Manejo de imagen

La industria farmacéutica fue reconocida durante muchos años por su liderazgo en el progreso y mejora de la salud. La continua introducción de nuevos y mejores medicamentos ha generado un importante crecimiento de los ingresos de la industria. Sin embargo, se han retirado varios productos del mercado a pesar de contar con excelentes procesos de control de calidad y regulatorios. Estos incidentes han provocado que muchos consumidores crean que los productores farmacéuticos perdieron de vista su misión original y en lugar de enfocarse en mejorar la vida humana, ahora están más interesados en incrementar sus ganancias.

Este efecto negativo se ha extendido, generando costosos convenios de precios y prácticas promocionales, la dificultad de conseguir sujetos que participen en pruebas clínicas, conocidos retiros de productos del mercado, y la incapacidad de producir y vender los productos debido a interrupciones en los procesos de producción. Además, los problemas de cumplimiento han generado más regulaciones en la industria, aumentando el costo total de las actividades de cumplimiento, así como los riesgos financieros y de imagen en caso de incumplimiento. Del año 2000 a la fecha las empresas farmacéuticas han gastado más de 3 mil millones de dólares en convenios legales y multas.

Estos acontecimientos han tenido un efecto negativo en la imagen de las empresas farmacéuticas, y también han desatado la retórica política. Incluso puede surgir un efecto negativo aún más importante si la industria no resuelve adecuadamente los aspectos y las fuerzas que ya han dañado la confianza pública. Las investigaciones y el aumento de regulaciones ya eran motivo suficiente para limitar la innovación, y ante la ausencia de confianza el público puede exigir un modelo de negocios alternativo para la industria farmacéutica, que imponga controles y restricciones operativas demasiado estrictas.

Las soluciones anteriores de la industria para afrontar los problemas de confianza a través de las políticas de cumplimiento y gobierno corporativo surgieron a raíz de los acontecimientos y no como resultado de una evaluación proactiva de los riesgos y una metodología integral de cumplimiento. Además, el aumento de los requisitos de cumplimiento ha ocasionado bloqueos e ineficiencias operativas.

La práctica de Servicios de Asesoría de PwC para la industria farmacéutica ofrece una amplia gama de servicios de cumplimiento regulatorio, administración de riesgos y mejora de desempeño, desarrollados especialmente para satisfacer las necesidades de la industria. Nuestros servicios se basan en aspectos estratégicos y operativos que ayudan a las empresas a cumplir el creciente número de regulaciones y otros aspectos de control que hacen necesaria la administración de riesgos empresariales. La firma también ofrece soluciones de mejora de desempeño para ayudar a las empresas a lograr un mayor nivel de eficacia y excelencia operativa en toda la cadena de valor. En términos generales, nuestras capacidades pueden proporcionar a los clientes una variedad de servicios para aplicar los principios de gobierno corporativo, administración de riesgos y sustentabilidad.