Industria Automotriz

Pisan el acelerador

 
A partir de 2010, la industria automotriz mexicana ha crecido, ello a pesar de los serios problemas de crisis y reestructuración que ha enfrentado en años pasados,  se ha fortalecido y conserva su lugar entre las industrias más emblemáticas y representativas de la economía mundial, si logró resurgir de la crisis fue debido a un severo ajuste de sus capacidades productivas, de una intensa reestructuración organizacional y de un cambio de enfoque en los modelos de negocios. Las perspectivas para 2012 son positivas; se basan en los resultados de 2011 que registró un récord de producción de automóviles: 2.56 millones de unidades, 13.1% más que en el 2010.

Para Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la producción alcanzada es resultado de un mercado de exportación en donde México ha podido encontrar mercados alternativos, como Latinoamérica. Sudamérica está cobrando importancia, las ventas a esa región han aumentado.


Ello se refleja en la composición de las exportaciones, mientras que al cierre de 2010 se exportaron 582,333 unidades, al cierre de 2011 la exportación de automóviles y vehículos ligeros a mercados distintos a nuestro vecino del norte gano 199,121 unidades más para llegar a 781,454 de acuerdo con la AMIA.

Lo anterior es resultado de una estrategia de buscar nuevos mercados que representen un avance hacia la conformación de un perfil exportador más sólido y menos dependientes de los ciclos de la demanda de nuestro mayor socio comercial, muestra de ello es que de acuerdo con AMIA a diciembre de 2011 América Latina se ha colocado como el segundo lugar de exportaciones de la producción en México; la estrategia que siguen las empresas automotrices mexicanas, es precisamente una estrategia de diversificación y no de “sustitución”; el objetivo es que en ningún momento se desatiendan los mercados norteamericanos que siempre serán importantes, reflejo de ello es que de acuerdo con AMIA a diciembre de 2011 se exportaron a Estados Unidos 1,362,425 unidades que lo colocan como el principal destino de la producción de México.

La estrategia es incrementar los horizontes de negocios y al mismo tiempo mitigar los riesgos derivados de una concentración excesiva en un solo destino exportador.
Actualmente, la industria automotriz es de las más competitivas y dinámicas del mundo, a la par de China, India, Corea del Sur y Brasil. México cuenta con una capacidad productiva sustentada en bajos costos de operación derivados de su ubicación geográfica bajos niveles salariales, inversiones recientes, y las ventajas del TLCAN que la convierte en una industria muy eficiente a nivel mundial. De hecho, esta industria es una de las cadenas de valor más amplias e integradas del país operando con altos estándares de calidad y productividad a nivel mundial.

De ahí que recientemente (10 de febrero) Lorenza Martínez, subsecretaria de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, señalara que Grupo Chrysler anunciará su intención de invertir en México para consolidar una nueva planta, la cual podría instalarse en Derramadero, Chihuahua, para producir vehículos Fiat.

La mayoría de las empresas que fabrican vehículos ligeros, pesados y autopartes han realizado inversiones destinadas a la ampliación y modernización de su producción. México es atractivo para el capital de EU, el de Japón y Alemania e incluso el chino. Por ejemplo la inversión de Nissan en 2010 fue de 600 millones de dólares, en 2011 de 328 y para 2012 se anunció de 2 mil millones de dólares. La de Mazda fue 500 millones de dólares  y la de Honda de 800, ambas en 2011.

De acuerdo a un reporte de BBVA se indica que de corto plazo, las perspectivas para el sector automotriz son positivas si se toma en cuenta que las estimaciones para 2012 son de 2.7 millones  autos producidos de los cuales 930 mil unidades corresponderán a ventas internas, lo que implica un incremento anual de 6.3% y de 2.6%, respectivamente.

No obstante estas perspectivas positivas, hay retos, uno de ellos es el mercado interno el cual está limitado por bajos ingresos de la población y la importación de vehículos usados. Sin embargo se debe destacar que las ventas en el mercado interno de vehículos ligeros en 2011sumaron 905mil unidades, 10.4% más que en 2010.  Se estima que  en México se vendieron en 2010 7.4 vehículos por cada mil habitantes, en tanto que en China  el numero es de 13.4; en Brasil de 18.7; en España de 24; y en Corea del Sur de 32.2.


Otro reto, y este es inmediato, es salvar el convenio automotriz entre Brasil y México. El país sudamericano, alarmado por un déficit comercial de mil 170 millones de dólares (mdd) con México en 2011, quiere revisar los términos del acuerdo de 2003 que liberó el comercio de autos y piezas entre ambos países. Pero hay que señalar que de 2003 a 2007 el Brasil tuvo un superávit de más de siete mil 500 mdd con la importación de partes, componentes y automóviles.  De 2009 a 2011 Brasil se ha colocado como el sexto productor mundial de vehículos en tanto que México ha evolucionado del  décimo al octavo desplazando a Francia y España.

En cuanto a autopartes, por segundo año consecutivo el valor de la producción tuvo una recuperación al situarse en 65 mil millones de dólares, 8.3% mayor a la del 2010. Esta industria está integrada por más de 600 empresas de primero, segundo y tercer nivel. El clúster Noroeste es el más importante del país.

En PwC les compartimos un estudio sobre la industria, “Doing Business Industria Automotriz”, que puede ser consultado en nuestra página de Internet, el cual esperamos les sea de utilidad.
  • Versión para imprimir

Más información sobre nuestra especialidad en Automotriz

Link