El presente y los nuevos desafíos

Marco Antonio Muñoz Socio Área Legal y Tributaria PwC Chile.

Se nos fue el 2016 y recién recibimos el nuevo año, período que se caracterizará y recordará por los contribuyentes, operadores legales y tributarios y la propia Administración Tributaria como el año en el cual se da comienzo a la implementación de los regímenes tributarios que la RT nos impuso hace ya casi más de dos años... para bien o para mal. Sin duda que será un año de mucha expectación, incertidumbre y también mucho trabajo para todos los actores del mundo tributario.

Será un año de evaluaciones, correcciones y también de nuevas herramientas de fiscalización, donde sin duda destaca la creación por parte del SII de su Plan de Gestión del Cumplimiento Tributario. Un plan moderno, ambicioso, que por medio del uso eficiente de sus recursos pudiera lograr importantes avances en materia de fiscalización/recaudación. Para nadie es desconocido el nuevo foco de fiscalización orientado a segmentos de contribuyentes como los denominados "grandes contribuyentes" y "grandes empresas", empresas multinacionales, grupos empresariales, personas naturales de alto patrimonio, entre otros, sobre la base de programas aplicables a las materias que para cada uno de estos grupos de contribuyentes se identificó como riesgosas, desde el punto de vista de su cumplimiento fiscal.

El "antes" y el "después" de la RT no nos puede dejar indiferentes. El actuar de los contribuyentes no puede ser el mismo... y solo hay espacio para aquellos que tomen una posición pro activa frente a los cambios que en materia de fiscalización el SII está implementando con grandes posibilidades de éxito. Trabajar en tiempo presente la identificación de eventuales riesgos legales/tributarios, su valorización y/o priorización, administrarlos y gestionarlos como un modelo integral de prevención de errores y/o faltas, es un deber de los contribuyentes en la hora actual.

En palabras del propio Director del SII, quien ha señalado que "... actuaremos con todo el rigor de la ley contra aquellos contribuyentes que en forma intencional y reiterada eludan o evadan el pago de sus impuestos, pero al mismo tiempo asistiremos y ayudaremos con nuestros funcionarios y con todas las herramientas tecnológicas disponibles a quienes desean cumplir sus obligaciones tributarias y a aquellos que por desconocimiento cometen errores que afectan su cumplimiento" y considerando que la inmensa mayoría de los chilenos privilegian el "cumplir" o el "querer cumplir" sus obligaciones tributarias, la implementación de este modelo de cumplimiento se vuelve imprescindible

Si los deseos de año nuevo se pudieran materializar, sin duda pediríamos un año con un sistema tributario moderno, simple, certero, eficiente y eficaz en su objetivo, que velara por el cumplimiento tributario pero también con pleno respeto de los derechos y garantías de los contribuyentes. A veces los deseos se hacen realidad; esperemos que así sea.

Fecha: 05-01-2017
Medio: El Mercurio - Educación para la Reforma

 

CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
CARLOS VERGARA Socio del área Legal y Tributaria de PwC Chile
La puesta en marcha de un nuevo régimen impositivo demandará a los contribuyentes y asesores un acabado conocimiento del tema.
Las pirámides de Giza se construyeron por los campesinos pobres que no podían pagar tributos en dinero. En Francia medieval la corvée obligaba a los vasallos a aportar su trabajo al señor feudal y actualmente un decreto en Venezuela exige realizar labores agrícolas gratuitamente.

El Estado liberal sustituyó esta imposición arcaica y vejatoria por un impuesto al trabajo. Sin embargo, bajo este mecanismo las personas continúan indirectamente laborando para el Estado, lo que llevó a Tolstoi a considerarlo una forma moderna de esclavitud.

En Estados Unidos existe el Tax Freedom Day , que marca el día exacto del año en que un contribuyente, habiendo trabajado lo suficiente para pagar sus impuestos, comienza a hacerlo exclusivamente para sí.

En Chile deberíamos celebrar la próxima rebaja del impuesto, un aspecto muy positivo de la reforma.
En cuanto a los inmuebles, este 31 de diciembre deja de tener vigencia la norma que permite que las personas naturales no tributen por la ganancia de capital obtenida en su enajenación.