Obesidad: gran enemiga de las finanzas del sistema de salud mexicano

Dr. Renato Núñez
Dr. Benjamín Goldberg
Dr. Omar Luna


La obesidad es una entidad que no se puede atribuir a un solo motivo; la realidad es que su origen es multifactorial y entre los aspectos que pueden generarla, destcan:
  • Desequilibrio energético, esto es cuando la persona ingiere más energía de la que gasta durante el día.
  • Genética.
  • Estilo de vida y entorno del individuo.
  • Determinantes subyacentes como: la globalización, factores ambientales, cultura, condición económica, educación, urbanización; así como el entorno político y social.
De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que las enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, cáncer y las enfermedades respiratorias crónicas representan casi 60% de los 57 millones de muertes anuales que ocurren en todo el mundo.

La OMS en su reporte “Prevención de enfermedades crónicas: una inversión vital”, estimó como un mínimo la muerte prematura anual de 4.9 millones de personas por causa del tabaco; 2.6 millones como consecuencia del sobrepeso u obesidad; 4.4 millones como resultado de niveles altos de colesterol; así como 7.1 millones como resultado de hipertensión arterial, 7.5 millones a causa de cáncer y 1.1 debido a diabetes mellitus.

Uno de los errores básicos en los cuales se incurre actualmente, tanto en la población general como en los profesionales de la salud, es el no considerar a la obesidad como una enfermedad.

La obesidad, como cualquier otra enfermedad crónica, produce una alteración importante en la función del organismo, afectando el adecuado funcionamiento de algunos órganos y siendo un factor de riesgo sumamente importante para el desarrollo de otras patologías. Al igual que otros padecimientos crónicos, la obesidad debe ser constante, es decir, una persona que regresa a su peso ideal requiere de diversos mecanismos terapéuticos, que no necesariamente involucren un medicamento, incluso aún después de haber sido sometido a una cirugía bariátrica.

La obesidad es uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de tres de las enfermedades con mayor prevalencia en México: diabetes mellitus (DM), hipertensión arterial sistémica (HAS) y dislipidemia. Éstas a su vez, son importantes detonantes del infarto agudo de miocardio (IAM), la principal causa de muerte en nuestro ámbito.

Imagen 1. La obesidad como importante factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas con alta prevalencia y mortalidad en México.



Los costos de tratamiento y cuidado de las complicaciones de estas enfermedades representan una elevada inversión para nuestro sistema de salud y aseguradoras; esto sin mencionar el gasto catastrófico que significa para una persona y su familia cuando no tienen acceso a algún tipo de seguridad social.

Tanto la diabetes, como la hipertensión arterial y la dislipidemia son enfermedades que pueden ser prevenibles, si bien el factor de predisposición genética es un elemento de riesgo no modificable; la obesidad por otra parte, es otro componente de riesgo importante que si es modificable, es decir; podemos ayudar al individuo a evitar que padezca obesidad o en su defecto proporcionar las herramientas adecuadas para tratarla y evitar así el desarrollo de dichas enfermedades crónico degenerativas.

Diabetes

La diabetes mellitus es una enfermedad muy común en nuestro país, que tiene una prevalencia sumamente elevada de 6.4 millones de pacientes diagnosticados, sin embargo, se estima que la población diabética puede realmente ser de hasta 10 millones de personas en la actualidad. De 1998 a 2012 se observó un aumento del 4.7% en el número de casos nuevos de diabetes en México, si continúa esta tendencia en la tasa de incidencia se prevé que para el año 2030 haya un incremento de hasta el 37.8% en cantidad de casos.

De acuerdo al INEGI para el año 2012 la diabetes mellitus constituyó la segunda causa de muerte en la población mexicana con una tasa de mortalidad de 75 defunciones por cada 100 mil habitantes, con un aumento acelerado en los últimos 15 años.

El costo aproximado del tratamiento por persona con diagnóstico de diabetes es de $19,399 al año, esto suma un gran total de $124,153 millones de gasto en salud para otorgar el cuidado necesario a la población diabética que lo demanda.

Hipertensión Arterial Sistémica

La hipertensión es otra enfermedad crónica degenerativa que también presenta un número de casos constantes importante en nuestro país, mismos que han aumentado dramáticamente en los últimos seis años, 20% aproximadamente. La prevalencia de hipertensión es aún mayor en personas que padecen obesidad o diabetes; actualmente la cantidad de cados fijos de esta patología es del 31.5% aproximadamente en la población adulta mayor a 20 años.

La mortalidad causada por hipertensión también es elevada, su tasa pasó de 17.67 a 23.06 por cada 100 mil habitantes en un lapso de 6 años, esto seguramente debido a un aumento en la incidencia y una falta de monitoreo adecuado en esta población.

El costo aproximado del tratamiento por persona con diagnóstico de hipertensión arterial es de $13,359 anualmente, lo que implica un gasto anual total de $289,498 millones para poder otorgar el tratamiento adecuado a la población demandante.

Dislipidemia

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT) la prevalencia de esta enfermedad en nuestra población es del 27% aproximadamente. La dislipidemia incluye a la hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, elevación del LDL y/o disminución del HDL. Se ha calculado que la dislipidemia es responsable del 18% de las enfermedades cerebro-vasculares y del 56% de las cardiopatías isquémicas.

El costo que genera esta enfermedad al año es de $2,284 en personas dislipidémicas en control y $5,372 en personas dislipidémicas en descontrol. Se realiza un promedio de costo generado por los pacientes controlados y descontrolados que equivale a $3,828; esto multiplicado por el número de cados constantes nos da un total de $114,402 millones de gasto anual en salud para el tratamiento de las personas que demandan un tratamiento para dislipidemia.

Infarto Agudo de Miocardio

La cardiopatía isquémica en México posee una prevalencia sumamente elevada, causando tan solo en el 2012 un total de 46,761 personas que estuvieron hospitalizadas.

Las causas de esta enfermedad son diversas, pero se han catalogado como las más importantes al tabaquismo, diabetes, hipertensión y dislipidemia. La cardiopatía isquémica es un padecimiento prevenible en la mayoría de los casos; disminuyendo la incidencia o controlando adecuadamente los factores de riesgo.

De acuerdo información obtenida del INEGI 2012, se establece que las enfermedades del corazón son la primera causa de mortalidad en la población general con 87,185 decesos, esto representa un 16.9% de todos los fallecimientos ocurridos en el país.

Los costos generados por el tratamiento y monitoreo de esta enfermedad son sumamente elevados y variables; pues dependen del origen del evento isquémico, comorbilidades del paciente, tiempo transcurrido entre el inicio del evento y el tratamiento inicial, el manejo intrahospitalario, entre otros.

De acuerdo a ENSANUT 2012, donde se logró diferenciar diversos costos que se ejercen a lo largo del diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, los costos pueden ascender a una cantidad de entre $50,000 - 55,000 pesos por persona, tan solo en las consultas médicas y servicios de hospitalización, sin tomar en cuenta los procedimientos cardiovasculares percutáneos, que van de los $71,000 hasta los $164,000 por procedimiento; el costo mínimo aproximado generado por un paciente con diagnóstico de IAM es de $121,000 y el costo máximo aproximado es de $219,000 por evento.

En promedio el costo por evento isquémico es de $170,000; si lo multiplicamos por el número de pacientes que estuvieron hospitalizados con este diagnóstico, el gasto anual en salud es de aproximadamente $7,949 millones de pesos mexicanos, sin tomar en cuenta la atención médica subsecuente que requiere el paciente posterior al evento isquémico.

Tabla1. Costos anuales por persona y por el total de la población diagnosticada en función de las patologías más comúnmente detonadas por la obesidad.

  Diabetes Hipertensión Hipertensión Cardiopatía Isquémica Total
Costo anual por paciente $19,399.00 $19,399.00 $3,828.00 $170,000.00 $206,586.00
Costo anual por población diagnosticada (en MDP) $124,153 $289,498 $114,402 $7,949 $536,003

MDP: Millones de pesos mexicanos

Obesidad

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), México ocupa el primer lugar en obesidad en el mundo, casi una tercera parte de los adultos en el país sufre de algún grado de esta enfermedad. La OMS prevé que en México aumente el número de enfermedades cardiovasculares, diabetes, dislipidemias, lesiones articulares y cáncer debido a la creciente población obesa.

Nuestro sistema de salud no está preparado para soportar tal número de enfermos y menos aún por este tipo de patologías, las cuales no sólo requieren de un monitoreo médico estrecho y los estudios de apoyo pertinentes; sino también del soporte económico que esto conlleva.

Según la ENSANUT 2012, la prevalencia de sobrepeso y obesidad ha aumentado dramáticamente en la población mexicana en los últimos años. Respecto a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2006, en el 2012 los resultados fueron los siguientes: La prevalencia de obesidad y sobrepeso aumentó de un 33.4% a 35.8% en las mujeres adolescentes y en el caso de mujeres mayores de 20 años el porcentaje aumento de 71.9% a 73%; en el caso de los hombres adolescentes el porcentaje creció de 33% a 34.1% y en los hombres adultos mayores de 20 años el aumento fue de 66.7% a 69.4%. En la población menor a 5 años el crecimiento fue de 8.3% a 9.7% y en la población escolar de 5 a 11 años, se aprecia una ligera disminución de 34.8% a 34.4%. Es notorio que las mujeres son el género más afectado por la obesidad, esto de acuerdo a diversos factores; sin embargo el mayor crecimiento en los últimos años se aprecia en los hombres adultos seguido de las mujeres adolescentes.

Tabla 2. Comportamiento de la obesidad en México.

  Mujeres adolescentes Mujeres adultas Hombres adolescentes Hombres adultos Población < 5 años Población escolar
ENSANUT 2006 33.4% 71.9% 33.0% 66.7% 8.3% 34.8%
ENSANUT 2012 35.8% 73.0% 73.0% 69.4% 69.4% 34.4%

Fuente. ENSANUT 2006 y 2012.

De acuerdo a lo que hemos revisado, podemos determinar que en efecto la obesidad es un problema de salud real en nuestro país, es factor de riesgo para diversas enfermedades, muchas de ellas de gran prevalencia en la población mexicana; y que por todo esto, la obesidad debe de ser considerada como una enfermedad que requiere de diagnóstico, tratamiento y monitoreo adecuado.

El costo de prevenir y tratar la obesidad es definitivamente más bajo que tratar las comorbilidades y consecuencias de la misma. Apegándonos a guías de práctica clínica podemos determinar el costo aproximado de tratar la obesidad por paciente y el gasto anual en salud que esto representa.

La prevención y tratamiento de la obesidad son sumamente útiles para prevenir la aparición de las enfermedades mencionadas anteriormente, patologías aún más agresivas y catastróficas para el paciente, su familia y el propio sistema de salud.

A continuación se aprecia una tabla en la que podemos apreciar los costos del tratamiento de diversos grados de obesidad en un año, así como el costo anual de monitoreo posterior a haber alcanzado el peso objetivo.

Tabla 3. Costo del tratamiento y monitoreo de la obesidad.

  Costo Unitario Obesidad Leve Obesidad Moderada Obesidad Grave Monitoreo Año 1 Monitoreo > 2 años
Estudios de laboratorio:            
BH $66.00 $66.00 $132.00 $264.00 $66.00 $66.00
Perfil de lípidos $66.00 $66.00 $132.00 $264.00 $66.00 $66.00
PFH $66.00 $66.00 $132.00 $264.00 $66.00 $66.00
QS Completa (Glu, K, Ca, Mg, Creat) $66.00 $66.00 $132.00 $264.00 $66.00 $66.00
EGO $66.00 $66.00 $132.00 $264.00 $66.00 $66.00
Consulta psicología $415.00 $0.00 $830.00 $1,660.00 $830.00 $415.00
Consulta de nutricionista/dietista $690.50 $8,286.00 $8,286.00 $8,286.00 $1,380.00 $690.00
Consulta de psiquiatría $966.00 $0.00 $966.00 $3,864.00    
Consulta de endocrinología o medicina interna $966.00 $0.00 $966.00 $2,898.00    
Consulta de cirugía $966.00 $0.00 $0.00 $5,796.00    
Medicamentos:            
Orlistat 120mg/día $7.00 $7,665.00 $7,665.00 $7,665.00    
L-carnitina (2 gr/día) $24.50 $8,942.50 $8,942.50 $8,942.50    
Vitaminas liposolubles $2.49 $909.46 $909.46 $909.46    
Cirugía bariátrica (CCM/CC/SC) $241,901.00 $0.00 $0.00 $241,901.00    
Total Anual   $26,132.96 $29,224.96 $283,241.96 $2,540.00 $2,540.00

Fuente. Guía de práctica cínica. Diario oficial de la federación.

El gasto que genera el tratamiento de la obesidad leve y moderada es similar al tratamiento de enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión e incluso dislipidemia; pero consideremos que el tratamiento de las enfermedades crónico degenerativas será por el resto de sobrevida que tenga el paciente, cuyo promedio es de 20 años. A diferencia de tratar la obesidad, en donde el gasto más importante es durante el periodo de tiempo en que el paciente alcance su peso objetivo, un año en promedio; posteriormente sólo se requerirá de dar continuidad al tratamiento para el control del paciente. Es aquí donde se puede apreciar el ahorro real de tratar la obesidad y no sus complicaciones.

En conclusión podemos determinar que prevenir o tratar la obesidad no sólo tiene excelentes resultados en la calidad de vida de la población mexicana, sino que disminuirá la prevalencia de enfermedades cardiovasculares, diabetes, dislipidemia y otras; con ello habrá una marcada reducción del gasto en salud y estaremos también en posibilidades de disminuir la mortalidad por estas causas.

Tabla 4. Comparación del gasto por paciente y gasto anual total de enfermedades crónico degenerativas con la obesidad.

 Enfermedad  Obesidad  DM  HAS  Dislipidemia  IAM  Total
 Gasto por paciente  $1,435  $19,399  $13,359  $3,828  $170,000  $208,021
 Número de casos con esta enfermedad  44,066,155  6,400,000  21,670,308  29,885,580  46,759  102,068,802*
 Gasto anual total  $63,234,932,412  $124,153,728,000  $289,498,418,051  $114,402,000,000  $7,949,000,000  $599,238,078,463

*Número de casos totales de todas las enfermedades, un solo individuo puede padecer dos o más enfermedades.

Llegó el momento en que autoridades, profesionales de la salud y población en general tomen cartas en el asunto de la obesidad; todas las partes involucradas deben adquirir conciencia de la importancia que tiene prevenir y tratar la obesidad. Esto nos brindará ahorro de recursos y gasto en salud; y la posibilidad de destinarlos a otro tipo de patologías que requieren de la atención adecuada e inclusive invertir en mejor educación para el personal que brinda la atención en salud e infraestructura; con ello se podrá prestar una atención de mejor calidad y a una mayor población.