Hay empresas que no están listas

Diario Gestión
Orlando Marchesi
Socio TLS
Enero 2013

La adaptación a las Nomas Internacionales de Información Financiera (NIIF) permitirá tener una información completa con valores justos y vida útil de los activos de la empresa.

El problema es que muchas empresas no tienen los controles, conocimiento o el sistema adecuado para cumplir con la ley. No todas las empresas están preparadas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que las correcciones que se hagan en la reestimación de la vida útil en aplicación de las NIIF no genera ingresos gravados (los activos podrían costar más pero no son supuestos gravados por el Impuesto a la Renta).

Tampoco, ocasionará la rectificación de declaraciones anteriores.

Las empresas deben ser conscientes de que la condición para tomar una depreciación tributaria es que esté contabilizada financieramente y en delante de acuerdo a las NIIF.