Ingresos decrecientes

La industria de las telecomunicaciones se ha visto fuertemente afectada por una baja considerable en los ingresos de líneas de telefonía fija, aunado a la caída en los precios en llamadas de larga distancia y el lanzamiento de planes tarifarios accesibles para telefonía celular que han disminuido el costo por minuto. De acuerdo con expertos de la industria, esto se debe a tres factores principales: celulares, cable e IP.

El crecimiento en los suscriptores celulares, telefonía por cable y nuevos servicios basados en IP, han provocado la caída en los ingresos por líneas fijas. Las incursiones recientes de dichos productos, dieron como resultado la pérdida de cerca de 11 millones de líneas fijas entre el año 2000 y el 2003. Otro punto a considerar, es la fuerte competencia entre operadores celulares que ha provocado reacciones en el mercado, tales como planes con tarifas fijas que no distinguen entre llamadas locales y llamadas de larga distancia. Las comunicaciones inalámbricas han ido ganado terreno a las fijas. Actualmente los planes agresivos se han limitado a estimular el uso del servicio sin incurrir en un ingreso adicional, y no se prevé un cambio hasta que los proveedores se encuentren en condiciones de migrar a VozIP para disminuir sus costos.

Es tiempo de actuar. Las compañías están luchando por incrementar sus capacidades IP para desarrollar nuevos productos y servicios que cumplan las demandas de los clientes y para generar los paquetes “Triple Play” de voz, video y datos.

PwC ofrece ayuda a clientes de telecomunicaciones en temas como: regulación, impuestos, globalización de precios, interconexión y costos de acceso. Podemos aconsejarle sobre la creación de nuevos productos, sistemas requeridos para soportar los productos de la nueva generación, reducir el “churn” y mejorar la retención de clientes a través de la administración de relaciones.