Cerrar la brecha

Recomendaciones y soluciones

 
En este mes de marzo, se dará a conocer la Agenda Digital con metas a 2015, mientras tanto aun sigue causando polémica el estudio que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentó en enero pasado sobre políticas y regulación de telecomunicaciones en México, y continúan en bajo perfil  las 10 acciones que el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Dionisio Pérez-Jácome, anunció para impulsar la agenda regulatoria del sector y disminuir la brecha digital en el país.

En la evaluación general del estudio referido se establece que los países miembros de la OCDE reconocen el creciente papel que ha tenido el sector de las telecomunicaciones, como herramienta para la mejora de la productividad y el crecimiento económico, generando la posibilidad de que los gobiernos mejoren la prestación de los servicios públicos.
 

De México dice que es el país con el menor PIB per cápita de la OCDE, “tiene una gran desigualdad en la distribución del ingreso y una población rural relativamente numerosa. Por ello, este país necesita del impulso socioeconómico generado por un mayor acceso a servicios de comunicaciones eficientes, en particular a la banda ancha de alta velocidad. La pérdida de bienestar atribuida a la disfuncionalidad del sector mexicano de las telecomunicaciones se estima en 129 mil 200 millones de dólares (2005-2009), es decir, 1.8% del PIB anual”.
 

El resumen del diagnostico y recomendaciones para el sector por parte de la OCDE también se puede encontrar en el estudio Perspectivas OCDE: México Reformas para el Cambio, en el que plantea las reformas que requiere el país, la situación en la que se encuentra y las recomendaciones clave. Los aspectos que toca son: Economía, Mercado laboral, Comercio y evolución de la política comercial, Agricultura, Sistema impositivo, Proceso presupuestario y eficacia del sector público, Política de regulación, Adquisiciones en la salud y la energía, Competencia, Pobreza y desigualdad, Educación, Innovación, ciencia y tecnología, Medio ambiente y crecimiento verde, Energía nuclear y Salud.  
 

En innovación, ciencia y tecnología, señala que durante muchos años, México ha realizado inversiones insuficientes en este rubro y como resultado, el potencial de crecimiento de la economía es inferior al de otros países, por lo tanto, la situación debe mejorar si México aspira a alcanzar un nivel de competitividad comparable al de otras economías emergentes.
 

En este sentido los desafíos son múltiples: “El grado de competencia sigue siendo bajo en sectores estratégicos para la innovación, como las telecomunicaciones, la producción y distribución de energía y el transporte”.
 

En cuanto a las telecomunicaciones, se expone que este es un sector que es un buen ejemplo de cómo la falta de competencia obstaculiza el desarrollo de la infraestructura de innovación en México y dificulta la difusión de las innovaciones en el resto de la economía y la sociedad. “Pese a las mejoras de los últimos años, México sigue siendo uno de los países de la OCDE con la infraestructura de telecomunicaciones más atrasada y con los servicios telefónicos más costosos. La introducción de reformas con miras a fomentar la competencia en el sector es un imperativo para estimular la innovación, el crecimiento y la competitividad de la economía mexicana”.
 

Se destaca que  la densidad de banda ancha en México (número de subscriptores por cada 100 habitantes) figura entre las más bajas de los países de la OCDE y la velocidad sigue siendo lenta como resultado de la insuficiente inversión en infraestructuras. “Esta debilidad del sector de las telecomunicaciones guarda estrecha relación con la insuficiente competencia en este ámbito y con un régimen de inversión relativamente restrictivo que, en el caso de la telefonía fija, impone límites a la propiedad extranjera”.
 

Del desarrollo de una competencia eficaz, dice que ésta  se ve dificultada por el uso abusivo del derecho de amparo, ya que las empresas recurren a procedimientos judiciales para poner trabas a la aplicación de las decisiones de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL), el organismo regulador de las telecomunicaciones, y de la Comisión Federal de Competencia”.
 

Este informe que exhorta a la realización de reformas estructurales, dice que las del marco normativo de las telecomunicaciones pueden contribuir a facilitar la entrada de nuevos participantes en el mercado y estimular así la competencia.
 

En este contexto la recomendación que hace la OCDE  para el sector es:
 

  • Eliminar los límites a la inversión extranjera y a la propiedad de la infraestructura de telecomunicaciones por línea fija y en el sector de los servicios.
  • Permitir el acceso no discriminatorio de terceros a las redes y reformar el marco de interconexión.
  • Impulso obligado

Tal vez conscientes de que la falta de competencia en el sector de las telecomunicaciones le ha costado al país 129 mil millones de dólares entre 2005 y 2009, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a través de su titular, Dionisio Pérez-Jácome, anunció 10 acciones para impulsar la agenda regulatoria del sector telecomunicaciones y disminuir la brecha digital en el país. Estas son:
 

  • Poner a disposición del mercado diversos inmuebles del Gobierno Federal para la instalación de equipo de telecomunicaciones, como torres y antenas, que se requieren para mejorar cobertura y calidad en beneficio de los usuarios.
  • Realizar el tendido de ductos para la instalación de fibra óptica en diversos tramos carreteros a lo largo y ancho del país.
  • Contar con más opciones de transporte de tráfico de datos interurbanos.
  • Licitar más espectro en bandas como 1.7 y 3.5 GHz, y continuar con el reordenamiento del espectro, con el fin de hacer un uso más eficiente del mismo.
  • Impulsar adecuaciones al marco legal en la materia, que generen mejores condiciones de competencia, detonen inversiones y brinden mayor certeza jurídica a los participantes.
  • Armonizar los reglamentos interiores de la Cofetel y de la SCT.
  • Conectar con internet de banda ancha hasta 70 mil puntos, entre escuelas, hospitales, clínicas y oficinas de gobierno, distribuidos a lo largo del país.
  • Diseñar un esquema para impulsar el despliegue de redes urbanas de fibra óptica en zonas que no son rentables en lo comercial, pero que tienen una alta rentabilidad social.
  • Instalar un punto de interconexión a internet o IXP, el primero en México, a fin de facilitar el intercambio de tráfico con la red mundial de la información, de una manera más rápida, eficiente y económica.
  • Consolidar la Agenda Digital MX.
  • Las compañías de telecomunicaciones están experimentando lo que muchos analistas y observadores de la industria pudieran definir como la tormenta perfecta: una economía con poca expansión, ingresos con poco crecimiento, excesos de capacidad en sus redes, acompañados de altos niveles de endeudamiento y una competencia feroz, por esto las recomendaciones de la OCDE y las acciones que plantea la SCT  son necesarias para los cambios estructurales que se requieren.
  • Versión para imprimir

Más información sobre nuestra especialidad en Telecomunicaciones

Link