Cumplimiento y Regulación

México cuenta con un nuevo marco legal para impulsar al sector financiero. La Reforma Financiera, al tiempo que ha generado grandes expectativas, conlleva enormes retos para las entidades financieras participantes que habrán de modificar políticas y procesos operativos, así como invertir en recursos humanos, materiales y tecnológicos para cumplir con los nuevos preceptos y responsabilidades.

Para las autoridades regulatorias, los cambios legales aprobados implican esfuerzos adicionales de supervisión; para los clientes y usuarios de los servicios financieros también hay una tarea que realizar para mejorar su conocimiento financiero y así poder aprovechar mejor los productos y servicios que el sector ofrece.

Este nuevo contexto implica tener conocimiento de la regulación que en México emite la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), así como el Banco de México, la cual es consistente con las mejores prácticas, principios y políticas generales dados a conocer por el Comité de Basilea para la Supervisión Bancaria del Banco de Pagos Internacionales y por el Consejo de Estabilidad Financiera (Financial Stability Board).

Los cambios que se han dado en el país --con el objetivo de estar a la vanguardia en esquemas operativos y prevenir su obsolescencia o ineficiencia, así como crear un entorno económico favorable para el crecimiento y desarrollo del país--  tienen como fin proporcionar credibilidad y confianza a las entidades financieras, en el marco de un proceso evolutivo para responder a las demandas del entorno.

Esta situación ha generado una serie de preguntas, entre las que destaca: ¿cómo integrar la función de cumplimiento dentro de la organización, haciendo que contribuya con los objetivos y estrategias de negocio planteados?

De acuerdo con Basilea III, la función de cumplimiento debe realizarse de forma independiente a la auditoría interna, lo que implica contar con una red de especialistas en el sector financiero que pueda asesorar sobre el cumplimiento regulatorio de la entidad.

PwC México tiene el equipo que puede asesorar, ya que uno de sus objetivos es conocer el marco normativo y jurídico que regula la organización y funcionamiento de las entidades financieras, para tener un mejor desempeño y evitar pérdidas, multas, sanciones  o demandas de autoridades y/o clientes por desconocimiento.

Algunos de los servicios que ofrece la práctica del Sector Financiero son:

  • Mapa Regulatorio al que está sujeta la entidad.
  • Matriz de Riesgo Regulatorio de la entidad.
  • Análisis sobre el Control Interno en el Riesgo Regulatorio.
  • Identificación de los factores de riesgo clave.
  • Análisis de los procesos que generan los reportes Regulatorios.
  • Metodología para implantar el Control Interno para Cumplimiento Regulatorio.
  • Capacitación a las áreas de negocio sobre el riesgo de incumplimiento.
  • Administración  del costo de supervisión del cumplimiento.
  • Integración  del cumplimiento de los procesos.
  • Implementación de un área de Cumplimiento Regulatorio y/o Control Interno.
  • Trabajo en equipo con Riesgo Operacional, Control Interno, Auditoria Interna.
  • Best Practice sobre cumplimiento en instituciones financieras.

Cumplir con la regulación implica entender los conceptos y la forma de implementarlos;  en PwC México conocemos la importancia que esto implica por lo que conocemos los requerimientos de  las  autoridades regulatorias y correlacionamos el marco normativo con las experiencias y objetivos particulares.