Prevención de lavado de dinero - Seguros

Las nuevas disposiciones del Articulo 140 de la Ley de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros obligan a las aseguradoras a crear parámetros para clasificar, identificar y conocer a sus clientes. Cada sector ha negociado con la autoridad para poder establecer las medidas de prevención de lavado de dinero, considerando las características del sector y los productos ofrecidos.

Los tres mayores retos que enfrenta el sector asegurador son:
 

  • Presentar reportes periódicos de operaciones a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.
  • Reportar mensualmente información sobre la capacitación realizada en la institución, así como elaborar reporte anual del programa de capacitación a implantar por la institución de seguros.
  • Realizar monitoreo automatizado de la transaccionalidad y operaciones mensuales presentadas en la institución (implantación de sistemas automatizados), con la finalidad de identificar automáticamente alertas, contemplando posibles inusualidades a reportar ante la autoridad.

A pesar de que la mayoría de las aseguradoras están progresando positivamente en la implantación de sus medidas de prevención de lavado de dinero, la mayoría no cuenta con proveedores de software con experiencia en el sector, por lo que se han visto obligados a desarrollar “in house” aplicaciones que monitoreen estas operaciones y en el peor de los casos a adquirir un software extranjero al cual adaptar las regulaciones de México.

Servicios que PwC le ofrece:
  • Identificación de los riesgos por proceso del negocio
  • Evaluación de los riesgos para la institución, sus filiales y sociedades vinculadas en caso de existir
  • Evaluación del grado de vulnerabilidad de la institución
  • Definición de la estructura operativa
  • Confección de manuales de funciones y responsabilidades
  • Programa integral de capacitación
  • Herramientas para facilitar a la entidad financiera dos aspectos principales: la detección de patrones predefinidos de operativas de lavado de dinero y el rastreo del transaccional para la detección de formas emergentes mediante el análisis de las desviaciones de comportamiento respecto a los estándares de cada uno de los individuos o grupos de individuos.