o de pasajeros 5.000 UF y finalmente 17.000 UF para minería.

Por lo tanto, existirán contribuyentes que obligatoria o voluntariamente deban incorporarse, a contar del 1 de enero próximo, a un régimen de renta con contabilidad completa. Producto de lo anterior cabe preguntarse qué tan complejo puede llegar a ser, para empresas medianas y pequeñas, esta transición de tributación sin contabilidad a una de mayor complejidad.

Respondiendo esta pregunta, la Ley señala que dichos contribuyentes podrán optar entre determinar su renta efectiva según contabilidad completa sujeta, ya sea renta atribuida o sistema parcialmente integrado, a partir del 1 de enero de 2017. De igual forma cumpliendo los requisitos respectivos, pueden incorporarse a la tributación del Art. 14 TER Pyme.

En términos prácticos, la propia disposición legal obliga a dichos contribuyentes a confeccionar un balance inicial al 1 de enero de 2016, el cual debe cumplir las siguientes requisitos: i) en el caso de los activos, si son terrenos agrícolas se podrán valorizar a su avalúo fiscal del bien raíz, o al valor de adquisición, reajustado de acuerdo al IPC desde la fecha de su compra; ii) en el caso de otros bienes del activo inmovilizado que no sean terrenos agrícolas, estos se deberán registrar también a su valor de adquisición o construcción, debidamente documentado y actualizado de acuerdo a su valor del IPC, deduciendo el valor de la depreciación normal que hubiere correspondido aplicar; y iii) en el caso de bienes del activo realizable y plantaciones, siembres, bienes cosechados en el predio y animales nacidos en él, se considerara el valor de reposición de dichos bienes. Año nuevo se aproxima y con ello nuevas reglamentaciones y, sin duda, nuevos efectos para dichos contribuyentes.

Fecha: 2015-12-15
Medio: Diario Financiero

Contact us

Síganos