Carta Recordatoria

En el año 2013 la economía peruana creció por debajo del 6% inicialmente proyectado. El menor crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) estuvo explicado principalmente por la desaceleración de la inversión privada.

Varios factores influyeron en la desaceleración de este motor que ha sido el responsable del crecimiento de la economía en la última década, como señala nuestra publicación Doing Deals 2013. La confianza empresarial fue afectada por temas coyunturales internos y por factores internacionales adversos como la desaceleración de la economía china durante el año y los temores sobre el impacto del retiro de estímulo monetario de la Reserva Federal de los Estados Unidos (por citar dos de los más conocidos), que tuvieron un impacto negativo especialmente en el sector minero. Esta situación nos lleva a la reflexión de la importancia de la inversión privada como dinamizador de la economía y de la necesidad de generar las condiciones internas para su desarrollo.   

A pesar de que la inversión creció menos, ella ha permitido impulsar el sector construcción a través del desarrollo de obras viales, infraestructura y proyectos inmobiliarios. También evitó que se retraiga el consumo a través de la expansión de centros comerciales en el interior del país donde existe un alto potencial de esta oferta. Igualmente, en el sector salud, contribuyó al crecimiento de la cobertura debido al aumento del empleo y el crecimiento de la oferta privada. El rol de la inversión en el sector minero no solo fue importante para el 2013 sino también para los próximos años. La puesta en marcha de megaproyectos como Toromocho permitirá equilibrar los efectos de menores precios internacionales de las exportaciones, además de los otros beneficios asociados a una operación de esta magnitud.

Podemos afirmar que el año que acaba de terminar no fue malo, la inversión y el capital humano de todos los peruanos ayudó a que el país fuera una de las economías más importantes de la región y de las mejores gestionadas en América Latina. En el 2014, solo queda corregir los errores del pasado y mantener esa confianza que, a pesar de las adversidades, nos ha permitido salir adelante.

Dejamos en sus manos esta Carta Recordatoria como consulta de los principales hechos económicos que se suscitaron a lo largo del año y, a la vez, elaborar las proyecciones para este año que comienza.

Esteban Chong L.
Socio Principal