Empleados y empleadores

Blog Actualidades PwC

Noticias
 eventos
 artículos
 encuestas

Luis Gerardo Díaz

Cambios para 2020



Un ambiente altamente cooperativo y participativo será el que predominará en los lugares de trabajo, por lo que las grandes empresas deberán organizarse globalmente para administrar a sus trabajadores, consumidores, accionistas y miembros de su cadena de suministro.

 
Es un hecho que la demografía, las Tecnologías de Información (TI) y la forma de hacer negocios han revolucionado el entorno social y económico actual y, por lo tanto, son factores que determinarán el mundo laboral del futuro.

No me voy muy lejos, en tan sólo ocho años la forma de trabajar ya no será la misma; contar con un horario de oficina será cada vez más raro y tener equipos interdisciplinarios y multiétnicos será lo cotidiano, así como también el aprendizaje continuo. El talento jugara un papel fundamental.
Reclutar, desarrollar y motivar a empleados tan diversos será complicado, por lo que el éxito de las empresas dependerá de la calidad del departamento de recursos humanos, el cual tendrá que hacer uso de las TI para estar a la vanguardia.

Las tendencias indican que para 2020 el entorno laboral será altamente personalizado y social, por lo que los empresarios deberán ofrecer a los empleados prestaciones y servicios totalmente individualizados.

La paradoja es que en un mundo globalizado en el que en un momento se estandarizó, en el futuro lo individual será la característica porque se reunirá a profesionales con intereses diferentes, experiencias de vida diversas y antecedentes étnicos y geográficos también distintos. Por esta diversidad los empleados esperarán y demandarán una excelente conexión en línea.

Las oficinas serán móviles y los empleados vivirán en diversas partes del mundo. Innovación  y creatividad serán dos elementos clave que deberán ofrecer y los reclutadores administrarlos, porque la economía del conocimiento exigirá solución de problemas, aplicación de criterio, capacidad de escuchar, análisis de datos, construcción de relaciones, colaboración y comunicación con colegas.
   
En este nuevo mundo laboral, por la información digital que implica datos creados, capturados y replicados digitalmente, las empresas necesitarán empleados que puedan manejar inmensas cantidades de dicho contenido, al mismo tiempo que mantienen la privacidad y seguridad del mismo.

Para la capacitación, que deberá ser constante, la tecnología móvil será el medio para acceder. Las aplicaciones educativas que hoy existen se multiplicarán y no habrá pretexto para estar rezagado en ningún campo.

No estamos lejos de 2020, por lo que las preguntas obligadas son: ¿Ya visualizamos ese mundo al interior de nuestra organización? ¿Tenemos la capacidad para adaptarnos al cambio y establecer cultura de conectividad, con todo lo que esto implica: Facebook, iPhones, mensajes instantáneos, etcétera)

A nivel político-social ya hemos visto el impacto de las redes sociales y el poder que tienen para transformar; el mundo de los negocios no es la excepción, por lo que no debemos olvidar que estamos entrando en una  sociedad de participación en la que es cada vez más frecuente que los consumidores participen en la mejora de productos, servicios y negocios, por lo que los empleados deben contar, insisto, con la capacidad y el talento para desarrollar aprendizaje social y liderazgo acelerado.

En cuanto a este último, la red PwC prepara a sus líderes con el método de aprendizaje en equipo, siguiendo el modelo de capacitación de los doctores en los hospitales. Los participantes hacen rondas en grupo, reciben retroalimentación individual después de la observación formal, y cuando un gerente senior los ayuda a presentar el trabajo ante los clientes, vuelven a recibir retroalimentación. Asimismo, participan en revisiones posteriores y en talleres.

En PwC  estamos a la vanguardia y sabemos que para el nuevo entorno re requiere colaboración, autenticidad, personalización, innovación y conexión social.