Georgina Yamilet Kessel

Georgina Kessel

Georgina Kessel

Directora General de BANOBRAS

Descargar entrevista

Georgina Yamilet Kessel se desempeñó como Secretaria de Energía en el Gabinete de Felipe Calderón Hinojosa, a partir del 1 de diciembre de 2006 hasta el 7 de enero de 2011, cuando fue nombrada directora del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos. Georgina Kessel es Licenciada en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y Doctora en Economía por la Universidad de Columbia. En el ámbito académico fue catedrática e investigadora del mismo ITAM, mientras que en la administración pública fue Directora General de Análisis Económico Sectorial de la Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal. En 1994 presidió la Comisión Reguladora de Energía y posteriormente fue titular de la Unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. De 2002 a 2006 fue Directora General de la Casa de Moneda de México y laboró en la extinta Secretaría de Comercio y Fomento Industrial. En coordinación con Enrique Dávila y Santiago Levy, escribió el estudio “El sur también existe” y “Los Peligros del Plan Puebla-Panamá”. Fue compiladora del libro “Lo negociado del Tratado de Libre Comercio”. En 2005 recibió el premio al mérito profesional (sector público) del ITAM.

Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS) nació el 20 de febrero de 1933 en la mitad de un caos. Había problemas financieros derivados de la Revolución, de la caída de las exportaciones mineras y petroleras y de los efectos negativos de la Gran Depresión de Estados Unidos. Hoy es una institución de banca de desarrollo que se tipifica como empresa pública con participación estatal mayoritaria, cuyo propósito es financiar o refinanciar proyectos de inversión pública o privada en infraestructura y servicios públicos, así como coadyuvar al fortalecimiento institucional de los gobiernos Federal, estatales y municipales. BANOBRAS busca fortalecer la inversión en infraestructura social básica, “destinada a elevar las condiciones de vida de todas las familias y, con esto, sus capacidades y oportunidades de desarrollo personal, al poner a disposición de los gobiernos locales instrumentos de financiamiento para la atención de necesidades básicas de la población”. También impulsa la infraestructura para la competitividad y el desarrollo, para crear más y mejores empleos y un crecimiento económico sostenido al financiar proyectos con alta rentabilidad social.