Desarrollar más y mejor infraestructura

Según un estudio del Banco Mundial, la inversión en infraestructura en América Latina ha caído significativamente desde finales de la década de los ochenta. Esto se debe principalmente a que los países han tenido que hacer un gran esfuerzo por mantener la disciplina fiscal, con el objetivo de conservar una estabilidad financiera y macroeconómica.

El caso de México no es la excepción y en años recientes hemos observado un logro importante en el control de variables macroeconómicas como la inflación y el tipo de cambio. Esto beneficia en gran medida el clima de las inversiones, sin embargo, el presupuesto del gobierno no es muy cuantioso.

La escasez de recursos para el sector público ha representado un factor clave en la apertura a la participación privada en el desarrollo de infraestructura. Los esquemas de asociación público-privados en desarrollo de infraestructura social (hospitales, universidades, prisiones, carreteras, etcétera) han probado ser exitosos en diversos países.

Por lo tanto, la participación activa de los estados en el desarrollo de la infraestructura y de la provisión de servicios públicos de calidad es un objetivo claro y necesario para lograr un “adelgazamiento” del gobierno (quien debe delegar, descentralizar y desregular para tener un papel más claro y legítimo), un desarrollo equitativo entre las diferentes regiones del país, así como una correcta asignación de los recursos.

En la medida en que se abra la participación conjunta del gobierno con empresas privadas en la provisión de servicios públicos, el Estado se beneficiará de mayores niveles de servicio a precios más competitivos entre empresas expertas en el desarrollo de cada uno de los mismos.

PwC tiene amplia experiencia asesorando al gobierno federal y gobiernos estatales para la realización de proyectos en infraestructura y de servicios públicos, además de estar en continuo contacto con la evolución del marco legal aplicable que da la pauta de las acciones que puede tomar un Estado. Los modelos operativos, de monitoreo y de gestión buscan la maximización del “valor del dinero” y de la calidad de los servicios que se contratan al sector privado, o que se realizan con recursos propios, de acuerdo con los objetivos planteados en los párrafos anteriores de manera general, y de los particulares de cada uno de los proyectos de la entidad gubernamental que corresponda.

Los servicios que ofrecemos son:
 

  • Estudios de factibilidad de proyectos.
  • Estructuración financiera de los proyectos.
  • Esquemas de asociación público-privados. (PPS)
  • Asesoría en la obtención de financiamiento.
  • Evaluación del impacto de los proyectos de infraestructura en las finanzas públicas estatales.
  • Asesoría del marco regulatorio vigente.
  • Diseño y ejecución de procesos de licitación.