Control interno

La industria farmacéutica es una de las más reguladas y complejas, por lo que contar con un adecuado sistema de control interno se ha considerado como un activo que genera valor.

Un programa aplicado y ejecutado adecuadamente, no sólo informa a la administración y a los responsables directos de los procesos sobre los problemas potenciales antes de que estos se materialicen, sino que también identifica, monitorea, alerta, previene y asesora sobre las pérdidas y sanciones económicas por una mala ejecución de los procesos o incumplimiento a normas establecidas, por la posible pérdida de reputación y mercado.

La implementación del control interno conlleva a un estrés dentro de la organización, porque las áreas de negocio ven los procedimientos de control como algo impuesto, que destruye valor y bloquea la implantación, generando un desgaste y mayores costos.

Se requiere de un tercero con experiencia, que no tenga conflicto de intereses y pueda asesorar libremente en el qué, cómo, cuándo y con quién.

PwC cuenta con una red de especialistas en la industria farmacéutica y diversas industrias, logrando sinergias en la implantación del control en materia de procesos, tecnología y gestión de cambio, logrando la generación de valor real que sea cuantificable.