Urge agilizar procesos migratorios

Revista Desde Adentro
César Puntriano
Director del Área Laboral
Febrero 2014

El Perú, país emergente en vías de desarrollo, requiere sin duda de un importante volumen de inversión extranjera, con la finalidad de alcanzar sus metas de crecimiento, y así continuar con la reducción de la pobreza.

La atracción de inversión extranjera precisa estabilidad política, independencia de poderes, seguridad jurídica, y, qué duda cabe, simplificación de procedimientos administrativos, a efectos de facilitar la afluencia de capitales y, por supuesto, de personas.

A manera de estadística mencionaremos, de acuerdo a cifras del INEI, que el número de movimientos de entradas de extranjeros que ingresaron al país en noviembre de 2013 ascendió a 307 811, resultado mayor en 3,8% a lo registrado en el 2012. Asimismo, los movimientos de entradas de extranjeros con calidad migratoria de trabajador aumentaron en 15,4%, llegando a casi 4000 personas en ese mismo mes.

De ese total, se aprecia que los extranjero provienen principalmente de Colombia 15,6%, Chiñe 14,8%, Argentina 12,9%, España 10,1%, Bolivia 6,7%, Ecuador 6,2%, Brasil 5,4%, Estados Unidos 5,0%, Venezuela 3,7%, México 2,6%, Italia 1,6%, Canadá, China y Francia (1,4% cada uno), Japón 1,2% y otros países 9,9%.

Los datos mostrados nos llevan a reflexionar si la legislación laboral y migratoria es la más adecuada para facilitar no solamente el arribo de trabajadores extranjeros, sino también la ejecución de sus actividades laborales de manera legar en nuestro país.