Lo que les depara el 2014 a las empresas mineras junior

Revista Rumbo Minero
Alfredo Remy
Director de Consultoría de Negocios
Diciembre 2013

 

La industria se enfrenta hoy a una crisis de confianza. Los inversionistas se muestran cautelosos, preocupado por la volatilidad de precios de los commodities, el aumento de los costos, las pérdidas declaradas por diferentes empresas, los proyectos que se paralizan por falta de fondos o cambios en sus proyecciones, los problemas sociales, las exigencias medio ambientales y la carga tributaria.

El reto de las mineras junior al momento de conseguir fondos está en poder ganarse esta confianza. La minera junior debe poder demostrar un proyecto suficientemente rentable, con estudios completos que garanticen el interés del inversionista.

 

Canadá es uno de los principales inversionistas en el mercado peruano. El séptimo informa anual ¨Junior Mine¨ de PwC se enfoca en las mineras junior Top 100 que cotizan en la bolsa de valores de Toronto (TSXV). Este muestra que la salud del sector minero junior ha estado en una espiral descendente desde el 2011, cuando los precios de las materias primas estaban cerca de máximos históricos y los mercados se recuperaron del impacto devastador de la crisis financiera mundial.

La capitalización de merca de estas empresas en la TSXV cayó un 44%  US$ 6,5 mil millones a partir del 30 de junio 2013, en comparación al mismo periodo un año antes. En el 2012 descendió en 43% en comparación con 2011, cuando la capitalización de mercado era US$ 20,6 mil millones. Asimismo, la capitalización del mercado global se ha reducido de US$ 37 mil millones en 2011 a US$ 11,1 mil millones al 30 de junio de 2013.

Los gastos de capital (capex) se redujeron un 15% en el 2013 en comparación con el año anterior. Las mayores reducciones provienen de la actividad de exploración, que cortaron el gasto de capital en un 28% (aproximadamente US$ 133 millones), en comparación con un 255 (US$ 117 millones) de la actividad de producción. Las mineras junior en etapa de desarrollo son las únicas que aumentaron el gasto de capital en el 2013 a US$ 74 millones. Esto coincide también con ser el único grupo que tuvo un aumento modesto de financiamiento. En general el financiamiento se redujo en 47% en relación con el 2012.

Alrededor de una quinta parte de las mineras junior del Top 100 ya no están en TSXV en comparación al 2012. La calidad del mercado sigue siendo un tema para las junior, anticipamos que algunas más se verán obligadas a cerrar sus operaciones, teniendo un mayor impacto en las que se encuentran en la etapa de exploración.

Estas empresas buscaran fusionarse con otras empresas como táctica de supervivencia o buscarán ser adquiridas a través de ofertas públicas. Las actividades de fusiones y adquisiciones en el sector también se han recudido como resultado de la crisis de confianza, pero las mineras junior son objetivos interesantes para la gran minería que busca una estrategia de crecimiento orgánico. Entre 30 y 40% de la negociación de valores emitidos por el sector minero en la Bolsa de Valores de Lima (BVL) corresponden a la minería junior.

Por supuesto no todas las mineras junior se enfrentarán a estos drásticos cambios. Muchas han sabido controlar y reducir sus costos a tiempo, protegiéndose de la tormenta y los cambios en el mercado,  y asegurar sus recursos para proseguir con sus inversiones.

El 2014 será parecido a este año, con menor inversión en exploraciones y reducida inversión en mineras junior. Los inversionistas buscarán oportunidades menos riesgosas esperando a que la situación del mercado mejore. El costo de financiamiento será por lo tanto mayor.

Pero tal como lo hemos manifestado en ocasiones anteriores, si una minera junior puede sobrevivir a este difícil mercado financiero, lo más probable es que prosperará inevitablemente cuando llegue el momento de la recuperación.