El papel del talento en la resiliencia

Revista Aptitus
Esteban Chong
Socio Principal
Mayo 2013

Escuché, una vez, a un especialista decir que lo único que hace diferente a una empresa es su talento humano, ya que las paredes, computadoras, acabados y todo lo demás son iguales. Y es la verdad.

Las acciones del talento humano y la forma como lo gestionan las empresas tienen impacto en sus operaciones y en cada uno de sus grupos de interés. Dicho esto, pues se puede afirmar que el provenir de las organizaciones depende, en gran medida, del talento humano.

Pero esta relación ¨porvenir-talento¨ va más allá de una somera y fría ecuación

El talento humano en una organización es el engranaje que da movimiento a cada una de las estrategias que esta tiene para lograr un dinamismo a prueba de obstáculos o lo que, hoy en día, se conoce como ¨dinamismo resili ente¨.

En la 16th Annual Global CEO Survey de PwC, en la que participaron más de 1,330 CEOs-65 de ellos de América Latina-, el cambio a la resiliencia ayudó a explicar la brecha de la confianza de los CEOs sobre el crecimiento de sus negocios en los próximos doce meses y tres años.

Nuestros resultados con este estudio dieron cuenta que solo el 36% de los líderes se siente muy confiado sobre el dinamismo de sus organizaciones en los próximos doce meses –incluso cayendo 10% frente a la encuesta anterior-, mientras que la proporción de optimistas sobre el dinamismo en los próximos tres años fue mayor, alcanzando el 46%. Es decir, en el corto plazo, los CEOs son cautelosos sobre las amenazas que enfrentan pero, en el largo plazo, se sienten respaldados por las medidas que están llevando a cabo para sobrevivir y prosperar a pesar de dichas amenazas.

¿Cuáles son esas medidas? Según nuestra encuesta, los CEOs están seleccionando oportunidades, focalizándose en el cliente y mejorando su eficiencia operativa.

En sencillo, están optando por pocas iniciativas muy bien seleccionadas, trabajando en aumentar la base de sus clientes y en reducir costos, sin afectar el valor ni prescindir de la colaboración de sus socios de confianza.

Este último punto corrobora la relación porvenir-talento.

La líder de la estatal de hidrocarburos con sede en Indonesia, PT Pertamina, Karen Agustiawan, hablo por muchos CEOs cuando nos dijo en el encuentro: ¨La capacidad humana es la clave para el crecimiento de la empresa. El segundo factor importante es la I+D¨.

Los CEOs reconocen que reducir la mano de obra puede ser contraproducente, porque sin esta no serán capaces de expandirse ni retener a nuevos clientes ni atraer a algunos nuevos: es así como el talento se convierte en el engranaje que dará movimiento a sus planes para ser más resistentes.

En cuanto a nuestros resultados, esto explica por qué el 25% de los CEOs manifiesta que ha mantenido su planilla durante los últimos doce meses y cerca de la mitad la ha aumentado; y por qué el 77% anticipa que revisará sus estrategias de gestión de talento en este año.

Incluso, algunos líderes han decidido llegar más lejos y han empezado a delegar el poder en su máxima extensión.

Según nuestros resultados, el 79% de empresa incluyó a sus directivos de mando medio en la toma de decisiones estratégicas, como parte del proceso de desarrollo de su red de liderazgo en la empresa.

En conclusión, las amenazas que hoy enfrentan las organizaciones están llegando de todas partes y de formas más veloz que antes. Ante esto, las tradicionales técnicas de gestión de riesgos son mucho menos que suficientes por lo que, de hoy en adelante, debemos empezar a rediseñar estrategias y empezar a trabajar más cerca de nuestros colaboradores.