Soluciones para la Administración de Continuidad del Negocio (BCM)

La administración en la continuidad del negocio (Business Continuity Management o BCM) ayuda a prevenir interrupciones en la operación de la empresa causadas por una crisis o desastre y guiará a la compañía al retorno de la normalidad de sus operaciones lo antes posible, ya que una interrupción de pocas horas en la operación normal de una organización puede tener un impacto importante en su reputación, ingresos y rentabilidad. Una vez diseñados los planes de Continuidad y Recuperación (BCP/DRP), estos deben ser probados y actualizados periódicamente para asegurar que responderán a las expectativas de un incidente real.


PwC ha estado a la vanguardia brindando soluciones de BCM con más de 25 años de experiencia desarrollando Planes de Continuidad de Negocio para diversas empresas y entidades públicas. Contamos con una red mundial de consultores certificados y capacitados en el tema de continuidad. Tenemos metodologías y herramientas probadas y construidas sobre el principio de la flexibilidad, conocimiento de industria y mejores prácticas.


PwC se apega a metodologías alineadas a las mejores prácticas globales en Soluciones para la Administración de Continuidad del Negocio, como ISO22301 y DRII, con enfoque modular y estructurado para el desarrollo de las mejores estrategias de recuperación y el diseño de planes de continuidad de negocio dependiendo de las circunstancias particulares de nuestros clientes:  

  • Administración del Programa.
    Trabajamos con los líderes de la gerencia para establecer programas de seguimiento y cumplimiento a los lineamientos de desempeño del programa de continuidad (BCM)
  • Entendimiento del Negocio.
    PwC lleva a cabo una revisión sobre las instalaciones clave a fin de identificar y minimizar las vulnerabilidades que pueden ocasionar afectaciones importantes al personal, infraestructura y procesos de la empresa. Así mismo nuestro Análisis de Impacto al Negocio (BIA) tiene un enfoque orientado a los procesos que se consideran de la más alta prioridad y la evaluación de los impactos generados en caso de una interrupción prolongada.
  • Estrategias de Continuidad del Negocio.
    PwC ayuda en el análisis y desarrollo de las estrategias y opciones viables para la restauración de los procesos críticos de la organización durante un desastre.  Analizamos alternativas de recuperación tomando en cuenta el número de personas requeridas para realizar las funciones esenciales, la infraestructura tecnológica vital que soporta las operaciones del negocio y la ubicación geográfica de las instalaciones alternas así como sus capacidades.
  • Desarrollo de Planes.
    PwC desarrolla planes utilizando un enfoque basado en talleres en los que participan las diferentes áreas del negocio. El objetivo es garantizar que las funciones esenciales se puedan recuperar durante y después de una contingencia. Los planes incluyen procedimientos de operación alterna, la activación de equipos de recuperación y  protocolos de notificación/comunicación con personal interno y entidades externas.
  • Pruebas, mantenimiento y auditorías.
    Una vez que se ha redactado cada uno de los planes, PwC ayuda a evaluar su funcionalidad coordinando u observando una diversidad de pruebas desde talleres de escritorio hasta simulaciones a escala real. Ayudamos a determinar el alcance, objetivo  y secuencia de las actividades a desarrollarse en dichas pruebas, así como identificar áreas de mejora en los planes para ayudar a que el programa BCM en general madure y sea sustentable.
  • Cultura organizacional.
    PwC ofrece asesoría acerca de los programas de concientización, capacitación y difusión como parte de la adopción de una cultura corporativa de recuperación tecnológica y continuidad del negocio.

De acuerdo a un estudio de PwC en conjunto con la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR por su sigla en inglés), las pérdidas ocasionadas por desastres naturales, han pasado de 10 mil millones de dólares en el año 1975 a 400 mil millones en 2011.